Industria del salmón exhibe los niveles más altos de incumplimiento ambiental

Resultados de cerca de 100 inspecciones realizadas entre 2013 y 2015, practicadas en empresas desde la Región de Los Lagos a la de Magallanes, revelaron que un 81 % de ellas muestran inobservancia de la normativa. Fuente: El Llanquihue 05 de agosto 2015.


La industria del salmón es una de las actividades económicas del país que presenta los más altos índices de incumplimiento ambiental, aseguró Cristián Franz, superintendente del Medio Ambiente.

De acuerdo a los antecedentes aportados por la autoridad, este sector productivo acumula un 81 % de nivel de incumplimiento.

Especificó que ese indicador representa resoluciones de calificación ambiental en las que han detectado al menos una inobservancia a la norma.

“Desde el año 2013 hasta lo que va de 2015, y para las regiones Décima, Undécima y Duodécima, tenemos niveles de incumplimiento que alcanzan un 81 %”, especificó.

El superintendente del Medio Ambiente afirmó que esta irregularidad “es transversal” en la industria, por lo que abarca a la mayoría de las empresas salmoneras.

“Durante estos dos años y medio hemos hecho aproximadamente 100 actividades de inspección ambiental en instalaciones asociadas a la industria salmonera. Y de ellas, el 81% incumple”, reiteró.

CASO RECIENTE

Franz resaltó que a través de esta fiscalización “hemos cubierto razonablemente todas las empresas”.

Uno de las más recientes incumplimientos ambientales fue detectado en el centro de cultivo de Marine Harvest en Isla Guar, lugar en la que establecieron algunas infracciones que calificó como leves.

El superintendente Franz puntualizó que al formular cargos se da inicio al proceso sancionatorio.

Recordó que estas desobediencias quedaron al descubierto luego de una inspección ambiental realizada en 2014, ocasión en la que observaron “la depositación de restos sólidos en el fondo marino; la ubicación de instalaciones del centro de engorda, que estaban al margen de la resolución de calificación ambiental que había obtenido ese centro”.

Esta notificación fue presentada el pasado 28 de julio, momento a partir del que la empresa tiene un plazo de 15 días para escoger opciones de respuesta.

“Puede formular descargos; es decir, intentar desvirtuar aquello que identificamos como incumplimiento y entregar sus pruebas y documentos; y, presentar un programa de cumplimiento, reconociendo las falencias. Puede ofrecer un programa que implica un conjunto de medidas y acciones que lo lleven, dentro de un determinado plazo, a una situación de cumplimiento”, especificó Franz.

Si esa Superintendencia aprueba el plan, la empresa debe aplicar esas acciones que serán fiscalizadas por la entidad; si no lo hace, agregó, se arriesga a una sanción que puede doblar la que pudiera haber recibido originalmente.

ROBOT SUBMARINO

En el marco de ese plan de inspección, la Superintendencia del Medio Ambiente cedió en comodato al Sernapesca, un robot submarino, que potenciará las labores de control en materia ambiental y sanitaria en los centros de cultivo de las salmoneras.

Durante este semestre, se realizará la capacitación del personal, para comenzar a operar en enero de 2016.

Cristián Franz resaltó que el Remote Operated Vehicle (ROV) tiene una cámara de alta definición y puede llegar hasta 500 metros de profundidad. Se usará para fiscalizar el cumplimiento de la normativa ambiental, sobre todo respecto del fondo marino.
Recuadro :
-67 % es el promedio nacional de incumplimiento ambiental, que considera todos los sectores económicos del país.

-100 acciones de fiscalización en instalaciones salmoneras ha realizado la superintendencia del Medio Ambiente, entre 2013 y 2015.

Comments are closed.