Marejadas reabren debate por seguridad de hotel en roquerío

Detractores sostienen que proyecto “Punta Piqueros” se construye en zona de tsunami. Inmobiliaria dice que no hubo daños mayores. Fuente: La Tercera 12 de agosto 2015.


“Las olas parecían de más de seis metros e impactaban la estructura del hotel. Era muy impresionante”, relata Juan Pablo Galleguillos, residente de Concón, respecto de lo que presenció el reciente sábado, en el borde costero de su comuna.

Allí, en medio de las fuertes marejadas que azotaron la Región de Valparaíso, producto del temporal de viento y lluvia en la zona centro-norte, el epicentro de todas las miradas fue el futuro Hotel Punta Piqueros, aún en construcción.

“La naturaleza nos dio la razón, después de que el Estado tuvo una negligencia enorme al aprobar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). La fuerza de las olas sobrepasó la construcción, que ahora está en obra gruesa, lo que no nos garantiza, como ya lo habíamos dicho, que frente a un tsunami puedan resistir los vidrios”, indicó Patricia Arellano, directora del Comité Pro Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar, quienes se oponen a este proyecto inmobiliario.

Esta entidad también cuestiona las dificultades que tendría bomberos para entrar en caso de emergencia.

La construcción considera una inversión de US$ 41 millones y está emplazada sobre una plataforma rocosa, en el borde costero de Concón. Tiene seis pisos bajo el nivel del camino y está pensada para mil 500 personas.

El pasado 13 de julio, el Comité de Ministros, presidido por el titular de Medio Ambiente, Pablo Badenier, dio luz verde para retomar las obras del proyecto, que habían sido suspendidas en 2013, luego de que la Corte Suprema las detuviera hasta que se realizara un EIA.

Aquella aprobación acogió la Resolución de Calificación Ambiental y no consideró un informe de la Onemi, que advertía que “de acuerdo a coordenadas geográficas y cota de emplazamiento del proyecto, se encuentra situado en una zona vulnerable ante amenaza de tsunami, dentro de la zona bajo la cota 30 metros”.

Según el oceanógrafo Alfonso Campusano, “lo preocupante es que no es posible evacuar ese sector, definido como un lugar de caída de materiales en tsunami o terremoto. Nosotros queremos salvar vidas”.

En la Inmobiliaria Punta Piqueros, sin embargo, responsable del proyecto, tienen una visión diferente. Se informó que realizaron evaluaciones tras el reciente sistema frontal y la estructura ya construida no tendría ningún daño mayor.

“Producto del viento se cayeron algunas planchas del cierre perimetral y se salieron cierres provisorios que cubrían ventanales (…) el hotel se construye sobre una plataforma rocosa de superficie mayor que la planta del edificio, de manera que las rocas que separan la obra del mar actúan de forma natural como rompeolas, disipando parte importante de ellas”, aseguró la firma a través de un comunicado.

No obstante, en relación a las imágenes observadas, dispondrán “una estructura de hormigón reforzado en los niveles inferiores y cristales inastillables”.

Comments are closed.