NOAA divulga estrategia para abordar impactos del cambio climático en la pesca

La publicación de la agencia estadounidense se da en medio del que ha sido el año más cálido desde que se tenga registro. Fuente: Aqua.cl, 27 de agosto, 2015.


(Fis.com) En vista de que las condiciones de los océanos continúan cambiando, y están poniendo a los ecosistemas oceánicos y a las comunidades que dependen de ellos en situación de riesgo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) dio un primer paso este jueves 27 de agosto al proporcionar a los administradores pesqueros regionales y a las partes interesadas en el rubro extractivo la información que necesitan para reducir los efectos del cambio climático y generar resiliencia.

“La NOAA acaba de anunciar que el mes de julio -y, de hecho, todo el año hasta ahora- ha sido para todo el mundo el más cálido jamás registrado, impulsado en gran medida por temperaturas cálidas récord del océano”, subrayó Eileen Sobeck, administradora asistente de la NOAA para la pesca.

“Esas aguas más cálidas, junto con el aumento del nivel de los mares, las sequías costeras y la acidificación de los océanos, ya están poniendo a las personas, empresas y comunidades en riesgo. Con esta estrategia, estamos tomando un enfoque proactivo para proporcionar información sobre las condiciones actuales y futuras para tratar de reducir los impactos y aumentar nuestra capacidad de recuperación”, ahondó Eileen Sobeck.

La Estrategia de Ciencia del Clima de NOAA Pesca identifica siete pasos clave para aumentar la producción, suministro y uso de la información relacionada con el clima, para apoyar la gestión de los stocks pesqueros, las pesquerías y las especies protegidas. Los pasos se centran en cómo el cambio climático afecta a los recursos marinos vivos, a los ecosistemas y a las comunidades que dependen de ellos, y en cómo responder a esos cambios.

“Ya estamos viendo animales marinos que cambian el lugar donde viven para hacer frente al cambio climático. Incluso, estamos viendo que las cifras de población de algunas especies están cayendo”, dijo el Dr. Richard Merrick, director de los programas científicos de la División de Pesca de la NOAA y asesor científico principal.

“Proporcionar más información sobre las condiciones actuales y futuras llenará una necesidad crucial. Los administradores de recursos marinos de nuestra nación, junto con las empresas y las comunidades que dependen de esos recursos, necesitan saber qué cambios están llegando para que puedan tomar las medidas adecuadas para mitigar los efectos negativos sobre la economía y el medio ambiente”, agregó Merrick.

La estrategia identifica los principales riesgos que enfrenta Estados Unidos por el cambio climático, entre los que menciona millones de puestos de trabajo en el país, pesquerías oceánicas valuadas en miles de millones de dólares, especies marinas protegidas, hábitats que proporcionan valiosos servicios, y la salud y el disfrute de los océanos y las costas para la recreación y el turismo.

Tras la presentación de esta estrategia, los centros científicos de la División de Pesca de la NOAA y las oficinas regionales trabajarán con socios y partes interesadas -incluyendo los consejos de administración pesquera, otras agencias federales y tribus- para desarrollar y finalizar para 2016 planes de acción regionales que abordan los objetivos de la estrategia.

La NOAA concluyó que esos planes de acción regionales identificarán fortalezas, debilidades, prioridades y acciones para implementar la estrategia en cada región en los próximos cinco años.

Comments are closed.