Contraloría decreta sumario para municipio de Quintero por permisos a hotel Decameron

Contraloría decreta sumario para municipio de Quintero por permisos a hotel Decameron

MEGAPROYECTO. Dictamen objeta loteo que se realizó en las dunas de Ritoque para emplazar el proyecto y otorgar los determinados permisos. Fuente: El Mercurio de Valparaiso, 19 de septiembre, 2015.

Un duro informe emitió la Contraloría Regional de la República sobre el otorgamiento de los permisos de edificación del megaproyecto Decameron en las dunas de Ritoque, en Quintero, al constatar que la Dirección de Obras (DOM) del dicho municipio incurrió en ciertas “infracciones” al entregar el permiso de construcción a la iniciativa.

Según los demandantes, los permisos fueron aprobados “sin contar con la autorización prevista en el artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcción”, que se refiere al cambio de uso de suelo en el loteo de Ritoque y que permite urbanizar el terreno .

En el documento del ente contralor se establece que “resulta objetable que la DOM hubiese sancionado en el año 2013 la modificación del loteo y el anteproyecto de edificación antes mencionados, sin requerir previamente la autorización del artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcción”.

Dada está situación, la Contraloría determinó “que esa entidad edilicia deberá arbitrar las providencias que sean pertinentes atendidas las infracciones determinadas informando de ello…, en un plazo de 15 días contado desde la recepción del presente oficio”.

Además, resuelve que “el municipio disponga, a la brevedad, la instrucción de un sumario administrativo para determinar y hacer efectivas las eventuales responsabilidades administrativas de los funcionarios involucrados”.

Objeciones

En el escrito del ente contralor, se agrega que el loteo se encuentra fuera de los límites urbanos de Quintero y que “no se consta que la empresa Aguas Ritoque S.A. esté autorizada para emitir certificados como el del espacio, no siendo tampoco suficiente efecto de cumplir con el mencionado requisito el convenio acompañado por los interesados, celebrado en enero de 2015, entre la Constructora Rivera Limitada (representante del proyecto) y Esval S.A”.

Esto porque para realizar un proyecto de la envergadura de Decameron, según la Contraloría, es necesario contar con un certificado de factibilidad emitido por la empresa sanitaria correspondiente, lo que no incorpora los permisos.

Otro punto a análisis es que el hotel debía contar con el Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano, el que no fue acompañado a la solicitud ni exigido por la DOM, pese a que el proyecto considera un total de 180 estacionamientos.

Sin embargo, desvalida la tesis de zona inundable presentada por los demandantes. Esto porque el ente contralor considera que ni el Plan Regulador Metropolitano Valparaíso (Premval), ni el Plan Intercomunal Valparaíso (PIV), han determinado el área.

A raíz de los antecedentes, la Contraloría sugiera a la Seremi de Vivienda y Urbanismo que “considerando que habría tomado conocimiento del contrato de promesa de compraventa del Lote 2C y Playa 7 del Loteo ex hacienda Normandie, celebrado entre la Constructora Rivera Limitada y el Hotel Decameron … comunique a la mencionada sede regional de esta entidad contralora las medidas adoptadas al efecto, una vez ponderadas las circunstancias atingentes”.

Reacciones

El informe fue considerado favorable por las partes denunciantes que esperan que, dados los antecedentes, la Municipalidad de Quintero determine la caducidad de los permisos de edificación, los cuales ya fueron cancelados por la empresa.

Respecto al dictamen, uno de los denunciantes, representante de la organización Dunas de Ritoque, Andrés León, manifestó que “el informe de la Contraloría ratifica las denuncias que hicimos respecto a la ilegalidad de los permisos del hotel Decameron, en relación a que se demuestra que no se cumplió con el artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcción, que determina el cambio de uso de suelo. Otra cosa que es relevante es que, en el fondo, el ente contralor ratifica que el permiso del hotel fue indebido, que no hay sustento legal para que el proyecto se emplace en esa zona”.

León ratificó que “el otro tema importante ahí es que Contraloría encontró que el loteo, que tenía permisos del año 2008, estaba caduco porque no se había hecho ningún tipo de obras y eso le quita el sustento a la construcción del hotel y otras iniciativas que se planificaban en el lugar”.

Agregó que incluso “en el penúltimo inciso indica que los documentos que estaban ingresados por la empresa debían ser comprobables y determinó que no se deberían generar documentos con partes interesadas”, situación que según León, fue sostenida en la reunión que estableció con la contralora en Santiago.

La apreciación del demandante es que el documento emitido por el ente contralor, el 11 de septiembre del 2015, “es totalmente favorable, no puede haber otra forma para decir que el trabajo no se hizo en forma legal, esperamos que la municipalidad caduque los permisos porque no tienen sustento legal, fueron generados en forma ilegal y eso lo sanciona la Contraloría”.

Sin notificar

Por su parte el administrador municipal de Quintero, Rubén Gutiérrez, aseveró que la municipalidad aún no recibe la documentación del ente contralor.

“Nosotros estamos todavía en proceso de análisis jurídico, la municipalidad todavía no es informado de manera formal del pronunciamiento y una vez que el informe llegue será revisado por la unidad jurídica y se verá cuáles son las medidas a implementar respecto a lo que mandate el ente contralor, se tiene que analizar y ver las medidas administrativas a tomar”.

Cabe señalar que desde el anuncio de la construcción del hotel Decameron en Ritoque, que considera una inversión de US$ 44 millones, ha existido polémica por su emplazamiento en las dunas siendo objetado por cuatro personas, que en enero de este año, presentaron el recurso a Contraloría.

Asimismo, en diferentes oportunidades los representantes de la iniciativa han dado a conocer que en el año 2008 el proyecto de loteo de la zona fue aprobado por la DOM porque el área está regida por el instrumento regulador PIV, que considera la zona como un área suburbana, rigiendo en ella el artículo 55 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

Con esto ratificaron, en su momento, que el permiso fue aprobado durante la vigencia del PIV y no la del Premval. Además, ampliaron la información de que por ambos permisos, N°6 Y N°7, se habían cancelado aproximadamente 100 millones de pesos al municipio.

-CONTINÚA LA TRAMITACIÓN AMBIENTAL

El megaproyecto de Decameron continúa en proceso ambiental, siendo las últimas observaciones, por parte de los servicios, que carecía de información respecto a la conservación de la zona, medidas de mitigación, sustentabilidad y utilización del instrumento territorial, aspectos que están siendo analizados por la empresa dentro del proceso ambiental y serán contestados en el primer Informe Consolidado de Aclaraciones, Rectificaciones o Ampliaciones, Icsara.