Piden nueva consulta ciudadana para proyecto central El Campesino

Comité Bulnes sin termoeléctricas al Servicio de Evaluación Ambiental. Asimismo, se solicitó al Servicio de Impuestos Internos que realice una auditoría tanto a la Unión Comunal de JJ.VV. y a la empresa Biobiogenera por la entrega de aportes económicos. Fuente: El Diario de Concepción, 10 de septiembre, 2015.


Detractores a los proyectos que Biobiogenera impulsa en la Región: terminal GNL Penco- Lirquén y central térmica El Campesino, marcharon ayer por el centro de la ciudad con dos propósitos bien definidos: solicitar al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) del Bío Bío repetir la consulta ciudadana, y pedir al Servicio de Impuestos Internos (SII) investigar dineros que la empresa estaría entregando a organizaciones sociales.

La primera acción ante el SEA se basa en que, a partir del contenido y volumen de la información adicional incorporado por la empresa en su Adenda presentada el 18 de agosto, se cambia sustantivamente el tipo de proyecto por el cual fueron consultados inicialmente.

Lo anterior, y en específico, relacionado con la sustitución del agua por aire como parte de sus procesos de enfriamiento, sostuvo el tesorero del Comité Bulnes sin Termoeléctricas, Guillermo Enríquez.

“La idea es que hablemos el mismo idioma, porque las antiguas preguntas nuestras se relacionaron, mayoritariamente, con la utilización de agua. Hoy, es el aire que se verá impactado, por lo que creo nos merecemos que se nos consulte nuevamente”.

Cabe recordar que la normativa que rige la evaluación ambiental especifica que “si durante el procedimiento de evaluación el Estudio de Impacto Ambiental hubiese sido objeto de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones (…), y éstas modifican sustantivamente el proyecto, o los impactos ambientales que genera, la Comisión de Evaluación deberá abrir una nueva etapa de participación ciudadana” (artículo 92 del reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, Seia).

Ante el SII Por su parte, el vocero de la Coordinadora Penco-Lirquén, Leonidas Arancibia, explicó que la acción ante el SII se relaciona con una denuncia que busca que se realice una auditoría a la Unión Comunal de JJ.VV. de Penco y a la empresa Biobiogenera.

La denuncia se relaciona con una serie de irregularidades que han quedado de manifiesto a través de correos electrónicos a los que han tenido acceso fortuitamente, explicó Arancibia.

Éstas se relacionan con aportes de Biobiogenera para el financiamiento de actividades de una organización social, de manera “aparentemente” irregular. También, los denunciantes se centraron en que si bien el rechazo de las organizaciones sociales a las que se acercó la empresa Biobiogenera fue mayoritario, “llama la atención de los vecinos que la Unión Comunal de JJ.VV. de Penco, fuera cambiando su postura y hoy sea una de las pocas que brinda apoyo a Biobiogenera, en circunstancias que al principio se opuso a esta empresa”.

Ante esto, el presidente de la citada Unión Comunal, Romualdo Sáez, sostuvo que “se trata de una acusación burda y mal intencionada, obtenido de la intromisión indebida en correo institucional, lo que en sí mismo constituye una ilegalidad. Estamos ante una situación que no tiene nada de anormal ni poco frecuente para una entidad social, a la cual se intenta dar una connotación maquiavélica”.

18 agosto Biobiogenera presentó su Adenda, donde se responde a las organizaciones sociales. Éstas aseguran que el proyecto ha cambiado sustantivamente, por lo que procede un nuevo proceso de participación ciudadana.

por Javier Ochoa

Comments are closed.