Plan “antiesmog” acota restricción vehicular, prohíbe la leña y define zonas verdes en Stgo

Regirá entre el 1 de mayo y el 31 de agosto de cada año. Buscará reducir a la mitad las emisiones de material particulado fino hacia el término de la década. Fuente: El Mercurio, 14 de diciembre, 2015.


Ver noticia relacionada ExpertosCuestionanPlan

Hasta 4.599 toneladas de material particulado fino (MP 2,5) se emiten cada año en Santiago, según el último inventario de contaminantes realizado en 2014 por la Usach. A este tipo de contaminante, responsable de la muerte prematura de 4.200 personas, los santiaguinos estuvieron expuestos durante 50 días con episodios críticos este año.

Estas cifras superan las recomendaciones internacionales de la Organización Mundial de la Salud. El año pasado, cuando la Contraloría decretó que la capital está saturada por MP 2,5, detectó que cada día Santiago supera los 50 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) de emisiones, considerado como el límite de la norma.

Con el propósito de revertir la situación, el Ministerio de Medio Ambiente está terminando el anteproyecto de un nuevo plan de descontaminación con medidas dirigidas al MP 2,5. Este documento, que debía presentarse en noviembre, será dado a conocer en los próximos días por el Gobierno.

Entre las medidas que incluye está la restricción vehicular a catalíticos, pero solo para episodios críticos como preemergencias y emergencias ambientales. Queda así atrás la idea de Transportes de aplicarla como una medida permanente.

Con esta modalidad, según el subsecretario de Transportes, Cristián Bowen, la restricción funcionará como lo hizo este año, bajo el sistema provisorio de “alertas sanitarias ambientales”, que permitió restringir a los catalíticos. “Hoy avanzamos en responder problemas medioambientales”, señala.

Otra medida se relaciona con el fomento de vehículos eléctricos. El subsecretario de Transportes señala que se harán coincidir con el plan los incentivos para que en el nuevo Transantiago de 2018 (cuando caducan los actuales contratos con los operadores) se introduzcan incentivos para el ingreso masivo de buses eléctricos, híbridos y con diversas tecnologías de bajas emisiones.

El intendente Claudio Orrego especifica que los autos eléctricos e híbridos “quedarán exentos de cualquier tipo de restricción”.

Asimismo, también se planean zonas de baja emisión, una medida similar a los ejes ambientales, una medida que este año restringió la circulación de catalíticos por arterias como Los Leones e Independencia para privilegiar el transporte público.

“Buscamos implementar una zona verde en el centro de Santiago, donde van a tener un incentivo especial los vehículos de baja emisión”, adelanta el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier. Agrega que “van a existir restricciones territoriales vinculadas al anillo Américo Vespucio para restringir el ingreso de vehículos pesados”.

Para restringir la contaminación domiciliaria, quedará prohibido el uso de leña en forma permanente. También se elevarán las exigencias a las industrias.

Según fuentes del Gobierno, las medidas tendrán un costo superior a los US$ 700 millones. Esa inversión es ampliamente superada por el costo anual que implica la contaminación atmosférica al país. Se estima que de no aplicar medidas, Chile perderá más de US$ 2.800 millones por causas derivadas del esmog.

El plan también incluye acciones para el sector agrícola, con el objetivo de que se controle el uso de fertilizantes contaminantes.

Cronograma

Pasos finales del plan

El proceso de participación ciudadana se extenderá por tres meses. Por ello, el Gobierno aspira a enviar el plan a la Contraloría en marzo para su revisión final.

Últimas alertas

Como el plan no estará listo para debutar el 1 de mayo, se deberán implementar nuevamente las alertas sanitarias ambientales con sus medidas extraordinarias para reducir emisiones de MP 2,5. Además, se deberán repetir las acciones del actual plan para material particulado grueso.

1 Comment

  1. Karsten Berg dice:

    Texto original: El intendente Claudio Orrego especifica que los autos eléctricos e híbridos “quedarán exentos de cualquier tipo de restricción”.

    Totalmente de acuerdo con los autos eléctricos (zero emisión). No con los autos híbridos, señor Orrego!