Retraso en la inversión: 51% de los proyectos energéticos aprobados en 2012-2013 no han iniciado construcción

Entre las causas están las nuevas condiciones de mercado, con menos disponibilidad de contratos disponibles dado la baja de proyectos mineros. Fuente: Diario Financiero, 7 de diciembre, 2012.


Versión original con gráficos acá

Entre 2012 y 2013 se aprobaron 182 proyectos de inversión en energía por US$ 29.800 millones. En la larga lista figuran obras que serían emblemáticas como la central Punta Alcalde – que sería la primera termoeléctrica con un domo para cubrir sus canchas de carbón- o la central hidroeléctrica Cuervo en Aysén.

Sin embargo, parte importante de ellos no han comenzado su construcción, pese a que han transcurrido hasta tres años desde que recibieron la autorización ambiental.

La suspensión -en algunos casos temporal y en otros más cercanos a lo definitivo- tiene varias causas, entre ellas las condiciones de mercado y falta de financiamiento, y por otro lado, carencia de algunos permisos o por decisión de la empresa.

Por las condiciones de mercado, por ejemplo, Punta Alcalde, uno de los proyectos que había logrado sortear con cierto éxito los años donde varias iniciativas cayeron vía judicialización, tuvo que detener su desarrollo. En enero pasado, Endesa comunicó que lo pararía a la espera de poder despejar la incertidumbre respecto de su rentabilidad.

Uno de los grandes problemas de las eléctricas han sido que los grandes consumidores que se proyectaban se habían caído antes. Esto, porque varias iniciativas mineras que ya deberían estar en construcción fueron detenidos, primero por la judicialización y hoy por la baja de los commodities que golpeó fuertemente el ritmo de las inversiones.

Aunque hay un desfase en algunas inversiones por condiciones de mercado, hay que recordar que el sector energético ha ido subiendo su nivel de actividad, después de haber estado muy paralizada la construcción de proyectos durante la administración de Sebastián Piñera. De hecho, según el indicador de intensidad de inversión por trimestre de la CBC, mientras minería ha venido sistemáticamente a la baja desde el tercer trimestre de 2013, energía ha subido, especialmente este año. El informe destaca que proyectos como Alto Maipo (con RCA desde 2009) y la central Kelar (con permiso ambiental desde 2013) ha impulsado la inversión. De todos modos, en la CBC destacaron que 50% de los proyectos que fueron ambientalmente aprobados en el período analizado está en construcción o fue terminado, lo que es una mejora en la tasa de realización.

Proyectos más pequeños

Al analizar la magnitud de los proyectos hay algunos cambios. Por ejemplo, crecen los diferidos a 44% y los que están en ingeniería a 32%, mientras los terminados y en construcción se acotan a 13% y 11%, respectivamente. Consultados sobre si esto demuestra que está siendo más difícil hacer proyectos más grandes, desde la CBC señalan que en parte así es, aunque dadas las fechas analizadas, acá no se incluyen megaproyectos como Castilla o HidroAysén. “Una parte importante de la cartera de proyectos diferidos corresponde a un sinceramiento de su factibilidad de ejecución frente a proyectos alternativos o competitivos”, explican. En el organismo agregan que el sector energético ha sorteado adecuadamente las dificultades del momento económico, a raíz de las medidas impulsadas por el Ministerio de Energía.

En minería, agregan, aunque pesan más los factores externos, parece necesaria una mejor interacción de los actores público-privados.

Comments are closed.