Ricardo Díaz, Ambientalista del Año: “Solo fue posible gracias al apoyo ciudadano”

“La institucionalidad no puede convertirse en un buzón de permisos para el empresariado”, Fuente: Terram.cl, 31 de diciembre, 2015.


El filósofo y vocero del movimiento ‘Este Polvo te Mata’ agradeció el reconocimiento otorgado por Fundación Terram, y aprovechó de realizar un llamado de atención al gobierno en pos de la salud de los habitantes de Antofagasta.

¿Qué significa para usted y para Este Polvo te Mata este reconocimiento al “Ambientalista Destacado” en el Balance anual de Fundación Terram?

Asumo este reconocimiento como un premio a lo que todos los vecinos y vecinas de Antofagasta han hecho por su ciudad. Asumir la vocería ha sido un proceso de aprendizaje por parte de todos los que somos parte de este movimiento. Los pobladores, los profesionales y el apoyo constante del Colegio Médico permitieron que pudiésemos levantar un tema que era ignorado y ocultado por las empresas y por el gobierno. Solo el apoyo de la ciudadanía logró hacer despertar este tema y con ello hacer una defensa de la ciudad, anteponiendo el valor del respeto al medioambiente y de la vida por sobre el de los negocios y la ganancia de la industria.
Esta discusión valórica solo fue posible gracias al apoyo ciudadano, este premio reconoce al antofagastino y antofagastina -que decidió dejar de estar encerrado apático en su casa- y se dispuso a defender su casa común: la ciudad.

¿Cuáles son los desafíos que enfrentan como movimiento en materia ambiental para este 2016?

El gran desafío es romper el discurso empresarial de ganancia y seudo-responsabilidad empresarial, por una visión de compromiso con la vida, el medioambiente y el desarrollo de la ciudad. Para ello requerimos leyes que efectivamente protejan a las personas y los recursos ambientales por sobre los intereses económicos. La institucionalidad no puede convertirse en un buzón de permisos para el empresariado, sino que ser una acción que proteja con mirada de futuro y de cuidado de los recursos naturales y de las personas que ven afectada su salud por estos procesos.
Las grandes batallas serán por la protección de nuestros recursos, una reforma efectiva del SEA en favor de la vida y el ambiente, y leyes que regulen y doten de herramientas efectivas en favor de las comunidades.

¿Cómo califican el actuar de los actores involucrados en el conflicto, especialmente del Gobierno y de la ciudadanía de Antofagasta?

Una ciudadanía empoderada logró que el gobierno y la empresa empezaran a reaccionar y ser más responsables. Hoy en Antofagasta se reconocen los problemas ambientales, y ahora esperamos que el gobierno asuma un verdadero rol preventivo en favor de la ciudadanía y repare y proteja a las personas de futuros daños ambientales. Queremos un gobierno que apunte a los problemas de fondo y que decida de una buena vez dejar de sacrificarnos en pos de cifras macroeconómicas y que se decida a cuidar la salud y la vida de los habitantes de esta región.
Necesitamos menos parches, menos soluciones faranduleras y más preocupación por el desarrollo sustentable y real compromiso por el medioambiente y la salud de las personas. Pero para ello necesitamos seguir convocando más, en una ciudad de 400 mil personas no bastan solo 10 mil marchando, debemos lograr que todos sientan que la lucha por el cuidado ambiental es una lucha por la vida y por el tipo de sociedad que deseamos construir.

por Ricardo Bustamante, Periodista Fundación Terram.

Comments are closed.