CDE demanda a representante de buque tanque por derrame

La acción interpuesta en la Corte de Apelaciones busca que el privado a cargo de la nave “Mimosa” pague al Estado los gastos incurridos tras el vertimiento de petróleo en Quintero, monto que supera los $ 800 millones. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 10 de enero, 2016.


Una demanda de indemnización de perjuicios presentó el Consejo de Defensa del Estado (CDE) ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso en contra de la empresa “Agente de Naves Agental Agencia Marítima S.A.”, representante legal -según estima la acción legal- del buque tanque “Mimosa”, embarcación de la cual se vertió más de 38 mil litros de petróleo al mar la madrugada del 24 de septiembre de 2014.

De acuerdo a lo establecido en la demanda, el vertimiento de crudo en la bahía de Quintero provocó un daño hidrobiológico al “Patrimonio Ambiental del Estado de Chile”, existiendo con ello una responsabilidad civil por parte de la embarcación, lo que debe -consigna el documento- ser resarcido por la empresa representante.

La acción judicial fue presentada por el abogado Rodrigo Herrera Cienfuegos, abogado procurador fiscal (s) de Valparaíso en representación del Estado de Chile, y busca que la empresa pague los gastos incurridos por los diferentes organismos del Estado en el control de la emergencia, monto que está estipulado -hasta ahora-en $ 831.926.566.

En el documento se especifica que “en la representación que invisto por el Estado Fisco de Chile, vengo en interponer una demanda de indemnización de perjuicios, en conformidad a lo dispuesto en el Decreto Ley N° 2.222, Ley de Navegación (D.O. de fecha 31 de mayo de1978) y el Convenio Internacional sobre Responsabilidad Civil Nacida de Daños Debidos a Contaminación de Hidrocarburos de 1992 y demás normas aplicables y pertinentes, en contra del LR MIMOSA, dueño del B/T ‘LR Mimosa’, empresa extranjera del giro naviero, representada en Chile por el Agente de Naves Agental Agencias Marítimas S.A:, representada a su vez por su gerente general don Víctor Oelchers”.

Establecido esto, la demanda solicita que se condene “a la demandada como autora de daños ocasionados por contaminación causados por el derrame de hidrocarburos procedente desde el B/T LR MIMOSA, al pago al Estado-Fisco de Chile de los diversos perjuicios que tal derrame ha ocasionado”.

Y agrega que “perjuicios cuyo monto esta parte viene en reservar para la fase de cumplimiento incidental del fallo, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 173 inciso 2 del Código de Procedimiento Civil, con los intereses y reajustes que correspondan”.

Esto quiere decir, según el artículo citado del Código de Procedimiento Civil, que la cifra a demandar será discutida en juicio y reajustada de acuerdo a las partes y los nuevos cálculos de gastos que estime el Estado, por lo que el monto inicial de $ 800 millones se podría incrementan respecto a la demanda, el gerente zonal de Agental, Ricardo Clavijo, advirtió que “yo tengo que esperar para leer esta información porque no he recibido noticia al respecto, no he sido notificado. Lo único que puedo decir es que no somos representantes del armador, el representante es Ultramar y se tienen que ver los antecedentes”.

ARGUMENTOS

El CDE en la demanda describe detalladamente los hechos que ocurrieron la madrugada del 24 de septiembre de 2014 y sostiene que tras una coordinación entre Agental y Ultramar, este último dueño de los remolcadores que participaron de la maniobra, se coordinó el cambio del remolcador “Horcón” al remolcador “Puyehue”, lo que se produjo a las 3:54 horas. Después de esa maniobra, de acuerdo al el escrito, “alrededor de las 4:02 horas se produjo el corte de las espías de amarre del buque a la mono-boya”.

“Al cortarse las espías de amarre, la nave continuó la viada atrás, producto de la tracción ejercida por el Ram ‘Puyehue’ hasta que la tracción actuó directamente sobre los pernos que unían los flanges de los flexibles y el maniforld, provocando su separación alrededor de las 04.07 horas”, afirma la demanda.

A raíz de este hecho, el CDE advierte que “se produjo un derrame de 38,7 metros cúbicos de petróleo crudo, el que conforme al Reglamento para el Control de la Contaminación Acuática, corresponde a un derrame mediano”.

En definitiva, en la demanda se confirma que “el petróleo crudo derramado procedía del buque, al generarse el suceso en pleno proceso de descarga desde el buque hacia el Terminal Marítimo de Enap Refinería S.A., efectuado, adicionalmente, sin las necesarias medidas de seguridad exigibles del caso en concreto”.

Esto provocó, consigna el escrito, el deterioro ambiental que afectó a la bahía de Quintero, la playa de Ventanas, Loncura, llegando hasta Cachagua, en la comuna de Zapallar.

DAÑO AL ESTADO

El derrame de petróleo activó la acción de una serie de servicios públicos para contener la emergencia, siendo este el principal punto de la demanda del CDE. “El Estado-Fisco de Chile ha sufrido un daño emergente debido a los diversos gastos en que debió incurrir debido al
derrame de hidrocarburos. En efecto, ha debido enfrentar los gastos que involucran las acciones de monitoreo, control, limpieza marina y costera del petróleo derramado… el derrame ha generado “daños ocasionados por contaminación”, conforme al estatuto particular del Convenio internacional sobre Responsabilidad Civil”, describe el documento.

Además, estima que “el derrame provocó indudable perjuicio al Patrimonio Ambiental del Estado de Chile, constituido por un daño al ecosistema en su conjunto, a la biodiversidad de la zona, al borde costero, al turismo y al medio ambiente marino en general, todo lo que deberá ser resarcido mediante la presente demanda”.

Entre las instituciones y sus respectivos montos figuran la Gobernación Provincial de Valparaíso, con más de $ 3 millones; la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, $25 millones; Sernatur, $351 millones; la Superintendencia de Medio Ambiente, $ 11 millones; la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, $ 350 millones; Sernapesca, $18 millones; Salud, $ 57 millones y Medio Ambiente, con más de $1 millón.

“El Estado-Fisco de Chile ha sufrido un daño emergente debido a los diversos gastos en que debió incurrir debido al derrame (…) ha debido enfrentar los gastos de monitoreo, control y limpieza…”

“El derrame provocó indudable perjuicio al Patrimonio Ambiental del Estado, constituido por un daño al ecosistema en su conjunto, a la biodiversidad, al borde costero, al turismo y al medio ambiente marino”.

GASTOS

Sernatur con una inversión de $ 351.483.750 millones.
Subsecretaría de Pesca considera un gasto de $ 350 millones.
Ministerio de Salud realizó un gasto de $ 57.561.136
Directemar realizó una inversión de $ 25.199.382

Sernapesca con un gasto de $18.360.316 millones.
Superintendencia de Medio Ambiente con una inversión de $ 11.874.166.
Gobernación Provincial de Valparaíso con una inversión de $ 3.863.000
Ministerio de Medio Ambiente con un gasto de $ 1.710.066.

$ 800 millones es la base de la demanda, cifra que podría subir de acuerdo a intereses o un nuevo informe de gastos por las diferentes organizaciones del Estado.

38.700 litros de petróleo fueron vertidos al mar. lo que es considerado por el Consejo de Defensa del Estado como un “indudable perjuicio al Patrimonio Ambiental del Estado de Chile”.

351 millones es la mayor cifra de gastos que presenta el CDE y pertenece a Sernatur. organismo que está siendo investigado por la Contraloría que emanó un preinforme con irregularidades.

EL VERTIMIENTO DE PETRÓLEO AFECTÓ A MÁS DE 10 PLAYAS DEL LITORAL, LLEGANDO INCLUSO A CACHAGUA, EN LA COMUNA DE ZAPALLAR.

Comments are closed.