La extinción total del incendio en el relleno sanitario Santa Marta podría durar meses

Combate del fuego con espuma, el primer plan desplegado ayer, fracasó. Empresa operadora admitió presencia de desechos hospitalarios. Quinientos bomberos y 16 retroexcavadoras intentan controlarlo. Fuente: El Mercurio, 20 de enero, 2016.


Nosotros tenemos problemas de rellenos sanitarios permanentes. En el río Maipo tenemos uno con basura. Hace dos años que está prendido”.

La revelación del comandante del Cuerpo de Bomberos de San Bernardo, Pablo Gómez, en medio del combate del incendio que afecta al relleno sanitario Santa Marta y que cubrió de humo a millones de habitantes de la Región Metropolitana, ilustra lo complejo que resultará controlar el mayor siniestro de 2015.

Es que Santa Marta -uno de los tres rellenos sanitarios que reciben los residuos domiciliarios de la capital- arde desde el lunes en dos dimensiones: en la superficie y bajo sucesivas capas (y toneladas) de desperdicios.

Por arriba, el incendio es el responsable del humo que ayer cubrió la ciudad (ver nota relacionada). Las autoridades esperaban tenerlo controlado en un 50 o 60% durante esta madrugada, y totalmente extinguido en lo que resta de la semana.

El plan que no resultó

El siniestro subterráneo, también llamado anaeróbico, sin embargo, es el de más difícil pronóstico. “No hay una información de cuánto nos vamos a demorar”, admite el intendente metropolitano, Claudio Orrego. “Podría durar meses”, añade.

“El relleno sanitario va a permanecer cerrado todo el tiempo que sea necesario; no va a funcionar mientras no dé seguridad en sus condiciones de operación”, agrega el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier,

El sombrío pronóstico cobró más fuerza en la tarde de ayer, cuando se confirmó que la primera estrategia de Bomberos no dio el resultado esperado. La fórmula consistía en desplegar una espuma especial, aportada por Gendarmería, que “ahoga” el fuego al impedir que tenga contacto con el oxígeno del ambiente y, a la vez, evita la filtración de líquidos percolados.

Desde Conaf explicaron que el problema pudo producirse porque la espuma no haya podido cubrir todo el sector afectado.

Ante el traspié, las autoridades optaron por poner en marcha el “Plan B”: cubrir la basura con tierra fresca.

Para ello se iba a trabajar durante toda la madrugada, con 16 máquinas retroexcavadoras y 21 camiones aljibe, además de 23 compañías de Bomberos y 500 voluntarios.

¿Por qué no se hizo desde la tarde del lunes, cuando comenzó el fuego? El comandante Gómez respondió aludiendo al contexto en el que surgió el fuego: el sábado, el relleno Santa Marta sufrió un deslizamiento de una sección de 400 metros de desperdicios, los que quedaron expuestos a la intensa ola de calor del fin de semana. La fragilidad del terreno impedía el acceso de carros de Bomberos y ponía en riesgo a los voluntarios, por lo que estos recién pudieron ingresar ayer, una vez que con ayuda de maquinaria pesada se habilitó un senda.

Pese a ser emplazado ayer en varias ocasiones por Orrego, el consorcio Santa Marta, a cargo del relleno, solo se pronunció a través de comunicados. En el segundo de ellos confirmó un rumor que circuló por horas: la existencia de desechos hospitalarios en el recinto. Descartó, no obstante, que estén expuestos a las llamas, ya que están localizados lejos del incidente.

Además de dos sumarios sanitarios y una indagación de la Superintendencia de Medio Ambiente (ver recuadro), el consorcio Santa Marta enfrenta una causa penal a cargo del Ministerio Público. El jefe de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente de la PDI, comisario Marcos Fierro, aseveró que “no se puede descartar ninguna hipótesis”.

”El relleno sanitario va a permanecer cerrado todo el tiempo que sea necesario. No va a funcionar mientras no dé seguridad en sus condiciones de operación”. PABLO BADENIER Ministro del Medio Ambiente

”No nos va a temblar la mano para aplicar multas y sanciones cuando corresponda, pero ahora es la emergencia la que nos convoca”.

CLAUDIO ORREGO Intendente metropolitano
Empresa acumuló dos sumarios sanitarios en cuatro días

Dos sumarios sanitarios iniciados por la seremi de Salud Metropolitana completó el Consorcio Santa Marta, propietario del vertedero de Talagante, en los últimos cuatro días.

El primero fue instruido el sábado, luego de que en el sector donde se compacta la basura se produjera un deslizamiento de terreno que dejó expuestos desechos y produjo un fuerte hedor, según denunciaron los vecinos.

Entre las hipótesis que se investigan para explicar lo ocurrido está el que pudo haber existido un problema en el cálculo de la mezcla de tierra y basura que se utiliza para compactar los desechos o que la empresa Santa Marta no habría estado cumpliendo con la proporción necesaria para realizar dicha operación.

El incidente obligó a la seremi a prohibir que cualquier persona se acercara a menos de 50 metros a la zona del deslizamiento.

Fue en ese mismo sector donde materiales inflamables quedaron al descubierto y donde se generó el incendio en la tarde del lunes, lo que ayer motivó la apertura de un segundo sumario sanitario al consorcio. Dicha investigación, de carácter secreto, busca establecer las responsabilidades involucradas en lo sucedido.

La Superintendencia de Medio Ambiente, además, inició un estudio para levantar cargos por eventuales incumplimientos de la resolución de calificación ambiental del relleno, anunció el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Comments are closed.