Senadores prometieron visitar Puelo para conocer en profundidad el conflicto

El grupo de activistas de Puelo sin Represas expuso sobre una serie de irregularidades que adolecería el proyecto de la empresa Mediterráneo; entre otros, se construye un camino sin estudio ambiental.Fuente: El Llanquihue de Puerto Montt, 28 de enero, 2016.


Noticia Relacionada Defensores del Rio Puelo presentan sus demandas

Su rechazo total al proyecto de construcción de la central hidroeléctrica en el sector de Río Manso, de la localidad de Río Puelo, expuso una delegación integrada por diversos sectores de Cochamó, ante la comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado.

El grupo de activistas fue representado por la abogada Macarena Soler, de Geute Conservación; la comunidad Domingo Cayún Panicheo, y Rodrigo Candeza, presidente de la corporación Puelo Patagonia, los que expusieron sus aprensiones sobre un proyecto que se lleva adelante con una serie de contravenciones.

Ante la comisión presidida por el senador Antonio Horvath exigieron intervención de las autoridades sobre las implicancias medioambientales, sociales y culturales, que tendría para la zona la construcción del proyecto Mediterráneo.

Esta presentación fue la gran oportunidad que tuvo el grupo para comunicar el conflicto que vive el valle de Puelo. “No se entiende cómo un proyecto con tantas deficiencias, como abuso del sistema, de las conexiones con los poderes económicos, no está discutiéndose en el Senado”, sostuvo Rodrigo Condeza.

En dicha sesión, estuvieron presentes, además, los senadores de la Región Iván Moreira y Rabindranath Quinteros, además de Lily Pérez, Isabel Allende y Alberto Espina. Y los diputados Patricio Vallespín, Antonio Horvath y Alfonso de Urresti, los que prometieron visitar la zona para conocer en profundidad el conflicto.

También fueron escuchados los representantes de las comunidades cordilleranas. “Hay que esperarlos en Puelo, les hicimos una invitación, y se comprometieron a ir para así conocer directamente la zona”, dijo Aldo Gallardo, habitante del Valle de Puelo.

Los senadores asumieron ciertos compromisos orientados a entender y a informarse respecto de lo que sucede en la comuna cordillerana.

A juicio de la abogada Macarena Soler, este proyecto no debió ser aprobado, porque no cumplía con los requisitos mínimos. “No se entiende por qué lo aprobó el comité de ministros”, afirmó.

El senador Alfonso de Urresti también expuso su desacuerdo con el proyecto apoyando a los detractores de la central Mediterráneo, que “claramente afecta a las comunidades y pueblos originarios, a emprendimientos turísticos y a la belleza escénica”, y comentó que han despachado una serie de oficios para exigir información adicional y cumplimiento a la normativa vigente a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la Cancillería, para ver los recursos hídricos compartidos.

El senador Rabindranath Quinteros también apoyó a las comunidades del valle, entendiendo la indignación de la población que ve dañado su territorio sin que se hayan tomado las precauciones.

“Me consta que la comunidad ha propuesto formas distintas de transmisión, para evitar las torres y así mitigar en parte el impacto visual. En este sentido, comparto la preocupación y espero que se tomen todas las medidas que correspondan, para que no se lleve adelante esta destrucción ecológica en nuestras bellezas naturales”, sostuvo Quinteros.

La cuenca del Puelo y sus ríos están amenazados por cuatro proyectos de gran impacto para la comunidad y su entorno. Uno de ellos fue aprobado en noviembre del año pasado por el Comité de Ministros. El proyecto Hidroeléctrico Mediterráneo busca producir 210 MW, transmitiendo esta energía a través de un tendido eléctrico de 60 kilómetros que está trazado por el centro turístico del valle, con torres de alta tensión de hasta 150 metros de altura que estarían a la vista. El tendido va directamente al Sistema Interconectado Central.

Según se expuso la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), fue entregada con irregularidades y no se tomaron en cuenta consultas indígenas de la comunidad Domingo Cayún Panicheo, sin considerar pinturas rupestres Tehuelches y no se mencionaron especies endémicas en peligro de extinción como el huemul, la ranita de Darwin y el huillín.

La comunidad ha tomado medidas legales y de protesta en contra de la empresa, para impedir el deterioro ambiental que llevaría adelante la empresa Mediterráneo.
Recuadro :
-60 kilómetros de rendido eléctrico está trazado por el valle más turístico de la Región de Los Lagos.

-150 metros tendrían las torres de alta tensión, de acuerdo al proyecto de la empresa Mediterráne

Comments are closed.