Ayseninos presentan recurso en Contraloría por aprobación de proyecto Río Cuervo

Este lunes diversas organizaciones sociales y ambientales de Aysén presentaron ante la Contraloría Regional un requerimiento por lo que consideran “una serie de irregularidades cometidas por los ministros de Medioambiente, Minería y Energía, durante la sesión del Comité de Ministros en que se dio el visto al proyecto río Cuervo”. Fuente: Radio U. de Chile, 18 de abril, 2016.


Un nuevo y preocupante antecedente de lobby en el marco de la aprobación del proyecto hidroeléctrico Río Cuervo denunciaron este lunes las organizaciones sociales y ambientales de la Patagonia.

Los dirigentes ya habían interpuesto un recurso por la reunión que sostuvo la ministra de Minería, Aurora Williams, con los titulares del proyecto, las firmas Glencore y Xtrata el 11 de noviembre del año pasado, donde se trató “la contingencia del proyecto Río Cuervo y la posibilidad de su desarrollo futuro”, según señala el portal del lobby.

Ahora, se supo que no sólo la ministra había tenido reuniones, sino también con el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, y de Energía Máximo Pacheco.

El asesor jurídico de la Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida, Erwin Sandoval, sostuvo que la empresa debió hacerse cargo de todas las circunstancias asociadas a su proyecto en el expediente administrativo y añadió que si los ministros tenían dudas, éste tendría que haber sido rechazado: “Si a través de estas reuniones la empresa incorporó antecedentes, resolvió dudas, o llenó vacíos el procedimiento es completamente ilegal”.

La situación es más grave porque las organizaciones pidieron una audiencia con la ministra Williams en las mismas fechas en las que se registraron los encuentros con los ejecutivos, la que fue rechazada, ya que, debido a que habían 11 recursos de reclamación pendientes y que el Consejo de Ministros debía resolver su aprobación, “podría constituir violación a las normas de probidad”.

Aun así, el 18 de enero de este año el Comité de Ministros dio luz verde al embalse de 13 mil hectáreas. En ese sentido, el abogado sostuvo que, según han estudiado junto a la organización Fiscalía del Medioambiente (FIMA) la aprobación de la central sería inválida.

Por ello piden que se revierta el proceso y se analice realmente los argumentos de la ciudadanía principalmente preocupada por la zona en la que se emplazará el proyecto, que coincide con la falla geológica de Liquiñe-Ofqui y que podría generar una serie de peligros, tal como indicó Hugo Díaz, representante del Wallmapu en la región de Aysén.

“Se emplaza en las cercanías de dos comunidades, Puerto Chacabuco y Puerto Aysén y hay peligros que no han sido detallados al ser esta una zona de volcanes, de una inestabilidad geológica tremenda y donde la posibilidad de una inundación por culpa del embalse no ha sido totalmente despejada”.

Recordemos que las organizaciones han denunciado diversas irregularidades por parte de la firma en el proceso de tramitación ambiental, pidiendo que se le cancele la resolución o RCA.

En ese sentido, afirman que el proyecto Río Cuervo ha sido tan irregular como HidroAysén y advirtieron que, además, es una puerta de entrada e iniciativas de similares características en la zona.

Comments are closed.