Comisión de Pesca sesionó en Puerto Montt para abordar nueva crisis salmonicultora

El ministro de Economía informó que el objetivo de la sesión era realizar una evaluación de lo que fue la emergencia ambiental causada por la floración de microalgas, así como también discutir sobre los principales retos de la salmonicultura. Fuente: Aqua, 8 de abril, 2016.


Este viernes 8 de abril, la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados sesionó de forma especial en la ciudad de Puerto Montt (Región de Los Lagos), con el fin de analizar los efectos de la crisis que ha vivido las últimas semanas la industria del salmón producto del bloom de algas.

En la instancia participó el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, junto al subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, y el director nacional de Pesca, José Luis Burgos. También estuvo presente  el presidente de la Comisión, el diputado Fidel Espinoza, además de otros congresistas.

En la ocasión, el diputado Espinoza, valoró, en primera instancia, el hecho de que la comisión haya decidido sesionar en Puerto Montt, dando muestra de la preocupación que ha generado la situación de la industria del salmón. Comentó que “en esta reunión no sólo se hará un diagnóstico, sino que se espera que se asuman compromisos y acuerdos para avanzar y trabajar especialmente con los sectores más afectados. Hay que llegar a consensos y por eso hemos pedido al intendente que se preocupe de que la Mesa de Trabajo que se formó funcione, ya que dicha instancia no ha andado de la mano con la crisis que tenemos”.

El congresista recalcó que la industria del salmón requiere –y que sus mismos actores lo han solicitado– una mejor regulación. “Como presidente de la Comisión de Pesca este año tendré el desafío de avanzar en esa materia. Ojalá que podamos regular la producción y dar más estabilidad a una actividad que cuando tiene vaivenes afecta a miles de familias”, dijo.

El ministro de Economía, en tanto, informó que el objetivo de la sesión era realizar una evaluación de lo que fue la emergencia ambiental causada por la floración de microalgas, así como también discutir sobre los principales retos de la salmonicultura. “Tenemos una industria que enfrenta tremendos desafíos en materia de Investigación y Desarrollo y en mejores condiciones de interacción con las comunidades; creemos que en eso tenemos que centrarnos. Se requieren más estudios sobre temas sanitarios y enfermedades; eso debe interactuar con lo que son las condiciones para los trabajadores”, expuso.

La autoridad agregó que “como gobierno hemos sido muy activos”, en términos de apoyar al sector para que tenga un mejor desempeño. “Cuando enviamos el proyecto de relocalizaciones, lo que queríamos era generar mejores condiciones sanitarias, para que ciertos centros salgan, por ejemplo, de los corredores sanitarios; es lo básico. Hemos trabajado también en investigación, fortalecimiento de los proveedores y apoyo a los trabajadores”, precisó.

Respecto de los efectos de la actual crisis del salmón en el empleo, el ministro sostuvo que también estaba planeado analizar dichos efectos. Recordó, eso sí, que “acá existe una responsabilidad de parte de las empresas de generar las condiciones para mantener el máximo de trabajadores posibles. El Estado no puede estar respondiendo cada vez que hay un problema en particular; esa no es una forma sana de proceder”.

Céspedes acotó, que como Gobierno, están preocupados por avanzar en las modificaciones normativas que requiere el sector para tener ciclos productivos más estables y bajo los más estrictos estándares sanitarios. “La volatilidad que a veces se produce en materia de producción es la que tiene un efecto negativo en el empleo. Se requiere mayor estabilidad”, mencionó.

Preocupación en la pesca artesanal

En la sesión de la Cámara también participó la presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Zoila Bustamante, quien calificó como un “hito” el hecho de que la Comisión de Pesca haya decidido trabajar esta vez en la región. En cuanto a la crisis del salmón, sostuvo que “la pesca artesanal siempre ha absorbido la cesantía que ha dejado dicha industria y esta no va a ser la excepción. Sin embargo, ello causa un doble esfuerzo en nuestro sector, pues hay más personas que viven del borde costero”.

Por eso, la dirigenta pidió que se revisen los verdaderos efectos del bloom con la máxima precisión, a modo de evitar despidos que no se justifiquen. Añadió que la percepción que tienen los pescadores es que la pérdida de los productores de salmónidos no ha sido tan alta, ya que la situación de las últimas semanas permitió que los precios del producto suban en los mercados internacionales. Por eso, piden actuar con cautela y no despedir personas antes de tiempo.

En tanto, el representante de la Federación de Pescadores Artesanales de Hualaihué, de la AG Demersales y quien forma parte también del directorio de la Conapach, Rodrigo Aguilar, recordó que la pesca artesanal también está en crisis desde mucho antes que la salmonicultura. “Hay que tener cuidado con los recursos que se podrían destinar para paliar este tema, ya que esa industria no está perdiendo dinero y no es bueno que el Estado los acostumbre a que apoyarlos, siendo que incluso cuentan con seguros”, expuso. Al igual que Zoila Bustamante, comentó que, con seguridad, esta temporada llegará mucha más gente a la pesca artesanal, teniendo este sector que asumir, una vez más, la cesantía de la región.

Comments are closed.