Douglas Tompkins: Mundo ambiental y público le rindió sentido homenaje en Santiago

A cuatro meses de su muerte, la obra del conservacionista y filántropo fue reconocida por diversas organizaciones y personalidades del ámbito medioambiental, público y privado, en un acto organizado por el Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), realizado en el Centro Cultural Gabriela Mistral. Fuente: CDP, 8 de abril, 2016.


Un emotivo homenaje póstumo recibió Douglas Tompkins, en presencia de su esposa Kristine McDivitt, este 8 de abril, en un acto efectuado en el Centro Cultural GAM de la capital, a la que asistieron más de 250 invitados, entre ellos, dirigentes y representantes del mundo medioambiental, gubernamental y privado.

La ceremonia, organizada por el CDP, y ejecutada por las ONG Ecosistemas, Fundación Terram, Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) y la empresa Patagonia, tuvo entre sus principales oradores al ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, al ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, al senador Juan Pablo Letelier; Carolina Morgado de Fundación Pumalín; Juan Pablo Orrego de Ecosistemas, y representantes de organizaciones ambientales internacionales, amigos personales, además de las intervenciones artísticas de la actriz Vane Miller y el músico Horacio Salinas.

Oradora central del acto, y continuadora del legado conservacionista de su marido, Kristine McDivitt, señaló emocionada: “Creamos algo con Doug que va a durar para siempre. Todos deberíamos levantarnos a diario y pelear por los bosques, sus criaturas y las cosas que amas. Hoy reconociendo su vida, esto es extraordinario y les doy las gracias”.

En representación de la Presidenta Michelle Bachelet, el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, señaló que “el Gobierno ha querido sumarse a este justo y merecido homenaje a un filántropo de talla mundial, a un ecologista comprometido con la conservación del patrimonio natural del planeta pero, sobre todo, un hombre generoso”. El secretario de Estado añadió que “durante los años que residió en Chile nos demostró también, ser un innovador, un visionario, un aventurero, un ambientalista enamorado de nuestra Patagonia y un incansable defensor de sus recursos naturales y ecosistemas”.

“Este homenaje es lo mínimo que podemos hacer los chilenos para celebrar la vida y obra de Douglas Tompkins. El aporte que han hecho Douglas y Kristine a la conservación es extraordinario, nos han legado áreas protegidas únicas, algo que no solo agradece la humanidad, sino todas las especies de la zona”, señaló Juan Pablo Orrego, presidente de Ecosistemas.

Legado a la conservación mundial

El legado del ecologista y filántropo en Chile se conforma por la donación al Estado de Chile de los Parques Nacionales Corcovado (294 mil hectáreas, Región de Los Lagos) y Yendegaia (150 mil has. Región de Magallanes), mientras que se encuentran en proceso de traspaso el Santuario de la Naturaleza Parque Pumalín (289.600 has. Región de Los Lagos) y el Parque Patagonia (79 mil has., planificadas 263 mil has. Región de Aysén). Obra, que en su totalidad, constituye el mayor aporte privado a la conservación del patrimonio natural en Chile, además de conformar la más grande red de parques nacionales en el país.

2 Comments

  1. Eduardo Ruíz Alvarez dice:

    Acabo de llegar de unas largas vacaciones en la Patagonia Chilena y Argentina. Estuve 6 días en el parque Pumalín y es lo más bello, prístino y conservado que he visto en Chile. Y conozco la mayoría de los parques nacionales de la novena región al sur. Notable lo que hizo Tompkins en Palena y lamento que el reconocimiento haya llegado tan tarde. Pero bueno, así es este país. Celebro en todo caso que a este reconocimiento hayan asistido las más altas autoridades ambientales del gobierno para que Kristine McDivitt sepa que la labor de su marido finalmente encontró la comprensión y el reconocimiento de un país que de a poco sale de un ” provincianismo” propio del siglo 19.

    Douglas Tompkins fue un regalo para Chile.

  2. Susana Stuardo Bahamondes dice:

    Bastante tarde llega el reconocimiento, típico de Chile. Primero el “chaqueteo”, la desconfianza y el tratar de desbaratar cualquier intento que vaya en contra de los intereses de los que detentan el poder ( me refiero a las autoridades de la época en que el señor Tompkins partió con su lucha en defensa de “nuestros” bosques)… Bueno, más vale tarde que nunca…. También creo que Douglas Tompkins fue un regalo para Chile, a ver si aprendemos algo, no siempre tendremos la misma suerte con nuestros recursos naturales… No es posible que tenga que venir un extranjero a defender lo que nos corresponde a nosotros hacer como país.