Nueva Ley de Reciclaje incluirá multas de hasta $ 450 millones a empresas

La disminución de residuos, mediante su reutilización por parte del productor, es el principio de la nueva Ley de Fomento al Reciclaje que despachó el Congreso. Fuente: Ecosistemas, 6 de abril, 2016.


La iniciativa busca formalizar la cultura del reciclaje, obligando a los fabricantes, empresas y municipios, a organizar y financiar la recuperación y gestión de la basura. Para ello el Ministerio de Medio Ambiente, calificó como productos prioritarios, por su factible regularización, los aceites, lubricantes, aparatos eléctricos, baterías, pilas, envases y embalajes y neumáticos.

La Ley operará bajo la lógica de “quien contamina paga”, estableciendo costos por las externalidades negativas que generen las industrias.

El reglamento se aplicará a todo tipo de empresa, los que deberá contar con mecanismos de separación en origen y recolección selectiva, adaptaciones que serán fiscalizadas por la Superintendencia de Medio Ambiente, que impondrá sanciones hasta las diez mil UTM ($ 453 millones).

El ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, sostuvo que “actualmente en Chile se recicla sólo el 10% de los residuos; con esta normativa triplicaremos al menos nuestras tasas de reciclaje”. Añadió que “son varios los actores involucrados en su implementación: los empresarios y fabricantes de productos prioritarios, los consumidores y los ‘gestores’ de estos residuos, que serán los municipios y los recicladores de base”.

El proyecto, que ingresó en septiembre del 2013, tuvo el apoyo transversal del Parlamento. La diputada Camila Vallejo (PC), indicó que “es muy importante, en el caso de los municipios o cooperativas locales, que se hagan cargo de residuos, para evitar vertederos clandestinos”. No obstante, rechazó el valor de las multas. “A varios nos resultaron insuficientes las sanciones y votamos en contra de ese punto. Por otro lado esperamos que vía reglamento se incorporen en los productos prioritarios los vehículos, ya que si bien las baterías y los aceites están, no se consideran los metales”.

Sobre los impactos de la nueva ley, Edmundo Muñoz, director de la Escuela de Ingeniería Ambiental de la U. Andrés Bello, aseguró que “se espera un cambio de mirada de los productores, quienes, en general, observan los impactos generados en sus plantas, y no los generados por sus productos una vez finalizada su vida útil”.

Comments are closed.