Aluviones de 2015 agravaron contaminación en Tocopilla

Cenizas.Muestreos de la Armada detectaron metales en columna de agua y sedimento marino. Fuente: Mercurio de Antofagasta, 14 de mayo de 2016.


La diputada Marcela Hernando denunció un empeoramiento en la situación ambiental en la Bahía de Tocopilla, a raíz del vertimiento de cenizas al mar durante los aluviones ocurridos el 9 de agosto del año pasado.

La parlamentaria entregó los resultados de análisis realizados por la Armada unos días después de las lluvias (11 de agosto), los cuales advierten la presencia de metales en la columna de agua y el sedimento marino en el sector Punta Paraguas, que es donde confluyeron las descargas que atravesaron los lugares de acopio de desechos de las termoeléctricas E-CL y Norgener.

Según tal informe, se detectó la presencia de hierro, cobre y calcio en muestras de la columna de agua en tres puntos evaluados.

La principal preocupación la representa el cobre, que de acuerdo a la Armada “supera los límites establecidos para protección de la salud humana y los criterios de calidad de agua recomendados para contaminantes tóxicos prioritarios según la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos)”.

En cuanto a las muestras de sedimento, el informe dice que se detectó presencia de aluminio, arsénico, calcio, cobre, hierro y vanadio en todas las muestras recolectadas.

Agrega que las muestras de arsénico, calcio y cobre fueron superiores a las recolectadas en una estación de control ubicada en otro punto de la bahía.

Un segundo muestreo solicitado por la Superintendencia de Medio Ambiente y materializado por la Armada el 24 de agosto (15 días después de los aluviones) indica que las concentraciones en agua y sedimento se mantenían elevadas para la mayoría de los contaminantes pesquisados.

Marcela Hernando explicó que la evidencia indica que el arrastre de cenizas de las termoeléctricas empeoró la situación de la bahía, que presentaba un daño base debido a contaminación anterior.

De hecho, recordó que la situación del litoral de Tocopilla viene siendo monitoreada dos veces al año desde 2000.

“Una de las cosas que demostró el informe es que en Punta Paraguas hubo afectación y que los elementos que están ahí, no son los mismos que se venían detectando en el resto de la bahía”, manifestó.

Especies

La legisladora aclaró que el muestreo de la Armada no abordó el impacto de la contaminación en la cadena trófica, situación que en su opinión amerita realizar un estudio complementario urgente.

Su temor es que los contaminantes estén afectando distintas especies comerciales que se extraen de la bahía.

“Estos análisis deberían ser complementarios a otros, de carácter sanitario, que busquen medir el efecto que podría tener en las personas la inhalación de humo y material particulado generado por las industrias”, indicó.

La propia diputada informó que después de los aluviones, la empresa E-CL trasladó uno de los cenizales al sector Barriles, en virtud de un permiso ambiental que estaba aprobado desde julio de 2014.

Pescadores optan por autorregularse

– Dirigentes de la Sindicato de Buzos Mariscadores y Pescadores de Tocopilla, indicaron que el vertimiento de cenizas al mar tuvo un severo impacto en las especies pelágicas y bentónicas que se pueden encontrar en el litoral. Ramón Barrios primer director del sindicato, explicó, por ejemplo, que las lapas adquieren un color verde cuando se cuecen debido a los metales. El presidente de la organización, Manuel Adaos, dijo que conscientes del problema que existe, los propios pescadores establecieron áreas de prohibición. Hoy productos de Tocopilla abastecen el mercado interno en esa comuna, Antofagasta e Iquique.

José Luis Ramírez M.

Comments are closed.