Contaminación del aire en urbes del sur rompe récord de tres años

Van 180 episodios críticos entre Santiago y Aysén, 41 más que los del año pasado.Fuente: Lignum.cl, El Mercurio, 25 de mayo de 2016.


Aún restan 27 días para que comience el invierno, pero el esmog de las ciudades del sur de Chile no quiso esperar su estación favorita y ya alcanzó sus máximos niveles desde que comenzaron las mediciones oficiales, hace tres años.

Al 22 de mayo, a casi dos meses del inicio del período de episodios críticos -rige del 1 de abril al 31 de agosto), se han registrado 180 alertas, preemergencias y emergencias entre las regiones Metropolitana y de Aysén, 41 más que a la misma fecha de 2015 y 72 más que a la de 2014.

Las ciudades situadas al sur del Biobío están rompiendo las marcas establecidas desde 2013, cuando se comenzó a medir la polución en esa zona. Por ejemplo, Temuco suma 30 episodios críticos este año, contra 18 de 2015 y 24 de 2014. Coyhaique acumula 34 episodios, tres más que los que anotaba a la misma fecha de 2015.

Lo más preocupante para la población son las 47 emergencias ambientales entre Santiago y Aysén, muy por encima de las 26 de 2015 y las 13 de 2014. Solo Coyhaique acumula 22, casi el doble de las 13 del año pasado y de las 12 del anterior.

Las concentraciones de contaminantes también han quebrado marcas: Los Ángeles tiene un promedio de 35 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) de promedio mensual, más que los 30 de 2015 y los 21 de 2014. Temuco alcanza 32, Valdivia 35 y Coyhaique 64 ug/m {+3} , casi el triple de la norma.

El ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, atribuye el alza a las menores lluvias entre el Biobío y la zona austral: “Van desde un 49% de déficit en Chillán hasta un 78% en Coyhaique, a lo que se han sumado temperaturas bajas. Esto trae como consecuencia malas condiciones de ventilación y un mayor encendido de calefactores a leña, lo que incrementa la concentración de contaminantes”.

El alza de esmog se da cuando cinco ciudades del sur (Talca-Maule, Chillán-Chillán Viejo, Temuco-Padre Las Casas, Osorno y Coyhaique) comenzaron a aplicar nuevos planes de descontaminación, a los que se suman medidas por alertas sanitarias ambientales en Curicó, Los Ángeles y Valdivia.

El especialista en contaminación atmosférica de la U de Santiago Patricio Pérez dice que este antecedente es preocupante: “Con planes estamos peor que sin planes, y eso es preocupante, porque quiere decir que las medidas de restricción, más allá de la meteorología, no han tenido impacto. Tengo mis dudas de la orientación de los planes de descontaminación en estas ciudades, porque apuntan a regular el uso de la leña, sin pensar en algún tipo de alternativa”.

1 Comment

  1. el entorno ya se esta cansando de nuestras acciones, estamos destruyendo nuestro hábitat. La tierra esta dando algunas de las consecuencias, enfermedades, climas sobrepasados y esa respuesta del entorno se ha conllevado muchas vidas, hay que ser conscientes de que toca cuidar en donde vivimos, buen post saludos.