Más de 40 procesos sancionatorios en marcha

Superintendencia de Medio Ambiente. Estas actividades se realizan fundamentalmente con exámenes de información de autocontroles de empresas. Fuente: El Mercurio, 30 de mayo de 2016.


Más de 40 procesos sancionatorios relacionados con riles lleva adelante en estos momentos la Superintendencia del Medio Ambiente, SMA. En 2015, la SMA realizó 8.188 actividades de fiscalización en el caso de aguas marinas y continentales y 803 de aguas subterráneas. Estas actividades se realizan fundamentalmente con exámenes de información de autocontroles de empresas.

Adicionalmente, explica el superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz, al año la SMA realiza 450 inspecciones que incluyen mediciones y análisis de laboratorios certificados. Estas actividades las realizan como SMA, pero también con otros servicios públicos que forman parte de la Red Nacional de Fiscalización Ambiental (Renfa), donde la Superintendencia de Servicios Sanitarios es uno de los principales aliados, en riles.

Explica que estos 40 procesos sancionatorios corresponden a empresas que no están en cumplimiento de la normativa de riles y muchos otros casos están en proceso de análisis. Entre los incumplimientos, aclara, hay realidades bien variadas. “Por ejemplo, las empresas que exceden parámetros son cerca del 5% de las infracciones que detectamos, sin embargo, la mayor parte de los incumplimientos corresponden a: no entregar información, entregarla con desfase, incompleta, no presentar remuestreos, entre otros”. Es decir, se trata de problemas más bien administrativos. “Es importante cumplir con todos los pasos que deben realizarse a la hora del muestreo de riles… y hacemos un llamado a las empresas a cumplir, no solo por evitar las multas, sino porque esto constituye un deber ético y de responsabilidad frente a sus trabajadores y a sus vecinos”, señala el superintendente.

CERVECERÍAS, VIÑAS, CONSERVAS

Una vez que la SMA detecta anomalías en algunas de sus fiscalizaciones (también las empresas pueden autodenunciarse), lo que sigue es abrir un proceso sancionatorio que, grosso modo, puede tener dos tipos de respuesta por parte de los fiscalizados: una, admitir los problemas y proponer soluciones para el corto, mediano y largo plazo a través de un programa de cumplimiento y dos, comenzar una etapa de descargos, en que el fiscalizado intentará demostrar que la SMA está equivocada.

En la página del Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental http://snifa.sma.gob.cl/v2/Sancionatorio se puede conocer la situación de todos los procesos en curso.

Algunas empresas con programas de cumplimiento en curso son: Agrosuper, Lo Miranda; Cervecería Kunstmann y Chocolatería Entrelagos, Valdivia; la Viña Morandé, Malloa; Cervecería La Calera, en la comuna del mismo nombre, y la Conservera Pentzke, San Felipe.

Entre las empresas en etapa de descargos, es decir, que no reconocen los resultados de las fiscalizaciones, figura CMPC para sus plantas de tissue de Talagante y Puente Alto

Comments are closed.