Superintendencia asegura que fiscalizó a termoeléctrica de Colbún

Vecinos acusan lentitud en investigación medioambiental. Fuente: El Sur de Concepción, 3 de mayo de 2016.


A raíz de la denuncia realizada por vecinos de Coronel sobre la lentitud del proceso de investigación a la termoeléctrica Santa María, de Colbún, sobre faltas que estaría cometiendo la planta, parece que la situación se mantendrá igual. En septiembre del año pasado ingresaron el requerimiento y a la fecha no tienen respuesta.

La Superintendencia de Medio Ambiente informó que tras la fiscalización que se realizó a la termoeléctrica en 2015, ellos actualmente se encuentran analizando los datos recabados en terrenos y que sólo informarán de la situación en caso de que esta sea justificada y que todos los expedientes se encuentran disponibles en el Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental (Snifa) y puede ser revisada por la ciudadanía en su sitio web.

De todas formas, destacaron que en 2013 se inició un proceso sancionatorio que terminó en agosto de 2014, cuando la empresa hizo efectiva “la medida de la instalación de una baterá de malla metálica adosados al cabezal de succión de agua de mar”, según indica el documento de la Superintendencia. A eso se agrega que Colbún tiene que informar acerca de la cantidad y volumen de la biomasa que ingresa mensualmente al sistema, indicando —en caso de ser necesario- el tipo de especies, el tamaño y abundancia.

DISPONIBILIDAD

Mientras que desde Colbún indicaron ante la denuncia de los vecinos que son respetuosos de los procedimientos que lleva a cabo la Superintendencia y con los tiempos que dispone el organismo respecto de las investigaciones que realiza.

Además, señalaron que la empresa tiene una absoluta disposición de someterse a todas las fiscalizaciones e investigaciones de los órganos de carácter público.

De todas formas, destacaron el trabajo que han realizado con los vecinos y el rol social que han realizado desde que se encuentran funcionando en Coronel y puntualizaron precisamente que desde su entrada en vigencia se han sometidoa cerca de 1oo fiscalizaciones y en ninguna de ellas se ha arrojado alguna observación relevante o en contra de Colbún.

Según declara la empresa, además de lo anterior, mantienen una relación vigente con más de 160 organizaciones sociales y dos mesas de trabajo con vecinos del sector sur de la comuna, que cuentan con la participación de 12 juntas de Vecinos y 9 organizaciones sociales Por lo mismo, aseguran que la denuncia que fue realizada hace siete meses no contaría con ningún tipo de fundamento.

MOLESTIA

Los problemas denunciados por cerca de 2 mil 600 residentes de Coronel son la generación de ruido, malos olores, humo y un polvillo verde que cubre todo. Además, manifestaron su preocupación por el aumento de enfermedades respiratorias que se han registrado desde la instalación de la termoeléctrica.

El abogado de la causa, Andrés Durán, comentó sobre la presentación que realizaron ayer a la Superintendencia que “se hicieron presente las diferencias de mediación en cuanto ocurrió con Bocamina y la fiscalización de Colbún. A la primera se le sancionó de una manera feroz, en cambio a Colbún no fue así, no se utilizó la hoja de fiscalización de centrales; lo que en definitiva da una garantía o un permiso para seguir generando más mega watts de lo autorizado y contaminando más por ende”. Milli Sepúlveda, una de las dirigentes vecinales que es parte de la denuncia, pidió una fiscalización más rápida y lamentó que desde hace siete meses, cuando se solicitó la investigación, todo se mantenga de la misma forma.

7 meses han pasado desde que se solicitó la investigación a la termoeléctrica.

Más de 2 mil residentes denunciaron o la planta por problemas ambientales.

Comments are closed.