20 años cumplió la defensa territorial que mantiene a Mehuín sin ducto al mar

El pasado sábado 19 de junio se desarrolló un acto público en el Liceo Politécnico Pesquero de esta localidad, Fuente: El Ciudadano, 20 de junio de 2016.


Dos décadas cumplió la defensa territorial que mantienen en pie las comunidades lafquenche y comunidad organizada de Mehuín (Costa de la región de Los Ríos), con el propósito de evitar la instalación de un ducto contaminante de la empresa Celulosa Arauco (grupo Angelini), en la costa de la comuna de Mariquina y las caletas aledañas de Queule y La Barra (Región de la Araucanía).

Con motivo de esta importante fecha, en palabras de Eliab Viguera, dirigente histórico del Comité de Defensa del Mar, recordamos que desde sus inicios este proyecto contó con el respaldo político y beneplácito de los gobiernos de la Nueva Mayoría.

‘Celco con ayuda de la Moneda hicieron un acuerdo para que la empresa en un plazo de 2 años entrará en negociaciones con la gente de Mehuín. Ellos (empresa y gobierno) apostaron a que aquí se vendían todos y se acabaría la defensa del mar, pero se equivocaron’, señaló Viguera, en entrevista concedida para la realización del documental Tralkatufe, Cazador de Agua)

Tampoco se debe olvidar que, a pesar de la contaminación que ocasionó la planta de la empresa Celulosa Arauco en la comuna de Mariquina, después ratificada con la condena del Tribunal Civil de Valdivia a la empresa, la iniciativa de la empresa sigue en evaluación por la justicia y el Sernapesca y obtuvo recientemente la venia de un informe de Contraloría.

A nivel político, la compañía se vio favorecida por los gobiernos de la Nueva Mayoría, cuando en el 2010 el Consejo Regional de Medio Ambiente (Corema), presidida en aquel entonces, por Ricardo Larsen, (ex-administrador del actual alcalde de Mariquina, Erwin Pacheco, e intendente subrogante del ahora diputado de la DC Iván Flores), otorgó permisos ambientales para la instalación de un ducto en Mehuín.

En ese contexto, dentro del citado documental, Viguera recuerda que, el objetivo detrás de arrojar los desechos de la planta de celulosa en la zona costera de Mariquina, tiene que ver con una nueva política de Celulosa Arauco ‘esta empresa está apuntando a doblar la producción y el río cruces no se la da’. (…) ‘si ahora están operando a 550 mil toneladas, cuando pillaron a esta empresa con el escándalo de los cisnes, estaban operando de forma ilegal a 880 mil toneladas’.

Con ese nivel de contaminación, la eventual instalación de un ducto de desechos con órgano clorado en Mehuín, provocaría la erradicación de los habitantes de este lugar. Para no perder la memoria y seguir organizados frente a lo que sería un desastre ambiental y social, el pasado sábado 19 de junio se desarrolló un acto público en el Liceo Politécnico Pesquero de esta localidad, donde estuvieron presentes vecinos/as y distintas organizaciones sociales de la región de las regiones de la Araucanía y Los Ríos.

Comments are closed.