Asociatividad: Presidenta Bachelet afirma que no es suficiente el acercamiento a comunidades

La Mandataria fue la principal oradora de la Cena Anual de la Energía. Fuente: Revistaei.cl, 22 de junio de 2016.


La Presidenta Michele Bachelet señaló que es necesario “hacer de la asociatividad el sello de los proyectos energéticos futuros”, asegurando “que no hay desarrollo energético sin desarrollo local ya que no es suficiente con el acercamiento a las comunidades pues ahora es necesario empezar a sumar a las comunidades para darle sostenibilidad a los proyectos”.

La Mandataria participó en la Cena Anual de la Energía 2016, organizada por Empresas Eléctricas A.G. y Generadoras de Chile A.G., donde indicó además que el Gobierno “ha dispuesto operativos de emergencia en el suministro eléctrico para la Región de Aysén”, debido a la sequía que afecta a la zona.

Bachelet destacó las medidas que se han impulsado en el marco de la Agenda de Energía, como la nueva ley de licitaciones de suministro, la interconexión SIC-SING, la equidad tarifaria y el mayor número de proyectos de generación que han ingresado al SEIA.

“Estamos creando un marco de certidumbre de largo plazo para el desarrollo energético. No veo cuál es la razón para los pronósticos sombríos de algunos”, agregó.

Generadores

El vicepresidente ejecutivo de Generadoras de Chile A.G., Claudio Seebach, destacó el proyecto de ley que modifica el gobierno corporativo de Enap, afirmando que su aprobación “permitirá cumplir con los estándares y compromisos contraídos con la Ocde de modo de separar adecuadamente el rol del regulador de la gestión de esta empresa pública”.

Este fue uno de los puntos resaltados por el ejecutivo durante la Cena anual de la Energía, organizada por Generadoras de Chile y Empresas Eléctricas A.G., donde el representante del segmento de generación dijo que el cambio en el gobierno corporativo de la empresa estatal es una avance “en materia de transparencia pública en el sector energético”.

Seebach también planteó la necesidad de avanzar en proyectos hidroeléctricos de embalses dentro de la matriz energética, señalando que esta tecnología tiene “una respuesta muy rápida y flexible, y tal como lo explicita la Política Energética 2050, es un complemento ideal para favorecer la penetración de energías intermitentes y variables como la solar o eólica. Otorga además seguridad al suministro y un respaldo esencial durante cortes de energía o catástrofes, y puede producir múltiples beneficios como el control de crecidas, reserva para riego y agua potable y mucho más”.

“Nos preocupa por tanto que se esté discutiendo, legislando y regulando un tema tan importante para el futuro de Chile sin toda la información necesaria, que podría limitar seriamente el desarrollo de nuestro potencial hidroeléctrico, que es además un aporte sustantivo a la mitigación del cambio climático, y poner en riesgo nuestra meta de matriz renovable, objetivo central de la Política Energética de largo plazo”, precisó Seebach.

El ejecutivo también indicó la necesidad de avanzar hacia una “Hoja de ruta” para el agua, replicando el trabajo público-privado que se realizó en el sector energético para definir una política de largo plazo, “y así contar con una Política de Recursos Hídricos de largo plazo compartida. Por último, como Mesa consideramos necesario que el Estado asuma esta prioridad política elevando el rango institucional del agua en Chile, junto con inyectar más recursos para una gestión más adecuada”.

Empresas Eléctricas

Por su lado, Rodrigo Castillo, director ejecutivo de Empresas Eléctricas A.G., si bien destacó el contenido de la nueva Ley de Transmisión, sostuvo que existieron elementos cuestionables para el sector, como “la disminución de la tasa de rentabilidad del sector, el significativo incremento de las compensaciones a los clientes finales por indisponibilidades de suministro, y otras materias que hubiéramos querido que se incluyeran en esta Ley, como la posibilidad de que los transmisores podamos competir en generación”.

Afirmó que el próximo desafío para el segmento de distribución pasa por “contar con una regulación que permita incluir nuevas formas de medición y gestión de la energía, que dé espacio para mejoras relevantes en la calidad y estándares de servicio, que se haga cargo de la masificación de la generación distribuida o la movilidad eléctrica”.

Castillo destacó además  la incorporación de nuevas tecnologías en el sector durante el último año, como los medidores inteligentes, “que se convertirán en el corto plazo en una realidad, comenzando una nueva forma de interacción entre las distribuidoras eléctricas y sus clientes, permitiendo la implementación de redes inteligentes, automatizadas y telecontroladas”.

“Los nuevos medidores inteligentes permitirán a los clientes gestionar y mejorar sus hábitos de consumo, accediendo automáticamente a nuevos servicios como sistemas de autogeneración fotovoltaica disponiendo de paneles solares”, agregó.

 

Comments are closed.