Autorizan detener faenas de taller que habría contaminado el sitio Monte Verde

La medida es contra una empresa de lavado de redes que opera fuera de norma sus residuos industriales líquidos. Fuente: El Llanquihue de Puerto Montt, 27 de junio de 2016.


El Tercer Tribunal Ambiental autorizó, por 15 días, una medida provisional de detención de funcionamiento de las instalaciones de un taller de redes, ubicado cerca del sitio arqueológico Monte Verde, en Puerto Montt, debido a un daño inminente al medio ambiente, la salud de las personas y el patrimonio cultural, provocado por la descarga de residuos industriales líquidos (Riles) al margen de lo permitido en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

La autorización se emitió en respuesta a una solicitud de la Superintendencia del Medio Ambiente, que denunció la afectación o contaminación al estero Chinchihuapi ubicado en el sector de la Pirámide, Trapén, por su cercanía al sitio arqueológico Monte Verde, declarado Monumento Histórico el año 2008.

En la decisión del Tribunal, se indicó que, “conforme a lo analizado, los antecedentes evidencian un posible alto impacto ambiental en los cursos de agua en términos ecosistémicos; así como también, la extensión de éstos, producto de la pendiente de descarga, lo que podría provocar limitaciones a los usos de aguas, dado que la ausencia de tratamiento de los vertidos de Riles, puede poner en riesgo la salud de las personas que habitan en zona aledaña, como además, la conservación del material orgánico cultural del sitio arqueológico Monte Verde, pudiendo significar un perjuicio al patrimonio cultural”.

La fiscalización de la Superintendencia del Medio Ambiente tuvo su origen en una denuncia hecha por la Municipalidad de Puerto Montt, y fue realizada en conjunto con las seremis de Salud y de Medio Ambiente de Los Lagos.

A partir de estos informes, la SMA concluyó que “el taller de redes se encuentra realizando operaciones no autorizadas en la evaluación ambiental, como es el almacenamiento de riles en pozos excavados directamente en tierra, sin ningún tipo de impermeabilización u otra medida de contención efectiva, lo que ha producido el rebalse y posterior escurrimiento aguas abajo de la instalación, afectando los cursos de agua aledaños incluyendo el estero Chinchihuapi”.

Comments are closed.