Crece interés por traer GNL al Biobío: hay un segundo proyecto para un terminal

En la región se encuentra en evaluación otro proyecto, Biobiogenera, que actualmente está en una de las últimas etapas de evaluación ambiental. Fuente: El Mercurio, 16 de junio de 2016.


Una segunda iniciativa para traer gas natural licuado (GNL) a la Región del Biobío entró recientemente al sistema de evaluación ambiental. El proyecto, GNL Talcahuano, se instalaría frente a esta ciudad, y se conectaría al gasoducto del Pacífico, que fue construido para traer gas argentino.

Según Juan Ignacio Ugarte, representante de la iniciativa, “la Región del Biobío y las que siguen hacia el sur tienen una gran demanda insatisfecha de GNL”.

Actualmente, Enap envía gas a la región a través de un sistema de camiones, que descargan el combustible en una estación ubicada en Pemuco, donde se conecta con el gasoducto.

Sin embargo, la infraestructura portuaria de la región y la eventual demanda del parque industrial del Gran Concepción hacen atractivo instalar un terminal en el sector.

Ugarte informó además que el gas provendrá de Estados Unidos y que los US$ 170 millones necesarios para concretar el proyecto se conseguirán en parte con dos grupos de inversionistas de este país.

En la región se encuentra en evaluación otro proyecto, Biobiogenera, que actualmente está en una de las últimas etapas de evaluación ambiental. Se trata de un terminal de GNL que se instalaría frente a Penco y que está asociado a la construcción de una central termoeléctrica, El Campesino.

En octubre de 2015, el grupo Duro Felguera se adjudicó un contrato por US$ 175 millones para construir este terminal.
US$ 170 millones de inversión demandará el proyecto, que entró recientemente al Sistema de Evaluación Ambiental.

4 km es la distancia entre la costa y la plataforma que recibirá el GNL. Se conectará al gasoducto del Pacífico.

8 millones de metros cúbicos es la capacidad de proceso de GNL Talcahuano.

Sebastián Henríquez

Comments are closed.