El desarrollo industrial y las áreas de sacrificio en la región de Atacama

Huasco ha sido declarada como zona saturada y sus habitantes aluden que la llegada de empresas no mejora la calidad de vida de los habitantes. Fuente: El Diario de Atacama, 19 de junio de 2016.


Las “Zonas de Sacrificio” son llamado los sectores dentro del país altamente industrializados y que concentran empresas con alta generación de emisiones, como termoeléctricas o fundiciones.

A nivel regional el sector conocido es Huasco, que cuenta tanto con una planta de tratamiento de pellet, perteneciente a CAP y la termoeléctrica Guacolda, de Aes Gener. Pese a que en Atacama hay otras industrias que generan emisión, solo en esa comuna están tan concentradas y cercanas a la población.

PRESENCIA

Para María Pizarro, ciudadana de Huasco que ha estudiado desde el año 90′ la condición ambiental de la comuna, la existencia de estas zonas de concentración de industria son “la máxima inequidad social y encuentro que es una insensibilidad de las autoridades, que concentran en pueblos chicos donde la comunidad es pobre prácticamente, comunidades muy socialmente deprimidas, vendan el eslogan que van a traer trabajo, que va a haber progreso, crecimiento, desarrollo, eso les llega a ellos”.

La huasquina enfatizó que el valle antes era fértil y que la olivicultura junto a la pesca eran las mayores fuentes laborales y atractivos de la zona, ambos actualmente minimizados según dice por los efectos sobre los cultivos y el mar. “Ser una zona de sacrificio significa enfermedad y muerte para las comunidades, significa pobreza , significa que las personas que normalmente antes criaban a sus hijos y los enviaban a la universidad ya no pueden hacerlo. Porque la fuente laboral de Huasco era la olivicultura y la pesca”, destacó Pizarro.

La participante del Consejo de Recuperación Ambiental y Social de Huasco agregó que la producción de olivicultura en la zona se redujo y hubo ocasiones, además los pescadores tuvieron que ir mar a dentro por los efectos en la costa, disminuyendo su número, actualmente la provincia del Huasco es una con los mayores índices de desempleo. Sobre otras consecuencias de la “Zona de Sacrificio” la huasquina resaltó que la calidad de vida disminuye y las repercusiones positivas son mínimas.

Al consultar a Guacolda sobre datos de su funcionamiento e instalación en la zona no se tuvo respuesta hasta el término de la edición.

TERMOELÉCTRICAS

Actualmente en la región de Atacama existen 8 generadoras de energía continua, Guacolda que es a carbón, con una potencia instalada de 750 Megawatts y en operación desde 1995. Mientras que el resto funciona mayormente a dieses y son: Emelda (69 Mega watts de potencia instalada), Diego de Almagro (24 Mega watts de potencia instalada), San Lorenzo de Diego de Almagro (62 Mega watts de potencia instalada), Cenizas (14 Mega watts de potencia instalada), Termo Pacífico (86 Mega watts de potencia instalada), Cardones (153 Mega watts de potencia instalada), El Salvador (24 Mega watts de potencia instalada) y Huasco TG (58 Megawatts de potencia instalada).

El actual proyecto que se maneja es Luz de Atacama, que ingresó este mes al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, el gerente general, Jose Coll, destacó a El Diario de Atacama el 26 de abril que el estándar de la central “es un salto sustantivo a los proyectos a carbón que se han aprobado, construido u están operando en Chile. Nuestro proyecto considera equipos de última generación en reducción de emisiones, equipos que permiten utilizar una décima parte del agua para el enfriamiento de la central, tanto la toma como restitución de agua de mar se está haciendo fuera de la zona de protección litoral. Además contará con cancha de carbón cubierta, y correas de transporte de carbón cerradas, esto quiere decir que desde la descarga de carbón a su acopio y del acopio a la central se evita la liberación de polvo”.

El proyecto contempla una inversión cercana a los US$4.200 millones y se espera iniciar la construcción a fines de 2018 para entrar en operación en 2021. Además generaría un peak de construcción con 2.100 puestos de trabajo y en su etapa de operaciones final alrededor de 150 empleos.

Al ser consultado sobre los terrenos donde se emplazará el proyecto Coll dijo que “el terreno nos fue adjudicado en febrero de 2014 luego de un proceso de licitación competitivo llevado adelante por el Ministerio de Bienes Nacionales, y nos fue entregado en concesión onerosa mediante contrato suscrito con el Estado de Chile en junio de 2014”.

Al respecto desde Bienes Nacionales mediante un documento comunicaron que “efectivamente durante la administración anterior se lideró un procedimiento de Licitación Pública mediante la modalidad de concesión onerosa contra proyectos energéticos, los que incidían en inmuebles fiscales en el Sector de Propiedad Fiscal número 5, el que se encuentra ubicado en Totoralillo Norte o Caleta Zenteno, comuna de Caldera, provincia de Copiapó, Región de Atacama. El referido procedimiento licitatorio, se desarrolló apegado a la normativa legal vigente, resolviéndose adjudicar el referido inmueble Fiscal, mediante Decreto Exento N° 218 de fecha 27 de febrero de 2014, a la Concesionaria PPP Limitada”.La concesión de uso oneroso es por 50 años, por medio de la cual Luz de Atacama deberá ejecutar y operar en dicho plazo un proyecto de generación de energía eléctrica de operación continua de al menos 350 MW.

Al respecto del proyecto que se emplace en el sector desde Bienes Nacionales afirmaron que debe pasar por la evaluación de todos los servidos y aprobar el SEA correspondiente para construcción y operación.

PARTICIPACIÓN

Acerca del método de concesión Manuel González, dirigente de la Agrupación Frente Chango de Caldera dijo que “estas concesiones fueron apuntando solamente al ámbito económico de la utilización del territorio, incluso desconociendo lo que dice la ley orgánica del Ministerio de Bienes nacionales que destina estos terrenos en el crecimiento económico social y cultural del país, con una mirada integral y un desarrollo sustentable, esto quiere decir que desconocieron todo lo demás y se enfocaron solo en lo económico”.

El calderino enfatizó que los proyectos de energía venían amarrados con la concesión del terreno, debido a que en la zona no se pueden ubicar proyectos de Energías renovables debido a la ubicación, y que solo termoeléctricas entran en la categoría de proyectos de energía continua.

“Creo que debería haber consulta ciudadana, la democracia apunta que las mismas personas sean soberanas de lo que se haga en sus territorios. El parecer de la gente del sector debe ser referente y no se diga desde Santiago lo que se hará en Atacama o cualquier otra región del país”, dijo González.

“Ser una zona de sacrificio significa enfermedad y muerte para las comunidades, significa pobreza , significa que las personas que normalmente antes criaban a sus hijos y los enviaban a la universidad ya no pueden hacerlo”. María Pizarro, Ambientalista de Huasco.

“Es un salto sustantivo a los proyectos a carbón que se han aprobado, construido u están operando en Chile. Nuestro proyecto considera equipos de última generación en reducción de emisiones”. Jose Coll, Gerente general Luz de Atacama.

“Creo que debería haber consulta ciudadana, la democracia apunta que las mismas personas sean soberanas de lo que se haga en sus territorios”. Manuel González, Dirigente social.

1.240 mega watts es la potencia instalada en la región de Atacama por parte de las termoelectricas tanto a carbón como a petroleo.

1.995 comenzó a operar la termoeléctrica Guacolda ubicada en Huasco. La propietaria es AES Gener.

8 termoeléctricas existen en la región de Atacama, una es a carbón y el resto funcionan a diesel.

2.014 se licitaron los terrenos para la concesión donde se instalaría la termoeléctrica Luz de Atacama.

LOS TERRENOS QUE POSEE CONCESIÓN LUZ DE ATACAMA DESDE EL 2014 SE ENCUENTRAN A 25 KILÓMETROS DE CALDERA.

CENTRAL DIEGO DE ALMAGRO CON FUNCIONAMIENTO EN BASE A DIESEL.

Sebastián Espinoza Gómez

Comments are closed.