El nuevo escenario entre la banca y las salmonicultoras

Las productoras de salmón están atentas a la negociación que tendrá AquaChile con los bancos, que podría marcar cambios para el sector. Fuente: Aqua.cl, La Tercera. 26 de junio de 2016.


Los próximos meses son cruciales para la industria del salmón pues vence parte importante de la deuda contraída con diversas entidades bancarias. El proceso de negociación será especial, pues se dará luego de un contexto complejo que enfrentaron las salmoniculotras en el último periodo.

En efecto, pues dicha industria ha tenido dificultades en su producción debido a fenómenos como el bloom de algas, que le provocó millonarias pérdidas en el verano; la erupción del volcán Calbuco de abril de 2015, las movilizaciones en Chiloé en mayo de este año, y los constantes vaivenes en el precio del salmón en los mercados internacionales.

La deuda con vencimiento a doce meses, o al primer trimestre de 2017, de las salmonicultotas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) llega a cerca de US$1.250 millones. La cifra es mayor incluso a los vencimientos con fecha superior a un año, los que totalizan US$550 millones.

De acuerdo con fuentes de la industria, una de las negociaciones que marcará el proceso será la de Empresas AquaChile, ligada a las familias Puchi y Fischer. Ese proceso se dará con diversas entidades bancarias, lideradas por Rabobank, y podría evidenciar las nuevas exigencias que podrán los bancos en la mesa a la hora de negociar.

El vencimiento total de AquaChile es de US$438 millones a doce meses, pero sus esfuerzos, según diversas fuentes, estarán en refinanciar un crédito que consiguió en junio del año pasado por US$290 millones con un grupo de bancos, que destinó para pagar una anterior deuda bancaria por US$246,2 millones. Dentro de las condiciones de este contrato, se estableció un plazo de 18 meses, fijando el vencimiento de la deuda para el 23 de diciembre de este año.

“La disponibilidad de crédito adicional generada permite tener la flexibilidad necesaria para poder asegurar una eficiente y más efectiva administración de los inventarios en el presente ciclo del negocio”, dijo la firma respecto a esta operación, en sus estados financieros correspondientes al primer trimestre de este año.

La renegociación de este vencimiento, de acuerdo a diversas fuentes, marcará un nuevo escenario en la relación entre los bancos acreedores y las firmas. Aquella, es una relación que viene desde la época en que las salmonicultoras fueron afectadas por el brote del virus ISA, en 2007, y que tuvo otro hito relevante en las pérdidas que sufrieron las compañías en 2012, tras la caída del precio internacional.

Pero el escenario que rodeó las negociaciones en medio de la crisis y en 2012, no es el mismo que enfrenta hoy el sector. “En medio del ISA las salmonicultoras negociaron en bloque, mientras que en 2012 los bancos accedieron a las condiciones propuestas. Ahora, los bancos quieren que las empresas normalicen su deuda, que no siga siendo un sector ‘regalón’ de la banca”, dice un ejecutivo del sector.

Debido a lo anterior, en el caso de AquaChile, la negociación podría ser más compleja que las anteriores. “Es normal tener deuda, pero también influye el momento en que negocies tus vencimientos”, dice un alto ejecutivo de una salmonera. “Tiene que negociar disminuida, reduciendo su tamaño, con menos empleados y con menor producción. No es fácil”, agrega.

Comments are closed.