Falla en fundición de Enami generó la propagación de Anhídrido Sulfúrico en la comuna de Copiapó

Una nube de contaminantes se dispersó en sectores altos y el centro de la capital regional. Fuente: Diario de Atacama, 30 de junio de 2016.


Una falla en el sistema de válvulas en la planta de ácido número 1 de la Fundición Hernán Videla Lira de la Empresa Nacional de Minería (Enami) generó ayer la emanación de Anhídrido Sulfúrico (SO3), contaminante que se esparció en mayor proporción en Paipote, y que también alcanzó a los sectores altos y el centro de Copiapó.

El episodio ambiental fue denunciado por vecinos de este sector a través de fotografías compartidas por redes sociales, quienes manifestaron su preocupación ante la presencia de una densa nube de agentes contaminantes que, a eso de las 7 de la mañana, se habría propagado.

Al respecto, el seremi de Medioambiente, César Araya, informó que, si bien, los niveles del agente no habrían excedido los valores normales, dado que el evento habría ocurrido durante la madrugada de ayer y se dispersó pasado el mediodía, “no hubo gente expuesta por tiempo prolongado”, señaló, lo que habría disminuido la posibilidad de riesgos.

Sin embargo, en la cartera no descartaron que la situación pueda haber generado efectos en los grupos más vulnerables de la población.

Desde la Seremi de Salud indicaron que los equipos de la repartición estuvieron en terreno y continuarán fiscalizando las instalaciones de la planta de Enami para verificar el correcto funcionamiento de las instalaciones, “con el objetivo de que esto no vuelva a ocurrir”.

En tanto, la empresa aludida señaló a través de una declaración pública que interrumpió sus operaciones “a primera”, y añadió que la situación motivó la activación de los protocolos de emergencia y la declaración de alerta ambiental preventiva.

Cuadro ambiental

En lo relativo a la complejidad del episodio desarrollado, el titular regional de Medioambiente sostuvo que las condiciones de ventilación ayer en Copiapó habrían sido “muy bajas”, lo que generó una concentración mayor de SO3.

La autoridad de ese ramo destacó que los monitoreos realizados en las estaciones de medición de Enami, durante el peak del episodio, constataron que “nunca sobrepasaron el estado normal”. No obstante, Araya precisó que los valores de Anhídrido Sulfúrico, al no estar regulados a nivel nacional, son analizados mediante una comparación con los niveles normales de Dióxido de Azufre (SO2).

Araya indicó que los “niveles de concentración de SO2 están alrededor de 50 a 80mg/m3. Eso está dentro de lo normal, sin embargo, en esta situación extraordinaria estamos viendo la forma de contrastarlo, más que nada para ver la movilidad que tuvo esta nube de contaminación”.

Tras ello, el seremi agregó que, pese a que se trataría de un evento extraordinario, “no le queremos quitar la importancia, por lo tanto, estamos evaluando la situación para ver la figura legal y normativa que tomaremos para ver alguna amonestación o sanción a la empresa”.

Respecto a la cantidad de gente que podría haber sido afectada por el cuadro ambiental, desde la Seremi de Salud se informó que cerca de 30 mil vecinos de Copiapó podrían haber estado expuestos a la nube de contaminación.

Efectos y sugerencias

A raíz de la contingencia ambiental que ayer afectó a gran parte de la población de Copiapó, la seremi (s) de Salud, Ninfa Muñoz, sostuvo que las zonas urbanas afectadas fueron “Paipote, Los Volcanes, Pedro León Gallo, parte del centro, digamos que es la población de la comuna de Copiapó. Afortunadamente las condiciones meteorológicas no dieron cuenta de que hubo desplazamiento para Tierra Amarilla que normalmente se desplaza para esos lugares”.

A raíz de lo anterior, la autoridad de ese ramo entregó una serie de recomendaciones para los grupos más vulnerables, debido a que la exposición ante el agente contaminante produciría irritación en las mucosas, en la vista, así como en las vías respiratorias. Mientras que en forma más prolongada puede producir problemas digestivos, gástricos e, incluso, en la piel.

En este sentido, Muñoz hizo un llamado a que adultos mayores, enfermos crónicos, embarazadas y menores no se expongan en situaciones de este tipo. “Ellos tienen que recluirse y estar en sus hogares, evitar salir al aire libre; cerrar las ventanas. Las personas que no tienen algún otro trámite que realizar que no salgan innecesariamente”, dijo la seremi (s) de Salud.

Malestar

Consultados por eventuales complicaciones en la salud producto del episodio ambiental ocurrido ayer por la mañana, vecinos de Paipote manifestaron su molestia ante una situación que, según comentaron, “no es novedad” en ese sector.

“Ya para nosotros no es novedad, siempre pasa lo mismo. En la mañana esto está amarillo. Pican los ojos, no se puede respirar bien, empieza uno a toser y es mejor estar en la casa porque si estás afuera (…) A lo mejor no son los siete días, pero durante la semana siempre va a haber algo”, comentó la pobladora Elia Pastén mientras esperaba por una atención médica en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de la localidad.

En el mismo sentido, Valeska Toledo expresó que “no es novedad. Hay veces que no hay neblina, y no sé, como que se mandan el condoro (sic) y se ve más el humo”.

Por su parte, Andrea Oyarce, vecina que reside a cuatro cuadras del recinto de salud, señaló en relación al evento que “realmente no salgo mucho para la calle, pero fue horrible, mi hijo con tos… Mi marido salió como a las ocho de la mañana y estaba horrendo”.

Margarita Mancilla, médico y directora del Cesfam de Paipote, puntualizó “que no había visto hace mucho tiempo, la cantidad, la envergadura (de la nube contaminante). En general, cuando hay niveles altos la gente lo percibe por el sabor metálico, pero que se hubiera visto como hoy día (ayer), no. No es común verlo tan claro”.

Respecto a las consultas médicas efectuadas ayer por parte de vecinos afectados, la profesional indicó que “como esta época es crítica, hay muchos pacientes que están con patologías, entonces, cuando ven el nivel de contaminación (…) lo que se percibe son más molestias que no afecta una patología respiratoria propiamente tal. Sientes malestar al tragar, una irritación, y la mayoría de la gente no consulta por eso”.

En cuanto al tipo de consulta que los vecinos efectúan, Mancilla añadió que “la mayoría de la gente de Paipote no consulta por la irritación, por el malestar al tragar; la gente manifiesta su molestia porque saben que es algo que se viene repitiendo hace mucho tiempo y que aún no hay una solución ni un estudio que diga cuál va a ser el impacto de estos niveles de concentración”.

– “Estamos evaluando la situación para ver la figura legal y normativa que tomaremos para ver alguna amonestación o sanción a la empresa”. César Araya, Seremi de Medioambiente

– “Oportunamente se informó sobre las medidas preventivas que se deben adoptar ante situaciones como éstas”. Ninfa Muñoz, Seremi (s) de Salud

– 07:00 horas de ayer se habría registrado el nivel más concentrado de Anhídrido Sulfúrico en el sector de Paipote, Copiapó.

– 30 mil habitantes de Copiapó podrían haber estado expuestos a la nube contaminante, según la estimación que realizó la Seremi de Salud de Atacama.

Catalina Peñailillo Monárdez

Comments are closed.