Fracking: la controvertida técnica que llegó a Magallanes

Una empresa petrolera bajo sumario y otra que lo ha incluido en varios de sus procedimientos dan cuenta de una práctica que despierta polémica en el mundo. Fuente: El Pinguino de Punta Arenas, 16 de junio de 2016


La técnica de fractura hidráulica ha ganado creciente interés en la agenda regional. Primero, Geopark fue sometida a un proceso sancionatorio por la Superintendencia de Medio Ambiente y ahora, el Consejo Regional (CORE) da su apoyo a un proyecto de fractura hidráulica en el llamado Bloque Arenal, en Tierra del Fuego, realizado por ENAP. Y la misma empresa posee, al menos dos proyectos de este tipo sometidos a evaluación ante el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, Seia.

Críticas

La técnica de fractura hidráulica, más conocida como fracking, ha sido ampliamente cuestionada en los Estados Unidos por los impactos que ha tenido sobre las napas subterráneas.
El propio diputado Juan Morano expresó que ‘esta técnica consiste en generar fracturas bajo tierra, con presión hidráulica inyectando agua, arena y otras sustancias químicas, para así liberar el gas o petróleo’. Morano sostuvo que en el caso de Geopark, existe el riesgo que esta actividad se realice de forma no autorizada, ‘dado que aún se desconocen los posibles impactos ambientales que esto podría generar a futuro en la región’.
La empresa Geopark ha insistido en que se trata de una tecnología diferente ‘cuya magnitud no tiene los impactos ambientales que genera el fracking’.

El presidente de la Agrupación Ecológica Patagónica, Humberto Gómez, manifestó que el tema fundamental es la profundidad a la que se realizan estas fracturas, ‘pues en Estados Unidos, el problema ha sido que se han llevado a cabo muy cerca de la superficie con graves daños en las napas subterráneas y otros efectos no deseados’.
En este sentido, las autoridades de Enap de todos los niveles han sido enfáticas en defender la inocuidad de estos proyectos. Alejandro Avendaño, presidente del sindicato petrolero, expresó: ‘la comunidad puede estar tranquila, pues estas perforaciones se producen a más de mil 500 metros y las napas están a lo sumo a 300’.
Pero Gómez agregó un dato inquietante: ‘Lamentablemente, ni las empresas, ni el Gobierno han hecho lo suficiente para informar adecuadamente de estos hechos’.

El gerente de ENAP Magallanes, Ramiro Parra, expresó: ‘La técnica de fractura hidráulica que se aplica en Magallanes fue desarrollada por profesionales magallánicos, considerando las características geográficas y ambientales de la región.Su ejecución se realiza tomando todas las medidas de seguridad y velando siempre por el resguardo de las personas y la protección del medio ambiente.

Agregó que se trabaja en mejorar el marco normativo de esta actividad tomando como referencia el que se utiliza en Canadá. Además, afirmó que hay un seguimiento constante de la actividad y un estrecho diálogo con la comunidad.

Comments are closed.