Santiago alcanzó peak de esmog más dañino para la salud sin que se decretara emergencia

La intendencia solo decretó una preemergencia ambiental. Así, en vez de restringir al 40% el parque (cuatro dígitos), la medida alcanzó al 20% (dos dígitos). Tampoco paralizaron 850 industrias, sino que lo hicieron 450. Fuente: El Mercurio, 20 de junio de 2016.


Tras 10 días de alta contaminación, en los que hubo cuatro preemergencias y seis alertas, Santiago alcanzó ayer su primera emergencia del año, constatada en cuatro estaciones (Cerro Navia, Pudahuel, El Bosque y Cerrillos). Pero no se trató de un episodio crítico cualquiera: la capital registró el promedio móvil de 24 horas más alto desde que se mide el material particulado fino (MP 2,5), el contaminante que por su peligro contribuye a la muerte de cuatro mil personas al año en Chile.

La marca se observó a las 16:00 en Cerro Navia, cuando esa estación de monitoreo marcó 790 en el Índice de Calidad del Aire por Partículas (ICAP).

Este nivel es el mayor desde que se comenzó a medir en forma sostenida este contaminante en Santiago, según un análisis histórico elaborado por el Ministerio del Medio Ambiente, al que accedió “El Mercurio” mediante la Ley de Transparencia.

“Llama la atención que los niveles de emergencia se extiendan por primera vez a cuatro estaciones. Hay una clara correlación de los niveles altísimos con el probable aumento de asados y el uso de estufas a leña, ya que los valores horarios se dispararon a una hora que coincidía con el comienzo del partido de Chile y México. Esto se combinó con una muy mala ventilación”, explica el especialista en contaminación atmosférica de la Usach, Patricio Pérez.

Falla en el modelo

Aunque las autoridades ya habían observado una correlación entre los partidos de fútbol y la generación de preemergencias (como después de los triunfos de Chile, el sábado y el martes pasado), no anticiparon que la calidad del aire, que ya era adversa, llegaría ayer a una emergencia ambiental. Así, nuevamente, se constató una falencia del modelo predictivo.

Por esa falla, la intendencia solo decretó una preemergencia ambiental. Así, en vez de restringir al 40% el parque (cuatro dígitos), la medida alcanzó al 20% (dos dígitos). Tampoco paralizaron 850 industrias, sino que lo hicieron 450.

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, plantea que episodio de emergencia constatado no era previsible de acuerdo al modelo, las concentraciones y el informe meteorológico. “Hubo peaks anómalos entre las 22:00 y las 2:00. Lo que se observó ayer es el mayor dato horario de ICAP desde que medimos el MP 2,5 y por primera vez se da una emergencia que arroja un alto nivel de concentración en cuatro estaciones. Esto muestra el nivel de transparencia y la calidad de la red de monitoreo. En cuanto al motivo, este peak se atribuye en forma indesmentible al efecto partido, porque fue un período de corta duración”, afirma.

Consultado sobre la posibilidad de incluir la ocurrencia de partidos como una variable dentro del modelo predictivo, Badenier afirma que técnicamente no es aconsejable, “porque son eventos puntuales que muchas veces no tienen que ver con el funcionamiento cotidiano de toda la ciudad”, asevera.

Según el ministro, estos niveles de contaminación debiesen comenzar a reducirse gradualmente a partir del próximo año, cuando debute el nuevo plan de descontaminación para MP 2,5. Este programa de medidas por más de US$ 700 millones busca reducir este contaminante a 10 años en más de un 60%, en su norma diaria, y en 90% el número de episodios críticos.

Para esta jornada, la Intendencia Metropolitana decidió mantener el pronóstico y decretar la quinta preemergencia del año. Así, hoy no podrán circular por las calles de la capital los vehículos con convertidor catalítico y patentes terminadas en 8 y 9. Además, deberán paralizar 450 industrias y estará prohibido encender alguno de los 120 mil calefactores a leña catastrados en la Región Metropolitana.

Nube de esmog
Ayer la capa de mezcla, donde se genera el esmog, estaba tan baja que dejó fuera a zonas como Lo Barnechea.

Cómo los santiaguinos vivieron la jornada con alta contaminación

La emergencia ambiental constatada ayer no frenó la realización de la CicloRecreoVía (ciclovía de domingos por Providencia y Santiago, entre otras zonas). Su director, Gonzalo Stierling, defiende que la actividad se lleve a cabo pese a que las autoridades recomendaron no realizar actividades deportivas. “Es una iniciativa de recuperación de espacios públicos, no de deportes”, afirma.

Nicolás Orellana es uno de los ciclistas de ruta que estaban en dicha actividad: “La verdad es que no me afecta tanto, porque mi vida cotidiana es en bicicleta. Voy al trabajo, hago todo en bicicleta. Entonces, que haya o no preemergencia para mí no es tema”.

De Barranquilla, Colombia, Jaqueline Galvis Sierra está de vacaciones en Chile, y por primera vez subió el cerro San Cristóbal a pie. “Esto parece neblina, pero si fuese eso haría más frío. Es pura contaminación”, señala.

En el cerro, de todas formas, hubo menos deportistas que en un domingo cualquiera.

Riesgos en la salud

En Cerro Navia, la comuna con mayor nivel de esmog, Karen Ñiripil llegó al Centro de Salud Familiar Dr. Arturo Albertz, por la infección respiratoria que sufría su hijo Gabriel, debido a la mala calidad del aire. “He venido ya dos veces”, explicó la mujer que vive en esa comuna, una de las cuatro en registrar la primera emergencia ambiental del año.

Al igual que Ñiripil, Moisés Orellana asistió al Hospital Roberto del Río junto a su esposa e hija Laura. Cuenta que “mi guagüita está hace tres días ya enfermita, con un cuadro respiratorio, y yo lo atribuyo a la mala calidad del aire, porque está complicado, muy complicado”.

Manuel Valencia y Arak Herrera

Comments are closed.