“Alto Maipo tiene apoyo de una mayoría silenciosa, pero los que están en contra son más elocuentes”

Felipe Cerón, nuevo presidente de AES Gener en Chile señala que retraso en proyecto no impactará en inversión final y confirma que central carbonera Los Robles ya no va. Fuente: Diario Financiero, 1 de julio de 2016.


Un mayor enfoque en el proyecto Alto Maipo, la principal inversión en curso de la compañía, tendrá Felipe Cerón, nuevo presidente de AES Gener. El ejecutivo estuvo casi 15 años en la gerencia general, pero sostiene que ahora tomará un rol “de presidente más expandido”. A futuro, el foco de la generadora -que hoy es eminentemente térmico- irá avanzado hacia la hidroelectricidad y las ERNC, y aunque no abandonarán el carbón, su principal proyecto en esa área ya no está en los planes. -¿Cuál es la evaluación que hace sobre su papel en la gerencia? -Sin duda que han sido años muy intensos, estoy muy satisfecho de lo que hemos logrado, cómo hemos enfrentado los desafíos y he tenido el privilegio de dirigir al equipo, esto es un mérito de todos. En cuanto al nuevo rol, esto viene porque Andrés Gluski es el CEO de AES Corp y vive en EEU U, y no tenemos un presidente que esté físicamente, y dada la envergadura de la compañía, se consideró mejor tener un presidente presente y con un rol expandido, más ejecutivo. Al proyecto Alto Maipo le voy a dedicar más tiempo.

También hubo una reorganización en Chile…

Eso tiene que ver con una optimización, donde se agruparon dos complejos que antes operaban en forma independiente. Se fusionaron los de la zona central, Ventanas, Santiago, Cordillera, Los Vientos, etc., y se decidió porque ya habíamos llegado a un nivel de madurez. A cargo quedó Norberto Corredor.

¿Por qué Alto Maipo requiere dedicación especial, ha sido más complejo de lo que esperaban?

No, pero es el proyecto más importante que está construyendo la compañía y esa es la razón. Queremos seguir impulsando la construcción, la relación con las comunidades, con las autoridades, etc.

La relación con un grupo de la comunidad en el Cajón del Maipo ha sido muy conflictiva, la oposición sigue vigente…

Acá hay una mayoría silenciosa también. El proyecto tiene mucho apoyo, pero los que están en contra con los más elocuentes. El proyecto tiene casi 4.500 trabajadores en forma directa, de los cuales 700 son de la zona, y adicionalmente es una actividad muy primaria, por lo tanto desarrolla también más trabajo aparte del empleo directo. Por eso la mayoría está a favor del proyecto.

El proyecto se retrasó en un año, ¿hay posibilidad de que eso vuelva a pasar?

Este es un proyecto muy importante, nosotros hemos aprendido más en este tiempo que llevamos la construcción de Alto Maipo y estamos tomando un grado de avance más rápido. Hay muchos permisos sectoriales que se han obtenido, así que ya está entrando en régimen. El plazo del que estamos hablando hoy es 2018 la primera unidad y 2019 la segunda. Yen términos de inversión no ha cambiado, el proyecto tenía suficientes contingencias, con lo cual no ha cambiado.

¿Hacia dónde apuntan las tendencias de la industria?

Pensamos que es muy importante la diversificación de matriz energética, tener una matriz donde tengamos todas las fuentes eficientes de energía y que sean compatibles con nuestra realidad, y eso es lo que queremos seguir haciendo hacia adelante, por eso hemos tomado un enfoque más hacia generación hidroeléctrica con Alto Maipo y también ERNC, como el proyecto solar que inauguramos a principios de año.

Enel y Engie anunciaron que dejarán el carbón, ¿ustedes lo harán?

Más que ser defensores de una tecnología, pensamos que todas son importantes y relevantes. Tenemos un participación térmica importante en Chile, pero en Argentina tenemos gas y en Colombia, hidroeléctrica. Creemos en la diversificación de tecnologías.

¿Entonces eso significa que no van a construir el proyecto carbonero Los Robles?

No, ese proyecto no lo estamos desarrollando. No lo tenemos considerado. Ahora nos estamos concentrando en diversificar más, porque hicimos mucha generación térmica en los últimos años.

¿Cómo les ha ido con el negocio de la interconexión con Argentina?

Esto ha sido muy atractivo para nosotros y para los países. Vemos bastante potencial en este negocio. Hoy el uso de la línea está limitada a 250 MW, pero tiene una capacidad de 600 MW, entonces pensamos que la siguiente etapa es hacer efectivo eso, y eso va a estar dado con la nueva capacidad que está entrando en el norte. Nosotros tenemos la primera unidad de Cochrane, la segunda entrará a fin de año, y también está el proyecto Kelar.

‘Dada la envergadura de la compañía, se consideró mejor tener un presidente presente físicamente y con un rol más expandido, más ejecutivo”.

“(El proyecto Los Robles) no lo estamos desarrollando. No lo tenemos considerado. Ahora nos estamos concentrando en diversificar más, porque hicimos mucha generación térmica en los últimos años”.

Antonio Astudillo

Comments are closed.