Concepción: Anteproyecto de plan de descontaminación incluye recambio de 60 mil calefactores

Se vieron acciones para reducir la polución con la participación de representantes de la comunidad, empresas, agrupaciones ambientales y universidades. Fuente: El Sur de Concepción, 18 de julio de 2016.


Hace un año, una visita a la Región del subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, fue el hito que marcó la declaración de Zona Saturada en el Concepción Metropolitano, paso obligado para poder dar inicio al trabajo relacionado con la elaboración del Plan de Descontaminación en las 10 comunas donde existe una importante presencia de material particulado fino respirable (MP 2,5).

En la oportunidad se explicó que las emisiones generadas por las industrias y la combustión de la leña para calefaccionar los domicilios eran las principales fuentes la polución presente en Concepción, Coronel, Chiguayante, Hualpén, Hualqui, Lota, Penco, San Pedro de la Paz, Talcahuano y Tomé.

Es así como la autoridad medioambiental del Biobío ha estado determinando las mejores iniciativas para reducir la presencia de contaminación atmosférica en la conurbación en los últimos 12 meses, con la experiencia adquirida en el trabajo previo que efectuado en Los Angeles y Chillán, también zonas saturadas, pero con la diferencia que las acciones para la Provincia de Concepción deben ser mucho más amplias.

“Algunas medidas relevantes, y que son similares a las que adoptamos en el valle central -explicó Richard Vargas, seremi de Medio Ambiente-, son de aislación térmica en las viviendas, recambio de calefactores en los domicilios, restricción de la quema de rastrojos agrícolas y forestales, además labores significativas en la adopción de normas de emisiones en el sector empresarial”.

Vargas recordó que en el aspecto domiciliario se prohibirán las chimeneas en paredes abiertas, salamandras y otras que deberán ser recambiadas en un plazo prudente. Se podrán ocupar estufas a leña con doble cámara, a calefactores a pellet, kerosene o gas. “Proponemos medidas para diversificarla matriz de calefacción residencial de tal forma que sean las mismas personas las que evalúen, según sus condiciones económicas, cómo abordar disminución de las emisiones en el nivel residencial”, dijo.

-¿Qué inversión se necesita para implementar el plan?

-Los planes de Chillán y Los Ángeles deben andar entre los 80 a 100 millones de dólares (inversión que se desarrolla en 10 años) y el de Concepción Metropolitano no deberá costar menos de
200 a 300 millones de dólares, por el número de familias involucradas, hablamos de un recambio de alrededor de 60 mil calefactores, frente a los 20 mil de Chillán y Los Ángeles, y alrededor de 100 mil subsidios de aislación térmica, es cinco veces más que lo que tenemos en las otras provincias.

COMITÉ

Pero la confección de un anteproyecto con estos objetivos no es algo que se ha estado haciendo a puertas cerradas, en especial si se considera que un plan de descontaminación para el Concepción Metropolitano significa cambiar la vida a alrededor de un millón 100 mil personas.

La autoridad recordó que dentro del proceso de confección, se debe conformar el llamado comité operativo, en el cual participan las secretarías regionales ministeriales, sin embargo, en la legislación también existe la opción de formar un comité operativo ampliado en lugares donde la autoridad local asilo disponga. Richard Vargas explicó que esta alternativa se concretó en acá, ante la complejidad de la construcción del instrumento y la importancia que tiene contar con un alto nivel de representatividad para la materia.

“En el caso del Concepción Metropolitano participan actores relevantes de la sociedad, por ejemplo, las agrupaciones comunitarias, como uniones comunales de las 10 comunas, los 10 municipios, organizaciones ambienta-listas. También la academia, por medio de la Universidad de Concepción -representada por el Centro Eula y las facultades de Ciencias Ambientales y de Ingeniería, además de las universidades del Bío-Bío, Del Desarrollo y San Sebastián”, enumeró Vargas.

A éstos se unieron los gremios empresariales, como Corma, y varias empresas que presentan altas emisiones de material particulado, como termoeléctricas, Enap, Huachipato y Vidrios Lirquén, comentó la autoridad, quien rescató la participación de las organizaciones comunitarias de base, “ellos preguntan cómo participar y no cómo les van a solucionar el problema, lo que es fundamental”, añadió.

El comité operativo ampliado ya sesionó dos veces y tiene una tercera reunión fijada para el 27 de julio, la que Vargas considera como la final y donde se presentará el último borrador de las acciones que incluirá el plan, algunas de las cuales ya fueron mencionadas.

“Estamos trabajando no sólo para que exista el subsidio al recambio del calefactor, sino que también para que el acondicionamiento térmico de los combustibles, para que lleguen a mejores precios y con la condición de humedad adecuada para reducir las emisiones de material partícula do”, comentó la autoridad.

-¿Habrá subsidios para las empresas?

-Esos son subsidios relativos a Sercotec y Corfo, vamos a generar instrumentos para ayudar a la pequeña y mediana empresa, con la finalidad que sean capaces de recibir algún beneficio de parte del Estado para reducir sus emisiones. En el caso de las empresas grandes, ellas realizan sus acciones de manera independiente.

Rescato la participación de las organizaciones comunitarias de base, porque ellos preguntan cómo participar y no cómo les van a solucionar el problema, lo que es fundamental”.
Seremi de Medio Ambiente.

2,5 micrones es el diámetro del material particulado por el cual se está normando.

Consulta ciudadana y los pasos a seguir

Richard Vargas adelantó que luego de finalizado el proceso actual, se debe hacer una evaluación económica y jurídica de las medidas planteadas, de tal manera que sean legalmente válidas y el Estado sepa cuánto cuesta el plan para que cada ministerio comprometa los presupuestos. “Eso debe estar listo dentro del 2016, pretendemos, antes de fin de este año, poner en consulta ciudadana el anteproyecto del plan de descontaminación atmosférica de Concepción, proceso que dura 60 días hábiles, para que la comunidad se informe debidamente. Ahí recogeremos las últimas iniciativas y observaciones de los gremios empresariales como de los sectores representativos de la comunidad”, señaló. Luego de eso se elabora el proyecto definitivo, el cual pasa al Consejo de Ministros para evaluación y aprobación. Una vez cumplido esa fase, la Presidenta de la República promulga el plan, se envía a Contraloría para visación y luego es publicado en el Diario Oficial. “Esperamos que eso sea entre abril y mayo de 2017, creo que será difícil echar andar el plan ese mismo año, pero el 2018 aparece como una alternativa prudente, puede ser que algunas medidas las implementemos el 2017”, comentó.

La contaminación de las empresas, junto con la domiciliaria, obligó a decretar la Z0na saturada hace un año.

Gonzalo Pizarro García

Comments are closed.