Hacienda prepara entrada en vigencia de impuesto a fuentes fijas en 2017

El objetivo de implementar este impuesto a la emisión de contaminantes en la industria es para estimular el cambio hacia tecnologías más limpias. Fuente: Diario de Concepción, 3 de julio de 2016.


Mientras se termina de completar el proceso de publicación definitiva de las circulares del impuesto a la renta, el Ministerio de Hacienda junto al Servicio de Impuestos Internos (SII) está en pleno proceso de preparación del reglamento (decreto supremo) que estructurará la aplicación del nuevo gravamen a la emisión de contaminantes de fuentes fijas.

Este es uno de los últimos tributos aprobados en la Reforma Tributaria. En 2017 se empezarán a considerar las emisiones generadas por las fuentes fijas, las que deberán ser pagadas por primera vez en abril de 2018.

Por esto, personeros del Gobierno señalan que “el reglamento que se está elaborando tiene como objetivo regular la parte operativa-técnica, en eso se está trabajando”.

Desde Teatinos 120 afirman que este trabajo está siendo elaborado en conjunto entre el SII, el Ministerio de Medio Ambiente, la Superintendencia de Medio Ambiente y la Subsecretaría de Hacienda. Cada uno liderando las funciones que le corresponden según la Ley. Además añadieron que durante las próximas semanas se deben publicar las circulares aclaratorias de este impuesto que estuvieron en fase de consulta pública entre el 3 y el 17 de junio.

Ahora bien, un conocedor de los plazos de implementación de la Reforma Tributaria añadió que “el proceso de trabajo y de diálogo con las empresas que estarán afectas a este impuesto ha sido bastante bueno, por lo que no se esperan mayores dificultades en su puesta en marcha ni en su aplicación”

Asimismo precisan que el mecanismo que se establecerá para fijar el gravamen es conocido por las empresas que deberán pagar este impuesto, por lo que ya está socializado.

Si bien, inicialmente se calculó que el universo afecto a este impuesto sería del orden de 500 fuentes fijas, esto cambió a 150 al excluir a las fuentes que funcionan con biomasa. Posteriormente tras la salida de las emisiones de horno y fundiciones se llegó a un número aproximado de 90. No obstante, ahora dicha cifra podría oscilar entre 50 a 60 fuentes fijas afectadas a este gravamen. Según el informe financiero de la Reforma Tributaria el Gobierno espera recaudar con este impuesto $89. 424 millones en 2018.

Cómo opera este impuesto.

De acuerdo a la ley, el objetivo de implementar este impuesto a la emisión de contaminantes en la industria es para estimular el cambio hacia tecnologías más limpias.

Según la legislación aprobada se gravan con este impuesto las emisiones al aire de material particulado (MP), óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2) y dióxido de carbono (CO2), producidos por establecimientos cuyas fuentes fijas, conformadas por calderas o turbinas, individualmente o en su conjunto sumen, una potencia térmica mayor o igual a 50 MWt (megavatios térmicos), considerando el límite superior del valor energético del combustible.

En todo caso, se precisa que corresponderá al Ministerio del Medio Ambiente determinar mediante decreto supremo, actualizado anualmente, los establecimientos que se encontrarán afectos a este impuesto.

Costo de impuesto. En cuanto al valor del impuesto, la ley establece un conjunto de normas que regulan la determinación de la base imponible y la metodología de cálculo que se aplicará sobre las emisiones efectuadas por cada contribuyente durante el respectivo año calendario,

Según la ley, “en el caso de las emisiones al aire de material particulado (MP), óxidos de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre (SO2), el impuesto será equivalente a 0,1 por cada tonelada emitida, o la proporción que corresponda, de dichos contaminantes multiplicado por la fórmula (…) En cuanto al dióxido de carbono, el impuesto será de US$5 por tonelada emitida”.

En este ámbito, le corresponderá a la Superintendencia del Medio Ambiente enviar al SII un informe con los datos y antecedentes necesarios para que proceda al cálculo del impuesto por cada fuente emisora.

El pago de los impuestos deberá efectuarse en la Tesorería en abril del año calendario siguiente a aquel en que se generaron las emisiones, en moneda nacional, de acuerdo al tipo de cambio vigente a la fecha del pago.

89.424 Millones de pesos espera recaudar el Gobierno a través de la aplicación de este impuesto a las fuentes fijas a partir del año 2018, correspondiente a los últimos gravámenes aprobados en la R. Tributaria.

Hacienda junto al SII se preparan
Hacienda y el SII están en pleno proceso de preparación del reglamento que regirá en la planeación del impuesto.

500 Fuentes fijas se verían afectadas originalmente con el impuesto, sin embrago, la cifra bajó a sólo a 60 fuentes según la R. Tributaria.

Comments are closed.