Industria eléctrica vive día clave y se anticipan cambios en la composición del mercado

El Gobierno cree que habrá “sorpresas” en el número de recurrentes y el mercado advierte cambios en la propiedad de activos tras la adjudicación de suministro. Fuente: Pulso, 27 de julio de 2016.


Un día clave para el sector eléctrico y también para el futuro de las cuentas de la luz de millones de chilenos se vivirá hoy en Av. Presidente Kennedy 5741.

Entre las 9 horas y las 13 horas las generadoras entregarán sus propuestas técnicas y económicas, en el marco de la licitación convocada por la Comisión Nacional de Energía (CNE) para abastecer las necesidades de energía de los clientes regulados del Sistema Interconectado Central (SIC) y Norte Grande (SING), por 20 años.

El diagnóstico del sector es claro: habrá alta concurrencia -incluido la presencia por primera vez de la petrolera estatal ENAP, quien ofertará junto a Mitsui-, la oferta debiera llegar incluso por debajo de los US$60, y el precio promedio de la licitación estará marcado por las grandes generadoras, quienes se espera que oferten por grandes bloques producto del inminente vencimiento de contratos.

Desde el Ministerio de Energía ven con buenos ojos el número de oferentes, y anticipan “sorpresas” en el número de licitantes.

“Esa es una tremenda noticia porque el sector necesita más competencia, porque al sector le hace muy bien tener más competencia, por lo que creo que mañana sería un día muy importante porque vamos a ver una licitación eléctrica con más competencia desde que se crearon las licitaciones”, dijo el titular de la cartera, Máximo Pacheco, al ser consultado por sus proyecciones.

El concurso es una de las mayores de la década, con la subasta de 12.430 GWh/año. Este miércoles se realizará la entrega de propuestas, las que serán abiertas el próximo 16 de agosto.

Una de las mayores interrogantes tras dicho proceso es qué sucederá con el mercado una vez que dicha subasta concluya. Esto porque inversionistas proyectan que más de un par de empresas salgan a la venta en el caso de que no obtengan contratos de abastecimiento -PPA- o, en el caso de obtener contratos, se pongan a la venta con una mayor posibilidad de ser adquiridas.

El perfil. ¿Qué debiera ocurrir hoy? Fuentes de la industria explican que se debiera ver una mayor cantidad de propuestas híbridas -combinando energía renovable con tecnologías convencionales- , soluciones nuevas que agreguen productividad, ningún proyecto hidroeléctrico nuevo y gran participación de las nuevas generadoras.

Según indica Julio Friedmann, CEO de General Electric -empresa proveedora del área eléctrica y propietaria de la central Los Guindos-, la diferenciación en la constitución técnica de las centrales será clave para la adjudicación de contratos, sobre todos aquellos bloques orientados a las energías renovables.

“Sacrificar rentabilidad o ser muy agresivo en los precios eso cualquiera lo puede hacer, eso no es un modelo sustentable a largo plazo”, proyecta.

Además, y al igual como advierten otros actores del sector, el precio promedio estará en gran medida condicionado por la oferta de los incumbentes, quienes tienen grandes cantidades de energía para ofertar como consecuencia de los vencimiento de contratos.

Empresas que se abstuvieron. Compañías como Renewable Energy Plataform -compañía renovable creada por ex ejecutivos de LAP- o Hydro Chile han optado por restarse de este concurso.

¿La razón? Anticipan precios poco competitivos y bajo espacio para la adjudicación. “En la licitación vas a tener dos tipos de actores que marcan precios que para mí no reflejan los factores económicos que uno debería tener en cuenta en una situación de libre economía, y que no reflejan la rentabilidad razonables para estos actores pequeños”, dijo el CEO de HydroChile, Federico Ravazzani. “Lo más probable es que no vamos a participar. Hay una decisión económica detrás, son proyectos bastante buenos pero por decisión de los inversionistas pasaremos”, comentó el director de operaciones de Renewable Energy Plataform, Giovanni Vinciprova.

Lo que está en juego en la licitación

1. Suministro de un tercio del consumo de clientes regulados

Perder contratos regulados y participación de mercado es uno de los potenciales riesgos que tienen las tres principales empresas generadoras de energía a nivel nacional: Endesa, Colbún y AES Gener.

Actualmente Endesa lidera la energía contratada con 19.020 GWh/año, a un precio de US$76,4, seguida por Colbún con 6.932 GWh/año a US$80,3 y AES Gener con 5.446 GWh/año a US$76,6.

Se estima que en dichas empresas los contratos que se vencen -contando regulados y libres- fluctúan entre el 15 y el 25% durante el periodo de suministro.

2. Ingreso de ENAP al negocio de la generación

Por primera vez en su historia Enap participará en una licitación eléctrica para clientes regulados de la mano de su socio Mitsui.

La petrolera ofertará con uno o sus dos proyectos -las centrales de ciclo combinado Luz Minera (760 MW) y Nueva ERA (510 MW)- para lo que planea una inversión superior a los US$1.000 millones.

Enap ingresó al negocio de la generación por mandato del Ministerio de Energía con el fin de aumentar la competencia en el sector, y para ello fue necesario la aprobación para ampliar su giro por parte del poder legislativo.

3. Primera subasta organizada por la CNE

El proceso en curso será el primero de magnitud que estará en manos de la Comisión Nacional de Energía (CNE). Esto, luego que se cambiara la normativa y se sacara a las distribuidoras de la organización de la licitación.

No es el único punto clave para la autoridad. Uno de los objetivos del Ministerio de Energía es bajar el precio de las licitaciones en un 25% en relación al promedio de ofertas del año 2013, donde se alcanzó un récord de US$ 128,2 el MWh.

En la última licitación dicho objetivo se obtuvo con precios promedios de US$79/MWh, pero el bloque era mucho más pequeño.

4. Efecto de la ley de transmisión: reducir US$10 las ofertas

Una de las promesas del gobierno al ingresar el proyecto de ley que modificaba mercado de la transmisión -hoy aprobada- era reducir entre US$10 y 5 las ofertas de las licitaciones, por el hecho de introducir el estampillado como nuevo sistema de remuneración para la transmisión.

Este modelo consiste en traspasar el costo de la transmisión íntegramente al consumidor final, evitando que la generadoras absorban dicho costo como funciona hoy en día.

Este mecanismo busca darle más transparencia al sistema y evitar sobrecostos.

Comments are closed.