Organizaciones exigen al Intendente de Santiago medidas para la protección de la precordillera

Precordillera en Santiago, Chile ® - ©

Lo más importante dentro de los planteamientos fue una regulación especial para el territorio de la precordillera. Fuente: El Ciudadano, 7 de julio de 2016


Este miércoles dirigentes de organizaciones sociales agrupadas en el Movimiento por la Precordillera Santiago Falla, tuvieron una audiencia con el Intendente de la región Metropolitana, Claudio Orrego. Reunión que -en un corto tiempo- ahondó en la preocupación por los riesgos e impactos negativos asociados a la depredación y el uso insustentable, particularmente inmobiliario, que afecta al pie andino en la cuenca de la ciudad.

El Ciudadano conversó a la salida de la jornada con Cristián Andrade, vocero de la junta de vecinos de la Comunidad Ecológica de Peñalolén, con Carolina Lagos, de La Reina, y Eduardo Giesen, del colectivo VientoSur, a propósito de la demanda por una planificación responsable con actores sociales y rigor científico.

Los representantes organizacionales manifestaron que la idea fue plantear una agenda de trabajo en conjunto, en donde se pongan todos los argumentos que exigen una protección de la Precordillera de Santiago. ‘En particular él (Orrego), ofreció generar un espacio de reunión con las autoridades regionales que tienen relación con los espacios territoriales, es decir, el Seremi de Medio Ambiente, el de Vivienda y Urbanismo, el jefe de la Onemi y el encargado regional de la Conaf, para que de alguna manera den cuenta de las preocupaciones que hay al respecto de la precordillera en relación a sus funciones ambientales’.

En cuanto al intento de impedir una construcción indiscriminada de un sellamiento de los suelos y la pérdida de la vegetación, declararon que avanzarán en los niveles de protección con los instrumentos que sea posible, ‘con una buena interpretación de las autoridades podemos detener el desarrollo de proyectos insustentables que hoy lo que hacen es extraer y eliminar toda la vegetación que existe y extraer además el suelo vegetal, que es el que permite la infiltración de las aguas lluvias y de esa manera infiltrar las napas subterráneas de agua de la ciudad, que permite que la vegetación siga viviendo’.

Según los voceros, existe una clara falta de voluntad política que muchas veces está subordinada a intereses económicos detrás de empresas inmobiliarias. ‘Entonces someten a la comunidad a riesgos por malas evaluaciones públicas, como aluviones, falta de aireación en al ciudad, perdida de la biodiversidad que aún existe en la región, como mínimo’.

Para enfrentar la contaminación en Santiago, sabiendo que niños y abuelos mueren a diario producto de lo compleja de la misma, Lagos manifestó que las autoridades tienen que tomar medidas de carácter estructural, no sólo medidas puntuales sobre las fuentes específicas, sino medidas que limiten la expansión de la ciudad, que mejoren el transporte público, cambios estructurales sobre los usos del suelo, sobre hacer ciudad, por ejemplo que los viajes en auto sean menos y más breves. ‘Porque una medida estructural ya es frenar el crecimiento y la pavimentación de la precordillera para que permita su función de ventilar la cuenca’.

Catalina Hernández

Comments are closed.