AES Gener inicia tratativas con cementeras para ampliar negocios “verdes”

La compañía está en conversaciones iniciales para vender una parte de los desechos de la combustión del carbón. Fuente: Diario Financiero, 26 de agosto 2016.


Una nueva área de negocios, más allá de la producción de electricidad, está explorando AES Gener, la segunda mayor generadora que opera en el país y que es controlada por la estadounidense AES Corp. La compañía está en conversaciones iniciales para vender una parte de los desechos de la combustión del carbón que se producen en una de sus operaciones más relevantes, el complejo Guacolda, a la industria sementera, con lo que busca disminuir el costo del acopio y obtener retornos monetarios.

En julio, la compañía ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental una consulta de pertinencia para obtener la autorización comercializar una parte del yeso sintético que resulta como subproducto de la quema del carbón, y esta semana hizo lo mismo para otro “desecho”, la ceniza. La firma ya ha tenido acercamientos iniciales con Polpaico, firma ligada al grupo Holcim, y con BSA, sementera controlada por el grupo Hurtado Vicuña. Según señala Osvaldo Ledezma, director de Medio ambiente de AES Gener, la adecuación del complejo termoeléctrico a las normas de emisión aumentó el volumen de los desechos producidos en la central Gualcolda, por lo que la firma buscó una alternativa.

“La instalación ele desulfurizadores para reducir las emisiones de la central, por ejemplo, incrementó la producción de yeso sintético. Lo mismo pasó con los filtros, que provocaron que se incrementara la captación de cenizas. Ambos elementos son materias primas para la producción de cemento, y buscamos una forma de reutilizar estos subproductos en otras industrias”, señaló el ejecutivo.

Nuevos usos

En el caso de las unidades 3 y 5 de Guacolda -complejo que tiene cinco turbinas, con una capacidad instalada total de 760 MW-, anualmente producen como desechos unas 40 mil toneladas de yeso y 60 mil toneladas de ceniza, las que potencialmente podrían ser utilizadas en la industria cementera.

“Esto permitirá, por ejemplo, disminuir el nivel de los acopios en la propia central, y también la explotación de yacimientos de minas de yeso por parte de las empresas, entonces, acá se puede obtener un beneficio económico y ambiental”, sostiene.

El tema aún está en fase exploratoria, reconoce Leclezma, aunque no descarta que se pueda transformar en el largo plazo en un negocio relevante.

La firma tiene ya cierta experiencia en el tema. Hoy ya tiene un acuerdo con Melón y le vende el 50% de la ceniza producida en la operación de la segunda unidad de Ventanas (ubicada en la Región de Valparaíso), unas 30 mil toneladas anuales.

Ledezma sostiene que la firma también está buscando otros usos para estos desechos, para lo cual tiene alianzas con universidades.

“Estamos trabajando con la Universidad de Concepción para ver, por ejemplo, la utilización del yeso sintético en la mejora de los suelos agrícolas; con la PUC y la Universidad del Desarrollo en posibles usos en la industria del cemento y hormigón; y con la Universidad de Chile en el sector minero”, puntualiza.

La eléctrica ya vende a Melón 30 mil toneladas de cenizas producidas en Ventanas II, en Valparaíso.

Antonio Astudillo

Comments are closed.