Comisión Ambiental rechaza Central Pirquenes y aprueba Termoeléctrica El Campesino

En medio de disturbios y manifestaciones, decidió aprobar El Campesino proyecto de ciclo combinado que busca emplazarse en la comuna de Bulnes. Fuente: Portalminero.com, 9 de agosto de 2016.


La Comisión de Evaluación Ambiental del Bío Bio rechazó el proyecto Central Termoeléctrica Pirquenes, la cual quería ser instalada en el sector de El Pinar cerca de Laraquete en la comuna de Arauco.

En la comisión votaron nueve seremis, más el intendente del Biobío, Rodrigo Díaz y el director del Servicio de Evaluación Ambiental. El principal argumento para rechazar la central fue el cambio del plan regulador de la comuna, el cual no permitiría la instalación de un recinto como éste en la comuna.

Según consignó Soy Arauco, tras la votación el alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón señaló, ‘la comisión ha tenido un comportamiento totalmente ajustado a derecho. Aquí hay un tema de incompatibilidad territorial. Para nosotros este es un paso sustancial y esperamos que se cierre este capítulo de una central que nunca debió haberse planteado como proyecto’.

Este proyecto, es de larga data, puesto que en 2011 se votó en la Comisión de Evaluación Ambiental, sin embargo, se pidió repetir esta instancia después de que en 2012, los vecinos presentarán un recurso de protección por la instalación de la central, el cual fue acogido por la justicia. En 2013, la termoeléctrica fue rechazada por el CEA, esto tras conocerse un informe del centro Eula de la UdeC que criticaba la declaración de impacto ambiental presentada por la empresa a cargo South World Business.

Aprueban proyecto El Campesino (Octopus)

En tanto la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA), En medio de disturbios y manifestaciones por parte de la comunidad, decidió aprobar el icónico proyecto de ciclo combinado que busca emplazarse en la comuna de Bulnes, Biobío, denominado El Campesino.

El Proyecto inicialmente llamado ‘octopus’, es propiedad de Electricité de France (EDF) y Biobío Genera, y consiste en una central de generación a gas con una potencia de 640 MW. Se estima que una vez aprobado su construcción demorará unos tres años.

La aprobación de esta central es clave para el Gobierno, particularmente para el Ministerio de Energía, ya que en 2014 se adjudicó unos 4.000 Gwh/año en la licitación de clientes regulados para comenzar a suministrar energía el 1 de enero de 2019; sin embargo, a 40 meses de comenzar sus obligaciones aún no inicia su construcción.

Desde la empresa indicó diario Pulso, han indicado que están atrasados en su cronograma, lo que podría significar que sean la primera firma en invocar las cláusulas de las bases de licitación que permite retrasar hasta en dos año la inyección de la energía.

Comments are closed.