El estudio de los humedales para enfrentar el cambio climático

Diversos son los hallazgos que se han obtenido, entre ellos, la existencia de uno de los microorganismos más antiguos de la Tierra. Fuente: El Mercurio de Calama, 7 de agosto de 2016.


El aumento de las emisiones de efecto invernadero a nivel mundial, en el que nuestro país aporta con el 0,3% de todas estas emisiones, está trayendo como consecuencias el temido cambio climático.

Una situación que preocupa tanto a nivel mundial como a nivel nacional y por• supuesto, en nuestra región, transformándose además en un tema que es analizado a nivel de gobierno.

Es que cada vez se hace más necesaria la preservación de nuestros ecosistemas por lo que no basta preocupaise sino tomar acciones concretas. Una de ellas se está llevando a cabo en la provincia de El Loa.

Desde 2013 se está desarrollando un proyecto que es financiado por el gobierno regional, vía Fondo de Desarrollo Regional (FNDR). “Análisis de adaptación al cambio climático en humedales andinos”, es el nombre de este estudio que está a cargo de científicos del Centro de Ecología Aplicada (CEA), y en el que la contraparte técnica y la coordinación es del Ministerio de Medio Ambiente.

Según la información proporcionada por la secretaría regional ministerial de Medio Ambiente, el estudio abarca a todo el territorio de la región que se ubica por• sobre los 2 mil metros de altura.

El objetivo central es analizar, identificar y aplicar medidas piloto de restauración y conservación de humedales altoandinos, buscando la adaptación de las comunidades locales frente a escenarios de deterioro de los recursos disponibles.

Considera como objeto principal a los humedales altoandinos es decir vegas, bofe-dales, salares, lagunas y ríos, que son prioritarios para la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, y que están sujetos a diversas actividades productivas, como minería, turismo, agricultura y otras.

Felipe Lerzundi, seremi de Medio Ambiente comentó que a diferencia de otros estudios que se realizan a nivel nacional, éste tiene una característica bastante especial que es mantener un contacto cercano con las comunidades en donde se encuentran los sitios naturales de análisis.

En el caso de la provincia de El Loa se está trabajando con las comunidades indígenas de las Áreas de Desarrollo Indígena Alto El Loa (comunas de Ollagüe y Calma) y Atacama La Grande (comuna de San Pedro de Atacama).

“Una de las primeras exigencias que le hicimos al Centro de Ecología Aplicada fue la necesidad de que esta información permeara y que no sea solo un levantamiento de un equipo científico técnico de alto nivel”, dijo Lerzundi.
El estudio ha identificado humedales prioritarios sin intervención (cercanos a la condición natural) y con intervención o amenazas, para evaluar el efecto del cambio climático en ellos.

La selección de humedales con intervención se realizó en conjunto con las comunidades que se emplazan en dicho territorio, con el propósito de que estos actores priorizaran aquellos donde se deben realizar monitoreos y que son utilizados ancestralmente.

ZONA EXCEPCIONAL

El altiplano de la región de Antofagasta presenta características climáticas que se asemejan a las condiciones extremas del primitivo planeta Tierra.

Lerzundi, dijo que “esta condición nos hace poseedores de un patrimonio genético sin precedentes, con una biodiversidad poco conocida de microorganismos extremados (que son los viven en condiciones extremas) que habitan en los humedales, especies que se han reportado por primera vez en la puna de Atacama”, comentó.

Es por esta razón que este estudio que incorpora, entre otras actividades, la priorización y monitoreo par de humedales, así como variadas actividades de difusión, posiciona a esta región a la vanguardia en términos degenerar información que permita la protección de estos ecosistemas, la identificación de presiones y la aplicación de prácticas sustentables en estos humedales únicos en el mundo.

Además, Lerzundi comentó, en este contexto, que el ministerio del Medio Ambiente está impulsando la creación de áreas protegidas en algunos de los humedales seleccionados en conjunto con las comunidades locales, en donde se han identificado presencia de microorganismos extremófilos, con el objetivo de proteger a estos ecosistemas de altísima relevancia para la ciencia, y a la vez dar a conocer a la ciudadanía este patrimonio natural, entregando información sobre estos componentes de los humedales altoandinos, lo que suma a las múltiples acciones de conservación que el Ministerio está impulsando.

GRANDES DESCUBRIMIENTOS

En el salar de Atacama, a pocos kilómetros de Peine, se encuentra la laguna La Brava, único lugar del altiplano chileno donde está demostrado científicamente que existen estromatolitos vivos.

Los estromatolitos son considerados una de las formaciones más primitivas de la Tierra que dominaron el planeta hace unos 3.800 millones de años, afectando su evolución a través de la liberación de oxígeno a los mares y a la atmósfera.

Es uno de los hallazgos que se han obtenido gracias al estudio del CEA y la seremi de Medio Ambiente.

Para el doctor Manuel Contreras, investigador del CEA, el Salar de Atacama es uno de los más extremos del planeta, y ha sido considerado, desde hace bastante tiempo, como uno de los ambientes más similares al planeta Marte, debido a la exposición de radiación ultravioleta y a la poca cantidad de agua que existe.

“De hecho, -precisó- las condiciones de agua líquida que se encontró en Marte se debe a la alta concentración de sal, situación que se repite en las lagunas del salar de Atacama”, dijo el profesional.

Agregó que trabajos recientes compararon la forma que dejan en la roca los microorganismos en La Brava con imágenes obtenidas con la sonda Ro-ver que explora el cráter Gusev en Marte.

“Encontrando una coincidencia en las imágenes de las estructuras microscópicas que captó la sonda con aquellas que se forman en los microbialitos de la Brava y otros estromatolitos fósiles encontrados en el planeta Tierra. Por lo tanto, La Brava es un ambiente donde se recrean las condiciones de la tienes primitiva y podría ser un buen análogo del planeta rojo”, informó el doctor.

Este interesante descubrimiento científico fue entregado a la comunidad de Peine por el seremi Felipe Lerzundi y el equipo del CEA, con el propósito de que conocieran de primera fuente la riqueza científica y patrimonial que posee La Brava.

Los monitoreos realizados por el CEA han reportado, hasta ahora, microbialitos y tapetes microbianos en zonas de gran influencia de minería de Litio, en los salares de Atacama (Cejar, La Brava y Tebenquiche), de Aguas Calientes, de Carcote, de Punta Negra, de Tara y Ascotán.

El estudio tiene una duración de cuatro años por lo que finalizaría en octubre de 2017.
:
“Esta condición nos hace poseedores de un patrimonio genético sin precedentes, con una biodiversidad poco conocida de microorganismos extremófilos “. Felipe Lerzundi Seremi de Medio Ambiente

¿Qué es el cambio climático?

Es un cambio significativo y duradero de los patrones locales o globales del clima, las causas pueden ser naturales, como por ejemplo, variaciones en la energía que se recibe del Sol, erupciones volcánicas, circulación oceánica, procesos biológicos y otros, o puede ser causada por influencia antrópica (por las actividades humanas), como por ejemplo, a través de la emisión de CO2 y otros gases que atrapan calor, o alteración del uso de grandes extensiones de suelos que causan, finalmente, un calentamiento global.

2 MIL metros sobre el nivel y más es la zona en la que se analizan los humedales que se ubican en la Segunda región, la gran mayoría en la provincia de El Loa.

2013 Se inició este análisis el que es financiado por el gobierno regional, a través del FNDR. Su duración es de cuatro meses por lo que se espera finalice en 2017.

Comments are closed.