El heredero de Walmart y su cruzada en Chile

Objetivo general de la estrategia es crear pesquerías bien administradas y sostenibles en tiempo, Fuente: Diario Financiero, 12 de agosto de 2016.


Benjamin Walton es el nieto del fundador de Walmart, actual director de la fundación familiar que lleva el mismo nombre, y fue el encargado de lanzar ayer el programa de iniciativas medioambientales de océanos, donde Chile es el país estratégico.

‘Estuvimos un par de años investigando en dónde poner el foco de nuestra filantropía y enfocamos rápidamente el medio ambiente y durante este proceso de dos años donde más coincidimos fue en el tema de agua’, relata.

Y el objetivo general de la estrategia es crear pesquerías bien administradas y sostenibles en tiempo, que contribuyan a mantener ecosistemas marinos sanos y que proporcionen una mayor seguridad social y económica a las comunidades e industrias costeras.

‘El trabajo se va a centrar alrededor de planes de recuperación para la merluza común, sumado a un trabajo con la corporación de la pesquería de la anchoveta y también con cinco a siete pesquerías de pequeña escala, para instalar los nuevos planes de manejo que exige la ley desde el 2013’, explicó Peter Bryant, el director del programa.

Eso sí, Ben -quien tiene lazos con el país a través de su esposa y que ya ha impulsado varias iniciativas de distinta índole acá- enfatizó que el programa de medio ambiente de la fundación de la familia Walton existe desde el año 2005 y que en abril se hizo una revisión estratégica del programa de océanos y ahora son cinco países en los cuales trabajar: ‘Chile, Perú, Indonesia, México y EEUU. Los dos primeros nuevos para esta iniciativa de la fundación’, comentó.

Regulación potente y buena

‘La ley acá es bastante potente y buena. Tiene cuotas de captura basadas en informes científicos, tiene límites de captura por armador y también tiene un sistema de manejo de recursos a través las áreas de manejo y también las concesiones son buenas’, aseguró Bryant.

En este contexto, el director del programa agregó que ‘la implementación de la regulación tiene espacio para mejorar. No es lo mismo tener una buena ley en papel y luego implementarlo en el territorio’.

Además, comentó que las pesquerías de pequeña escala también tienen un nuevo plan de manejo en el cual la fundación de la familia Walton ‘ha definido que invertir en la asistencia al gobierno a través de organizaciones sería un impacto apropiado para la implementación de esta nueva regulación’.

Y para que el gobierno conozca el proyecto, esta semana Benjamin Walton, junto a Peter Bryant y otros representantes del programa, asistieron a una reunión con el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.
Las metas del programa

Para el 2020 en la Fundación Walton esperan que Chile haya aprobado y empezado a implementar formalmente los planes de recuperación de cambios en la gestión de las pesquerías de merluzas y anchoveta. En segundo lugar un mejor gestión basada en los derechos de pesca.

Asimismo, proyectan que otra herramientas sean aplicadas en cada una de las 3-5 pesquerías prioritarias de pequeña escala, para que sean gestionadas de manera más sostenible. Y finalmente que los límites de captura basados en la ciencia se cumplan en las 5-7 pesquerías prioritarias.

Bryant agregó que ‘el objetivo amplio es asistir al gobierno y la sociedad con las medidas de sostenibilidad de manejo que van a mejorar la salud de los océanos y de las comunidades’. En tanto, Walton añadió que ‘queremos ver cómo funciona el programa acá en Chile y después replicarlo en otros países del mundo’.

US$ 80 MILLONES invirtió la fundación en 2015 en medioambiente.

Nidia Millahueique M.

Comments are closed.