Exigen protección para los bosques antiguos que existen en la costa valdiviana

Una de las observaciones realizadas al proyecto Parque Eólico Pililín indica que afectaría a una zona donde aún vive este tipo de vegetación,. Fuente: Diario Austral de Valdivia, 28 de agosto de 2016.


“Yo protejo el bosque antiguo valdiviano” son las palabras que llevan escritas las pancartas que han usado en diferentes actividades públicas quienes se oponen al proyecto Parque Eólico Pililín, planeado para la comuna de Valdivia. Las usaron quienes participaron como público en la charla “Campañas Exitosas por la Paz”, realizada durante el último Encuentro Sur Mujer. También, algunas de las personas que participaron en la corrida Torrencial Valdivia Trail, desarrollada en junio.

Cómo el proyecto impactará el bosque antiguo fue una de las observaciones realizadas al plan de la empresa española Acciona -que busca instalar 17 aerogeneradores en un terreno privado que colinda con el Parque Oncol- durante el período de participación ciudadana que finalizó el 18 de abril del año pasado.

Esta observación, promovida a través de la agrupación Bosque Antiguo Valdiviano, cuya campaña fue realizada principalmente por redes sociales, indicaba: “El proyecto impacta directamente sobre el último gran fragmento del bosque de frontera de la Cordillera de la Costa, en la región de Los Ríos (…) Por ello, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) debe abordar los impactos en la sección transversal completa de este bosque, entre los ríos Valdivia y Lingue, incluyendo la caracterización detallada de sus componentes ambientales, la evaluación de los efectos sobre la conectividad, la viabilidad de las especies endémicas, la continuidad de los procesos de especiación y los efectos sobre las especies amenazadas”.

La empresa Acciona ya recibió las observaciones de la ciudadanía, lo que debe responder, y el plazo para hacerlo es e130 de octubre de 2017, pero, ¿qué debemos entender cuando escuchamos el término “bosques antiguos”?

CUESTIÓN DE TIEMPO

El ingeniero forestal, doctor en Geografia e investigador y académico de la Universidad Austral de Chile Antonio Lara dice que el mejor nombre para hablar de estos bosques es el de Old Growth Forest. Explica que tienen especies endémicas, una estructura compleja y han demorado muchos años en desarrollarse, entre cientos y miles. En Chile solo se encuentran entre las regiones de La Araucanía y Magallanes, pero su mayor densidad está entre Los Lagos y Aysén. Se calcula que en el país habría unos dos millones de hectáreas.

“Ha pasado un tiempo importante para que exista un conjunto de especies diversas de plantas, animales, hongos y microorganismos del suelo viviendo en ellos. Estos bosques tienen una estructura compleja, con varias capas. Hay árboles emergentes, dominantes, codominantes, intermedios y un soto-bosque denso. Son los siempre verdes, como se los llama en la zona. Lo importante es que demoran en adquirir sus características”, detalla.

Y agrega que en Chile “tenemos una característica única, tenemos bosques muy antiguos. La especie más longeva de todas es el alerce. Demostramos que es la segunda más longeva del mundo y que puede vivir 3 mil 620 años. Hemos estudiado bosques donde los coigües, las tepas y mañíos tienen entre 500 y 600 años. Las lengas son más jóvenes, un bosque antiguo de ellas tiene entre 250 y 300 años”.

Destaca que hay especies que son abundantes en estos bosques, como el pájaro carpintero o el monito del monte.

¿Y cuáles son sus particularidades? Antonio Lara dice que “acumulan grandes cantidades de carbono. Son muy importantes como sumideros de carbono, lo capturan y retienen de una manera muy especial y de esa forma prestan un servicio ecosistémico muy importante que es la regulación del clima”. También proveen de agua, la reciclan y colaboran con la regulación hídrica de los territorios en los que se encuentran.

“Por eso socialmente hoy son tan importantes. Antes la gente los veía y pensaba que esos bosques no servían para nada porque había mucha madera muerta y troncos en el suelo. Los cortaba, botaba o quemaba. Ahora sabemos que son extremadamente valiosos”.

El especialista asegura que lo que hace tan grandiosos a estos bosques es, precisamente, el tiempo y “no existe una medida de mitigación efectiva si llegan a ser impactados. Estos bosques son como el buen queso o el buen vino, con la diferencia de que no están guardados. Están vivos para que podamos aprovecharlos. Un bosque de este tipo no es intercambiable”.

AMENAZAS

Las principales amenazas que afectan a estos bosques antiguos son los incendios. “A veces estos se originan por un propietario descuidado, alguien que tiene una pradera o una plantación. Qué mejor ejemplo que lo que ha pasado con los bosques de araucarias”, explica. Dice que otras de las amenazas son la ganadería, que destruye la regeneración y los proyectos de desarrollo, como los caminos, los parques eólicos y las centrales hidroeléctricas .

En la región de Los Ríos aún queda este tipo de bosques en Parque Oncol y sus alrededores. Por lo que ante la pregunta ¿Existen bosques antiguos en el sector de Pililín? asegura que “no me cabe duda. Por lo que el proyecto, y cualquier proyecto de desarrollo planificado ahí debe incorporar información detallada sobre el tipo de bosque que existe y cuáles son las precauciones para evitar los impactos o reducirlo esos impactos”.

El biólogo y experto en conservación Alberto Tacón conoce bien la zona. Asegura que le parece muy poco factible que un proyecto como el del Parque Eólico Pililín pueda coexistir con la conservación de los bosques.

“En el sector de la costa ha habido mucha destrucción de bosques y corta de árboles para leña, pero los sectores que están más inaccesibles, que tienen menos caminos es donde se ha conservado el bosque. El proyecto Parque Eólico Pililín está justo al final de uno de estos caminos, más allá del Parque Oncol. Todo el camino que se va a intervenir llega, justamente, al último manchón de bosque que queda en la zona, que es la cuenca del estero Pichicullín. La preocupación que hay en tomo al bosque es que cualquier mejora a ese camino, que significa un mayor tránsito de gente, abre la posibilidad de que empiece a haber loteos para desarrollo inmobiliario o aparezcan otras amenazas, como robo de leña o la irrupción de especies invasoras como perros o ganado. Abre una franja para que, además del parque eólico, exista una presión mayor sobre el bosque”, explica. Para el experto, lo ideal sería realizar un levantamiento territorial para identificar dónde se podría establecer un parque y dónde no.

¿CÓMO PRESERVARLOS?

Para Antonio Lara los bosques antiguos deberían tener una prioridad absoluta de conservación y restauración. “Tienen un valor intrínseco, pero además los servicios ecosistemáticos que prestan si queremos tener agua y el clima regulado , como también oportunidades de turismo y recreación, tienen un valor económico. Y aunque no lo tuvieran, el bienestar que necesitamos depende de ellos”, dice.

Son protegidos en los parques nacionales, las reservas y las áreas protegidas privadas. “Pero debiera haber una real prohibición de cortarlos. Está estupendo que sean manejados los renovales de coigüe, pero es un crimen cortar bosques adultos porque quedan muy pocos. Es un crimen destruir lo que la naturaleza se demora siglos en formar. También es importante que existan medidas de restauración, incentivos y bonificaciones para los propietarios. El problema con los bosques antiguos es que no existe una protección especial para ellos y nadie sabe cuántos hay. Existen catastros de bosques adultos, pero no existe la categoría antiguos”, indica.

EDUCACIÓN

A pesar de que la empresa Acciona tiene plazo hasta el 30 de octubre de 2017 para responder las observaciones, los miembros de la agrupación Bosque Antiguo Valdiviano siguen realizando actividades de difusión. Por ejemplo, el fotógrafo Marcos Matus retrató cuerpos desnudos en el bosque el pasado domingo 21 de agosto, en el próximo evento “100 en un día Valdivia” -que se hará el 10 de septiembre y en el que se espera ocurran cien actividades artístico, culturales, medioambientales en 24 horas- exhibirán y entregarán el Togo de la campaña y también esperan estar presentes en el Festival Internacional de Cine de Valdivia.

El vocero de la agrupación, Patrick Reolon, explica que “el foco de la campaña es, ahora, reforzar la condición de hot spot de estos bosques por medio del apoyo de redes internacionales de científicos y ambientalistas. Además, se está trabajando para educar al público sobre el valor único de estos ecosistemas, que llevan millones de años evolucionado en esta cordillera”.
:
Observaciones Ciudadanas

-Cuando recién finalizó el período de participación ciudadana del Parque Eólico Pililín, en abril de este año. el proyecto había recibido más de cinco mil observaciones por parte de las personas que asistieron a las presentaciones o conocieron sus características. Sin embargo, finalmente la empresa española Acciona deberá responder 221 cuestionamientos. Esta baja en las observaciones ocurrió debido a que después de un análisis realizado por el Servicio de Evaluación Ambiental se determinara que muchas de las observaciones se referían a los mismos aspectos. El plazo que posee la empresa Acciona para responderlas termina el 30 de octubre del próximo año.

De ser aprobado, el proyecto tiene una vida útil de 30 años y su plazo de construcción sería de unos 18 meses. El área total de obras permanentes ocuparía 9,4 hectáreas, y las obras temporales ocuparían 8 hectáreas. La inversión que se llevaría a cabo sería de unos 110 millones de dólares.

“Tienen un valor intrínseco, pero además los servicios ecosistémicos que prestan, como también oportunidades de turismo, tienen un valor económico”.
Antonio Lara Investigador Uach

221 son las observaciones que la empresa deberá responder, de las cinco mil que fueron ingresadas en un comienzo.

30 de octubre de 2017 es la fecha de plazo que tiene la empresa Acciona para contestar las observaciones ciudadanas.

Claudia Muñoz David

Comments are closed.