Licitan estudio para pesquisar los focos contaminantes

Iniciativa tendrá un componente local y otro regional.Fuente: El Mercurio de Calama, 1 de agosto de 2016.


Tras superar una serie de dificultades, el gobierno publicó el llamado a licitación para la realización de un diagnóstico de riesgo ambiental en la Región de Antofagasta.

Se trata de un proyecto que contaba con recursos asignados (FNDR) desde noviembre de 2014, pero que no había avanzado a su siguiente etapa debido, entre otros problemas, a la necesidad de afinar detalles técnicos que fueron observados por la Dirección de Presupuestos.

La iniciativa, cuyo costo asciende a $1.850 millones, tiene dos componentes principales.

Desde la perspectiva regional, la consultora que gane la licitación deberá determinar los niveles basales de presencia de metales pesados y evaluar los riesgos para la salud de las personas en Antofagasta, Taltal, Sierra Gorda, Tocopilla y San Pedro de Atacama.

Además se espera que delimite las zonas de riesgo en las mismas comunas y que presente propuestas técnicas y económicas para la remediación, entre otros insumos.

Antofagasta

Como segundo componente, se pide una evaluación específica para la comuna de Antofagasta, que tiene que ver con la medición de material particulado sedimentable y respirable, y un análisis químico de las muestras para conocer sus componentes de interés.

Lo importante acá es que el consultor, además de las mediciones y análisis, deberá identificar las fuentes activas de contaminación y establecer su aporte, lo que contribuirá a despejar una de las grandes dudas que hoy existen a nivel de autoridades, que dice relación con los focos efectivos de las emisiones.

Este estudio estará centrado en el borde costero como zona de influencia directa, pero la idea es determinar efectos en el territorio completo.

El seremi de Medio Ambiente, Felipe Lerzundi, destacó la importancia del estudio, principalmente lo que concerniente con la identificación de las fuentes activas de contaminación en Antofagasta.

“Esto nos va a permitir conocer de dónde proviene la contaminación de material particulado sedimentable, que es el polvo que conocemos, y establecer las responsabilidades”, explicó.

Lerzundi señaló que los resultados, tanto locales como regionales, permitirán además elaborar políticas y herramientas de gestión para enfrentar el problema de la contaminación, que los últimos años ha escalado entre las preocupaciones de la comunidad.

Del total de recursos asignados, $1.400 millones serán empleados en el estudio de riesgo regional y los $450 millones restantes financiarán el componente local.

Según los plazos establecidos en el llamado a licitación, la propuesta sería adjudicada en septiembre de este año.

Si aquello se cumple, y como el trabajo de la consultora se extendería por un plazo no menor a 18 meses, los resultados finales de la investigación debieran conocerse el primer semestre de 2018.

Salud

Junto al diagnóstico ambiental, el Consejo Regional (Core) aprobó en noviembre de 2014, otros $1.200 millones para la realización del “Plan piloto de polimetales y perfil epidemiológico de Antofagasta”.

Se trata de un estudio presentando por la Seremi de Salud y que en lo fundamental implica la toma de muestras biológicas a la población de las nueve comunas para establecer presencia de contaminantes en sus organismos.

La realización de estos análisis se encuentra demorada y según lo último que se informó, de momento la única comuna donde se realizaría la pesquisa es Antofagasta.

EN ANTOFAGASTA HABRÁ UN ESTUDIO ESPECÍFICO DE CONTAMINACIÓN.

Comments are closed.