Paralizan proyecto minero de “tierras raras” en Penco

Fue en los cerros de Penco donde se encontró una veta de este valioso mineral, que se utiliza actualmente en tecnología de punta. Fuente: Aminera.cl, 20 de agosto de 2016.


Paralizado quedó el proyecto minero de Biolantánidos, más conocido como ‘tierras raras’ de Penco. Iniciativa única en la región del Bío Bío y en el país, a la que ahora se exige un Estudio de Impacto Ambiental.

El proyecto minero El Cabrito consiste en la construcción y operación de una faena minera y una planta de procesamiento de arcillas iónicas ricas en tierras raras, con una capacidad para procesar hasta 210 toneladas por hora.

Fue en los cerros de Penco donde se encontró una veta de este valioso mineral, que se utiliza actualmente en tecnología de punta. Prácticamente todos los elementos electrónicos lo contienen, incluso en China, principal productor mundial de tierras raras, se utiliza como fertilizante.

La empresa Biolantándios ya había desarrollado previamente actividades de prospección y exploración, buscando convertirse en el primer actor en Chile en desarrollar este mercado, pero el proceso se vio truncado pues el Servicio de Evaluación Ambiental puso término anticipado a la declaración de impacto ambiental, con el argumento de que carece de información esencial y que requiere evaluarse con un Estudio de Impacto Ambiental.

Arturo Albornoz, gerente del proyecto, admitió que no lo esperaban y que es una decisión que los toma por sorpresa.

Agregó que se han dado dos meses para decidir si insistirán con la idea, aunque considera que actualmente no se dan las condiciones.

El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, respondió que a su juicio faltó asesoramiento en la tramitación ambiental.

La autoridad recordó que el Gobierno respaldó el proyecto desde sus inicios y que esperaba su materialización.

La faenas ya estaban instaladas en el sector El Cabrito de Penco, pero ahora todo queda en la incertidumbre, a pesar de que la idea era marcar una nueva era en la minería de la región y del país, pues a diferencia de otras explotaciones mineras -al encontrarse en estado de arcilla- la explotación de las ‘tierras raras’ no destruye los suelos y su posibilidad de reposición está asegurada.

Comments are closed.