Superintendencia de Medioambiente formula cargos a Gea por falta gravísima

Cambiaron ubicación de pozo de monitoreo para determinar si se estaba contaminando la napa subterránea, realizando las mediciones en otro pozo ubicado aguas arriba del relleno sanitario. Fuente: El Trabajo de San Felipe, 23 de agosto de 2016.


La Superintendencia de Medioambiente formuló cargos en contra de la empresa Servicios Gea Ltda., en su calidad de titular del proyecto Centro de Tratamiento Integral de Residuos Sólidos La Hormiga, debido a una serie de infracciones graves -y una particularmente considerada gravísima- que podría derivar en millonarias multas o incluso la revocación del relleno sanitario en el cerro La Hormiga.

Las infracciones fueron detectadas tras un proceso de fiscalización originado a raíz de las denuncias formuladas en agosto de 2015 por las deficiencias del Vertedero La Hormiga, en relación a los residuos que de ese complejo se filtraron a los canales de riego cercanos y por ende, en las profundidades infraterrenas de ese sector debido a las fuertes precipitaciones que desbordaron su quebrada con agua, arrastrando gran cantidad de basura y deshechos hacia las parcelas quebrada abajo, e incluso anegando varias casas cercanas al sector. Don Isaías y Francisco Olmedo, propietarios de 17 hectáreas colindantes, interpusieron una querella judicial ante los graves daños causados por el vertedero, situación a la que Diario El Trabajo dio seguimiento durante todos estos meses, siendo también que Roberto Mercado Aced, un comunicador de la zona, hiciera varias denuncias e investigaciones sobre las supuestas irregularidades y presumibles amenazas contra los campos cercanos a ese vertedero, y luego también que medios locales, regionales y hasta nacionales decidieran investigar este problema, conjuntamente con la Superintendencia de Medioambiente del Gobierno de Chile. Esta semana se supo que esta entidad, luego de realizar un exhaustivo peritaje para establecer si efectivamente La Hormiga estaría poniendo en peligro la salud de los vecinos y de las napas de agua con las que se riegan esas parcelas, habían solicitado a GEA un muestreo de aguas del Pozo San Juan, el que aparentemente no se hizo sino más bien, se hicieron muestras en otros pozos, en la parte de arriba del Cerro La Hormiga, desobedeciendo lo dicho por Salud y Medioambiente.

FALLAS GRAVES

Entre las anomalías reportadas tras la fiscalización hecha en febrero de 2016 a este vertedero, indican que este complejo presenta las siguientes anomalías entre otras:

Quebradas sin desarrollo, sin profundidad, ni perfilamiento, ni canalización; residuos sólidos en quebradas cercanas y en alrededores; basurales a la entrada del vertedero a causa de las lluvias; camino sin mejoras después de las lluvias de 2015; Quebrada El Muerto intervenida sin autorización adecuada; falta de tubería para el control de aguas residuales; no se realiza cobertura diaria de la basura recibida; piedras y sedimentos en canales de desagüe en el cerro; no tomaron muestras de agua debidamente ni diariamente; cambio de pozos para muestreo solicitado; el titular de La Hormiga no ha presentado sus informes como les fueron solicitados por la Superintendencia del Medioambiente, órgano que detectó éstas y decenas de anomalías más en ese lugar.

SIEMPRE FRONTAL

Haciendo aquí un Alto en esta amplia cantidad de problemas operativos en La Hormiga, Diario El Trabajo habló con Roberto Mercado Aced, reportero que desde hace varios meses viene sosteniendo sus denuncias contra vertedero La Hormiga, así como emitiendo cuestionamientos directos contra el Seremi de Salud Aconcagua, Dr. Mario Méndez, a quién Mercado señala como alguien que ‘no hace bien su pega’.

«Aunque no soy demandante, sino sólo el que presenté este caso ante la prensa, sí estoy satisfecho con los resultados de estas investigaciones, ya que al principio algunos periodistas y autoridades me cuestionaron. La denuncia la interpuso la familia Olmedo, debo reafirmar que esta gente de La Hormiga no está haciendo bien su pega, sacaron muestras cerro arriba, para que las aguas salieran limpias y así pretender engañar al sistema, yo pido también al Dr. Mario Méndez de la Seremi de Salud que renuncie, esto no es negligencia de su parte, esto es un mal trabajo, él ha negado en medios que ‘algo’ anormal estuviera pasando en La Hormiga, debe renunciar», dijo Mercado.

Según este reportero, se corre un grave peligro para todo el Valle Aconcagua y en un caso más grave, para todo el país: «Hace algunos años Chile, como país, fue sancionado por los Gringos cuando apareció cianuro en la uva nuestra, se nos cayeron las exportaciones a nivel país, si los clientes importantes de nuestra agricultura detectaran metales pesados o fecales en nuestros productos del valle contaminados, estos gigantes no se andan por las ramas, simplemente no compran más y punto, en eso debe pensar don Mario y las demás autoridades», indicó finalmente Mercado Aced.

RESPUESTA DE MARIO MÉNDEZ

Nuestro medio pidió respuestas a Mario Méndez, jefe de la Oficina Provincial de la Seremi de Salud Aconcagua, sobre este repunte mediático y sobre los resultados de esta inspección tan desfavorable al vertedero, del cual él aseguró no estar enfrentando un riesgo grave para la población con su manera de operar.

«En relación a las denuncias hechas por el señor Mercado en relación a la supuesta negligencia e incompetencia de mi persona y la Seremía de Salud en torno al caso de la fiscalización al relleno sanitario La Hormiga, respecto a eso debo informar que él (Roberto Mercado) está muy equivocado, don Roberto hace una errada interpretación de un documento de la Superintendencia del Medioambiente, en el cual la propia Seremi de Salud y nuestros fiscalizadores fueron activos participantes a través de la entrega de todos los antecedentes de fiscalización, muestras y actas correspondientes», dijo Méndez a Diario El Trabajo.

Según la autoridad de Salud, él ha dirigido varios sumarios contra La Hormiga, «hemos realizado sendas fiscalizaciones, nueve sumarios, de ellos varios aún en proceso, en definitiva tienen que ver con fallas y faltas que ha cometido esa empresa, las cuales ya han sido sancionadas, lo importante en este caso es que la opinión pública tenga confianza en la institucionalidad ambiental y sanitaria, las que están realizando una labor permanente de fiscalización, y que no se deje llevar por personas que quizá no se sepa qué intereses tienen», declaró finalmente Mario Méndez.

Según el informe realizado, a partir de la publicación del mismo, La Hormiga deberá acatar todas las pautas a seguir que la Superintendencia de Medioambiente ponen al vertedero y así mismo, lo sitúan en la ‘cuerda floja’, pues las faltas son gravísimas, según el mismo documento, lo que pone a esta empresa contra la espada y la pared. Próximamente en Diario El Trabajo estaremos ampliando sobre las medidas que La Hormiga deberá acatar, si no quiere enfrentar un cierre inminente.

Roberto González Short

Comments are closed.