Venta de SQM se concretaría en noviembre a fabricante de baterías chino

La irrupción de Ningbo Shanshan, fabricante chino de baterías, en la carrera por SQM remeció al mercado. Fuente: Df.cl, 26 de agosto de 2016.


La irrupción de Ningbo Shanshan, fabricante chino de baterías, en la carrera por SQM remeció ayer (jueves) al mercado e impulsó la acción de la compañía controlada indirectamente por el empresario Julio Ponce Lerou.

Sin embargo, según comentan algunas fuentes, el gigante asiático deberá ingresar al proceso liderado por Itaú Argentina, que el próximo jueves 1 de septiembre comienza su última etapa, con la recepción de ofertas vinculantes, lo que cual se debiera extender por 15 días.

Por ello es que hasta el momento ninguno de los potenciales interesados, entre los que suenan Israel Chemicals y otra china, Tianqui Group, corre con ventaja, aunque hay un factor que podría augurar el posible triunfo de Ningbo Shanshan: al ser el único fabricante de baterías en carrera, podría presentar la mejor oferta.

La razón se encuentra, justamente, en el repunte que ha tenido el precio internacional del litio, el que habría afectado los resultados de la compañía. De hecho, en sus resultados al primer semestre informó una caída de casi 66% en su beneficio neto.

Entonces, al tener participación en SQM, además de tener acceso directo al llamado “oro blanco”, lograrían ahorrar los costos que implican los intermediarios, que permiten el paso desde el sulfato de litio recién extraído, a los cátodos, que son los que se usan en las baterías.

Otro de los factores que Shanshan podría incluir en una eventual oferta, según trascendió, sería realizar parte de su proceso productivo en el país, lo cual sería una buena noticia para el gobierno, por la creación de empleo e inversión.

Y una de las posibilidades es que ello finalmente destrabe el incremento en la cuota de extracción de litio que pide SQM, la cual es fijada por Corfo y que no ha sido aumentada pese a varias solicitudes. Esto, dicho sea de paso, implica que cada año deban ser reinyectados al Salar de Atacama el equivalente a US$ 1.000 millones de la materia prima.

El interés de la China, junto a los resultados de SQM, hizo subir las acciones de la minera y las sociedades cascadas. SQM-B subió 3,97% tras cerrar en $ 17.420; Oro Blanco anotó un alza de 7,69% tras cerrar en $ 5,548, y Nitratos se disparó un 25,5% hasta los $ 1.191 por papel.

Se acotan los plazos

Si hay algo que podría estar medianamente claro es que el deal no se realizará en los próximos días, aunque tampoco debiera pasar de diciembre. Esto porque una vez que el directorio de Oro Blanco defina la oferta ganadora, son varias las juntas de accionistas que deben ser convocadas: Norte Grande, Nitratos, Potasios y la misma Oro, ya que todas estarían vendiendo su principal activo. Luego, el comprador deberá lanzar una OPA sobre Pampa Calichera, lo cual demorará un mes.

Por otro lado, el proceso tampoco puede retrasarse mucho más, ya que está considerado que la operación se defina con la base de los resultados a septiembre de este año, y no los de diciembre.

PROYECTO EN ARGENTINA PRODUCIRÁ 25% MÁS Y COSTARÁ US$ 685 MILLONES

En lo productivo, la compañía aumentó su apuesta por Argentina. A fines de marzo SQM concretó su ingreso al negocio del litio en el país vecino, al comprar el 50% de Minera Exar, filial de Lithium Americas Corp (LAC). La idea era producir hasta 40.000 toneladas anuales, no obstante, nuevos estudios dicen que puede ser todavía más.

Según lo comentado por el CEO de la minera, Patricio de Solminihac, en conferencia telefónica, sostuvo que la producción esperada para la iniciativa aumentó 25%. “Hemos tenido un trabajo muy duro, actualizando el estudio de factibilidad, y ahora esperamos que la capacidad de producción de este proyecto podría alcanzar 50.000 toneladas métricas por año”, sostuvo.

Eso sí, recordó que esta etapa se alcanzaría en dos etapas. La primera para poner en marcha y producir 25.000 toneladas de litio, lo que requeriría una inversión de US$ 435 millones. Luego, a través de una expansión, se alcanzaría la capacidad máxima, gracias a un capex adicional de US$ 250 millones.

El litio ha ganado relevancia dentro de la compañía y así quedó demostrado en los resultados. Esta línea registró ventas por US$ 192,8 millones, equivalente a un aumento de 92,1% en doce meses. En general, los ingresos de SQM totalizaron US$ 881,5 millones, mostrando una mejora del 1,1%, mientras que las utilidades llegaron a US$ 141,6 millones, cayendo 8,5% respecto igual periodo del año anterior.

Consultado sobre las perspectivas de los precios del litio -que han aumentado alrededor de 30% en un año- De Solminihac comentó que “en términos generales, seguimos observando una fuerte demanda y, por supuesto, un gran interés por nuevos proyectos, pero también sabemos que los nuevos proyectos no son tan fáciles de entrar en producción. Así que seguimos siendo optimistas sobre el mercado, los volúmenes, pero probablemente no continuará la fuerte presión de precios más altos”.

Jimena Catrón S.

Comments are closed.