Vertido de lodos de salmonera a 15 km del Parque Torres del Paine desata preocupación en la zona

El plan ya fue aprobado, y es de la firma Acuimag. Mientras en la empresa defienden la iniciativa y dicen que es abono orgánico, y no basura, la comunidad está alerta por el impacto que pueda tener. Fuente: El Mercurio, 31 de julio de 2016.


Basura o nutrientes orgánicos. Ese es el dilema que en la actualidad inquieta a la alcaldesa de la comuna Torres del Payne, Anahí Cárdenas, y a ganaderos y empresarios turísticos de Magallanes.

Es que a 15 kilómetros de uno de los bordes del afamado Parque Nacional Torres del Paine se ubica el Rancho Lourdes, donde la empresa salmonera Acuimag -ligada a la familia Gálmez- prevé desarrollar un proyecto de reutilización de lodos que provendrán de su piscicultura ubicada en el río Hollemberg, distante a 120 kilómetros del rancho.

El proyecto ya fue aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental de la XII Región de Magallanes y la Antártica, y en la práctica consiste en trasladar y depositar en el Rancho Lourdes los desechos que provengan de la piscicultura.

Reuniones de la alcaldesa con ganaderos y algunos empresarios turísticos, además de conversaciones de la misma compañía con habitantes de la zona, han marcado la pauta de este proyecto. Si bien aún no comienza a ejecutarse, estará operativo dentro del año una vez que Acuimag licite la compañía que hará el traslado del lodo.

“Soy muy respetuosa de las recomendaciones técnicas que se han dado en este caso, pero obviamente este es un tema preocupante, porque habrá un traslado de estos lodos por una ruta donde en época alta circulan muchísimos turistas. Parte de los ganaderos de la comuna también están preocupados al no saber qué consecuencias puede traer, y además está cerca de los límites del Parque Nacional”, explica la alcaldesa Anahí Cárdenas.

En concreto, la iniciativa fue ingresada al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental por la salmonera como un proyecto que busca “el mejoramiento de suelos en base a la aplicación de abono orgánico correspondiente a la piscicultura del río Hollemberg”. Acuimag informó que el lodo está compuesto por agua, fecas y alimentos no consumidos provenientes de la instalación y que se utilizarán 216 hectáreas del predio Rancho Lourdes para disponer los lodos. Dice, además, que se excluyeron como zonas de depósito las zonas de vegas, con madrigueras y hallazgos arqueológicos.

Empresa dice que los lodos no son basura, sino abono

Frente a las críticas, Óscar Garay, gerente de farming de Acuimag -una de las cuatro empresas salmoneras que operan en Magallanes -, señala que el proyecto está lejos de ser contaminante y que, por el contrario, busca generar un efecto positivo.

“Tenemos una piscina de recirculación, y en vez de botarlo en un vertedero autorizado en Punta Arenas, decidimos reutilizarlo como abono. Nosotros consideramos que esto no es basura, es un insumo”. La idea surgió porque el empresario agrícola de la zona José Kusanovic -quien gestiona el rancho y busca mejorar la calidad de su suelo con los lodos de la salmonera- está “desarrollando agricultura orgánica y holística en la zona, y se mostró interesado en probar con esto”, sostiene.

Agrega que en países como Dinamarca, es una práctica habitual desde hace más de 30 años, “utilizan los lodos provenientes de las pisciculturas de truchas y anguilas como abono orgánico, y ya es un negocio secundario”.

Agrega que hay que poner la situación en contexto, ya que “este predio está cerca de un borde externo del parque nacional, que tiene 227 mil hectáreas. Creo que a veces se pierde la dimensión de las cosas, y en realidad consideramos que es algo súper positivo. Los suelos de acá son bastante malos, la capa vegetal es muy pequeña, y después hay arena, arcilla y roca. Estamos haciendo algo que va a mejorar su calidad”.

Por lo demás, explica que el proyecto es posible hacerlo porque la piscicultura de Acuimag es de recirculación; es decir, ocupa una mínima cantidad de agua en comparación con las pisciculturas de flujo abierto. “Como utilizamos bacterias para purificar el agua, no se puede usar ningún tipo de químico en nuestra piscicultura, y por eso los lodos son totalmente orgánicos”, comenta Garay.

Comunidad, inquieta por riesgos del traslado

Pero en la comunidad hay preocupación no solo por el depósito de los lodos, sino también por los riesgos durante el traslado del material desde la piscicultura al rancho.

Esto, porque dicho traslado se hará a través de camiones por el camino donde circulan los turistas que van hacia el Parque Nacional Torres del Paine. Ante un eventual accidente, temen un volcamiento de lodo en plena ruta.

Pero Garay sostiene que esta posibilidad es prácticamente inexistente, dado que se hará en camiones sellados. “Además, durante el verano utilizaremos caminos paralelos”, plantea.

El depósito de los lodos se hará directamente desde el camión con el método de aspersión, operación que, según la Comisión de Evaluación Ambiental, no reviste problemas.

Tania González, directora regional de la Dirección General de Aguas (DGA), señala que durante el proceso de evaluación de impacto ambiental al que estuvo sometido el proyecto “nos fijamos si en el sector donde se iban a realizar los depósitos se afectaba o no a los cuerpos de agua superficiales y subterráneos, y de acuerdo a la información entregada por los titulares, sumada a la que tenemos de estas zonas, vimos que no hay afectación, y por eso no hubo problema en aprobarlo desde el área que a nosotros nos compete”.

Por otro lado, José Luis Riffo, director regional subrogante del Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes, dice que “hay condiciones de seguimiento y de monitoreo que quedaron establecidas para medir el lodo, previa disposición y monitoreos del suelo para ver qué efectos va teniendo este vertido”.

La alcaldesa, en tanto, señala que continuarán con las reuniones con la comunidad. “Si este proyecto es recomendado técnicamente, nosotros no tenemos ninguna injerencia, no podemos hacer nada, pero como ciudadanos, teniendo en cuenta la importancia de la zona a nivel turístico y también ganadero, nos transformaremos en los principales fiscalizadores y daremos la voz de alerta cuando veamos que algo no está bien”. Con todo -explica-, serán las próximas reuniones con empresarios agrícolas locales las que finalmente darán la pauta para ver qué acciones tomar.

– 120 KILÓMETROS de distancia hay entre la piscicultura y el Rancho Lourdes.

– Cuatro empresas ya operan en Magallanes

Magallanes se ha ido transformando en una nueva o incipiente área de operación para la industria salmonera. Existen 32 centros de cultivos activos en la Región de Magallanes, los que suman 26,9 millones de peces, de los cuales el 36,9% están en Puerto Natales, otro 36% en Río Verde y el 28% restante en Punta Arenas, según cifras de Sernapesca. A la fecha, son cuatro empresas las que operan en la zona: Acuimag, Cermaq de Mitsubishi Group, Nova Austral, ligada a los fondos Bain Capital y Altor Fund III, y Australis, ligada a Isidoro Quiroga.

Recientemente, Sernapesca instruyó una investigación debido al escape de salmones en Magallanes, donde se vieron afectadas cinco de las 20 jaulas del centro de cultivo Aracena 3, ubicado en el sector de Isla Capitán Aracena, al sur del Estrecho de Magallanes, propiedad de NovaAustral. Según el reporte inicial de la empresa, cerca de 100 mil peces podrían haber escapado por el mal tiempo.

Verónica Moreno

Comments are closed.