Francesa EDF concretará su ingreso al sector eléctrico local con inversiones por US$ 1.500 millones

El grupo estatal francés se declara como el primer actor a nivel mundial en generación y distribución de electricidad. Fuente: Df.cl, 5 de septiembre de 2016.


Una reunión sostenida el jueves con el ministro de Energía, Máximo Pacheco, fue una de las actividades que la semana pasada tuvo en el país el vicepresidente de la División Internacional de Electricité de France (EDF), Simone Rossi.

Con un volumen anual de negocios que supera los 75 mil millones de euros para abastecer a más de 37 millones de clientes, el grupo estatal francés se declara como el primer actor a nivel mundial en generación y distribución de electricidad.

Con una presencia sólida en Europa, el plan de la compañía es aumentar de manera significativa sus negocios en el resto del mundo, proceso que lidera Rossi que es parte de la primera línea ejecutiva de la compañía.

En el caso de Latinoamérica este proceso comenzó en Brasil y Chile será el segundo mercado al que ingresarán y para ello, dice el ejecutivo, tienen inversiones comprometidas por US$ 1.500 millones, las que además de la central El Campesino y el terminal de regasificación de GNL Penco-Lirquén, donde también participa Cheniere, incluyen proyectos de Energías Renovables No Convencionales, uno de ellos se adjudicó un contrato en la reciente licitación de suministro, algo que no lograron con su apuesta en base a gas natural.

‘La meta de EDF consiste en duplicar la potencia instalada del parque renovable al año 2030. En 2015, invirtió 1.800 millones de euros. La experiencia industrial del grupo le ha permitido desarrollar un enfoque respetuoso de las comunidades con atención particular en la inserción social de sus proyectos industriales. El alto nivel de exigencia de Chile con relación al medio ambiente coincide perfectamente con la voluntad de EDF de alcanzar y superar los mejores estándares’, comenta Rossi.

-¿Hablaron con el ministro Pacheco respecto del revés que tuvo el gas natural en la licitación?

-No es primera vez que nos reunimos con el ministro. La del jueves fue una muy buena conversación, hablamos sobre los proyectos en el país en los que EDF está involucrada y le dimos seguridad respecto de nuestras intenciones en el país. También comentamos sobre los buenos resultados de la reciente licitación de suministro, que mostró una alta competencia en el mercado. Es importante tener un diálogo de alta calidad con las instituciones porque permite que haya mayor confianza en el país.

Discutimos el hecho de que en ese proceso el gas natural no logró adjudicarse contratos. Como EDF sí ganamos un pequeño contrato en base a renovables, lo que es algo.

-Pero, ¿es necesario que haya más gas en la matriz?

-Creo que hay una señal en el mercado y simplemente hay otros participantes que fueron más agresivos y necesitamos aceptarlo para las licitaciones que vengan en el futuro. Lo que está claro es que en Chile el gas natural tendrá un rol importante, junto con las renovables para asegurar la operación del sistema.

Este es un país largo con una espina dorsal que necesita permanecer balanceada con una alternativa de bajo impacto en el ambiente y el gas natural es la mejor opción.

Estamos confiados en que llegará el tiempo y estamos muy orgullosos también de nuestra inversión en Concepción que abrirá una nueva puerta para el gas natural que entra al país y para reemplazar los combustibles alternativos, no sólo para la generación de energía, sino que también calefacción y uso doméstico.

-¿Debería cambiar el mecanismo de licitaciones para viabilizar la presencia de este hidrocarburo?

-La autoridad es quien decidirá cómo organizar estas opciones en el futuro. Por ejemplo, esta vez hicieron un supuesto de que los precios iban a subir, lo que se tradujo en que la licitación fuera adjudicada a partir del menor precio nivelado ofrecido, lo que dificultó mucho que los proyectos de gas fueran competitivos.

Quizás en el futuro, si el regulador cree que es importante facilitar la introducción de gas, habrá otros parámetros o supuestos. Creemos que el regulador y las autoridades son muy competentes y considerados.

La confianza está puesta en este país que tiene un gran potencial de crecimiento y tiene muchas necesidades incluyendo el gas y las renovables.

El imán de Chile

-¿Qué factores les atrajeron de Chile para que fuera el segundo país de la región en el que invierten después de Brasil?

-Chile es uno de los países más estables de América Latina, miembro de la OCDE, con economía sana y fundamentos sólidos. Los actores industriales disponen de garantías importantes y cuentan con el respeto de los compromisos y contratos, elementos esenciales para un inversionista a largo plazo como EDF.

La instalación de EDF en Chile también responde a una necesidad y es perfectamente coherente con la agenda energética del gobierno, impulsada por el ministro Pacheco.

Nuestra estrategia de desarrollo internacional consiste en seleccionar zonas geográficas que permitan al grupo desplegar soluciones innovadoras de producción de bajo carbono, sea para energía térmica con el sistema ‘gas-to-power’ o proyectos ambiciosos en energías renovables.

Chile tiene vocación para transformarse en un centro de excelencia para EDF al desarrollar su primer terminal GNL de tipo FSRU y su parque solar fotovoltaico más grande.

-¿Cuáles son las perspectivas que manejan para la evolución de la demanda y los precios de la energía en Chile?

-Confiamos en los fundamentos de un país que experimenta una disminución económica después de años de crecimiento fuerte. Estamos convencidos que la demanda va a crecer, sostenida por el desarrollo de los usos para el sector residencial y el crecimiento de la economía, para los sectores industriales y de servicios.

Confiamos también que un sistema eléctrico óptimo en términos de seguridad de suministro y de su costo, debe incluir un mix de generación hidroeléctrica, renovable y térmica. Es sin duda ese tipo de desarrollo equilibrado el que deberíamos ver en los países de la zona, probablemente en Brasil, Argentina y Perú.

-¿Cuánto tienen previsto invertir?

-Los proyectos en los que estamos involucrados ya representan un nivel de inversión significativo.

Con sus socios, el grupo está comprometido con más de US$ 1.500 millones y si otros proyectos son interesantes y atractivos, el grupo dispone de los medios para realizarlos.

-¿Están interesados en adquirir activos de generación en el país y en la región?

-El grupo EDF privilegia un desarrollo orgánico para promover sus actividades como desarrollador, constructor y operador. Es la oportunidad de dar valor a nuestro ‘know-how’ como grupo industrial capaz de construir herramientas de producción más que la de posicionarse en una lógica estrictamente financiera.

-¿Cómo ven a la región como destino para las inversiones de EDF?

-El grupo quiere permanecer fiel a una estrategia selectiva enfocándose en dos países: Brasil y Chile. Sin embargo, estamos abiertos a otros países de la zona a partir de nuestras dos plataformas regionales.

Comments are closed.