Ganadora de última subasta eléctrica mantiene juicios con el Estado por uso de terrenos

Mayoría de los procesos corresponde a discrepancias por los tiempos de tramitación de las solicitudes de terreno. Fuente: Pulso.cl, 6 de septiembre de 2016.


Varios procesos judiciales abiertos con el Ministerio de Bienes Nacionales -cinco en total- mantiene la empresa Andes Mainstream, una de las principales ganadoras de la última licitación de suministro eléctrico para clientes regulados.

La compañía, que es además la que ofreció el precio más bajo -con US$29 por MWh- ha cuestionado a la autoridad por la demora en la entrega de terrenos fiscales para el desarrollo de sus proyectos, aspectos clave para la materialización de las inversiones y para llegar a tiempo a la fecha de inicio de suministro acordada, lo que se espera para inicios de 2021.

En esos procesos la contraparte es el Ministerio de Bienes Nacionales, organismo que con relativa frecuencia abre licitaciones de terreno para empresas dedicadas al desarrollo de proyectos de energías renovables no convencionales (ERNC). El mecanismo considera la entrega de boletas de garantía a modo de cautelar la seriedad de las propuestas de las empresas privadas. Esto, en su minuto, fue cuestionado por las propias empresas, pues el cobro de las boletas de garantía está sujeto a los plazos en que se materialicen los proyectos, lo que en gran medida depende, precisamente, de la celeridad con que Bienes Nacionales otorgue los permisos.

Justamente, uno de esos procesos refiere al proyecto Tchamma, con el que la firma se presentó a la licitación eléctrica. La compañía solicitó la constitución de un panel arbitral, ante la aparición de serias diferencias entre la compañía y Bienes Nacionales respecto al cobro de la boleta de garantía.

En el caso de este proyecto, que tiene un costo de unos US$300 millones y que inyectará 150 MW al SING, la compañía solicitó una prórroga de 12 meses en la entrega del proyecto, pasando de 30 a 42 meses en septiembre de 2014. Las garantías eran dos: una por 15.000 UF y otra por 52.500 UF, lo que en total suma unos US$2,6 millones al cambio actual.

Esto, sin considerar los demás procesos, que se refieren a temas similares.

Negociaciones abiertas

‘Efectivamente, Mainstream está en negociaciones con Bienes Nacionales para aclarar diferencias puntuales con respecto a obligaciones que derivan de la concesión de uso oneroso de ciertos terrenos, que corresponden a casos aislados. El proceso se ha llevado adelante con plena colaboración de las partes, hemos avanzado en conjunto y esperamos llegar a acuerdo en el corto plazo’, señaló de manera oficial la compañía eléctrica.

‘Es importante destacar que este proceso no pone de ninguna manera en juego la viabilidad de los proyectos adjudicados en la reciente licitación eléctrica -que en su mayoría se encuentran en terrenos de privados- y que responde a una realidad común a las ERNC a nivel nacional’, agregó Andes Manistream.

La empresa añadió que como gremio, Acera (Asociación Chilena de Energías Renovables) ha venido recalcando hace años que es necesario avanzar para que los plazos establecidos en los contratos de Bienes Nacionales para proyectos de ERNC se ajusten a los plazos actuales de los estudios y autorizaciones por los que deben pasar los proyectos de energías renovables. ‘Se trata de un tema que ha debido enfrentar toda la industria de ERNC’, complementó la eléctrica.

Desde la organización de la subasta eléctrica plantean que la existencia de estos procesos no debiera tener efectos en la firma de los contratos, pues la contraparte no es el Estado de Chile sino las empresas distribuidoras. Ello, a pesar de que quien organiza la licitación, de acuerdo con la legislación vigente, es la Comisión Nacional de Energía (CNE) y no las compañías, como era antes.

Además, explican que los litigios entre las empresas de ERNC y el Ministerio de Bienes Nacionales son frecuentes, y tienen que ver con una solicitud de que se cumpla la ley. Esto, pues el referido ministerio

‘No hay una infracción de parte del privado sino eventualmente al revés’, asegura una fuente relacionada con la organización de la licitación.

Comments are closed.