Marea roja: Gobierno mantendrá pago de bonos a 5.900 familias

Por tres meses. Otras 850 dejaron de percibirlo, porque ya no tienen la toxina. Fuente: Pulso, 24 de septiembre de 2016.


El Gobierno confirmó que mantendrá el pago de bonos de mantención de $150 mil mensuales, por los próximos tres meses, para unas 6 mil familias afectadas por la crisis de la marea roja, que mantiene desde abril cierres preventivos que impiden extraer, comercializar y consumir mariscos bivalvos, en una extensa zona de la Región de Los Lagos.

Una situación que nunca se había dado por la extensión -entre la costa de Osorno, por el norte, y hasta Inío, al sur de Quellón, pero además en el mar interior de Chiloé- y por su intensidad.

Ello, porque los niveles del Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM) llegaron hasta 10.200 µg por 100 gr de carne, en el mar interior de Chiloé, frente a los 80 µg por 100 gr de carne que marcan el límite tolerable para consumo.

Pese a que la toxina es mortal para el consumo, no lo es para los mariscos, por lo que las masivas varazones de especies que coincidieron con los elevados niveles de toxina generaron sospechas respecto del origen del contagio.

Y aunque el Gobierno contrató el estudio de un comité científico independiente para analizar el problema, ya se ha descartado la posibilidad de llegar a establecer una relación directa entre la marea roja y el vertido de más de cuatro toneladas de salmón de cultivo en descomposición frente a la costa Pacífica de Ancud.

Para el intendente de Los Lagos, Leonardo de la Prida, esa investigación no buscaba solo ese objetivo, sino que, “y lo más importante”, recalca, es ver cómo manejar el tema de la marea roja, con la que tendremos que convivir por mucho tiempo”.

Afirma que esperan propuestas del comité de expertos que ayuden “a un mejor manejo, ver cómo anticiparse, desde el monitoreo preventivo, detección o los tiempos de desintoxicación”.

Ello evitaría situaciones como los cierres extendidos, que perjudicaron a zonas que no estaban afectadas por la toxina.

Por ahora y hasta diciembre, el Gobierno seguirá pagando los bonos a unas 5.900 familias -de las 6.753 que llegaron a recibir el beneficio- y que viven en comunas que siguen afectadas por el alto nivel de toxina en uno o más de sus productos.

“Porque hay productos que se limpian antes”, explica el intendente, y ya se pueden consumir.

DIFERENCIAS

Se mantendrán bonos en zonas con productos que demoran en desintoxicarse.

Soledad Neira Farías

Comments are closed.