Regiones del sur entran en etapa crítica por escasez de agua acumulada

Cifras corresponden al recurso contenido en embalses hasta el mes de agosto y la variación que hubo respecto del promedio histórico acumulado. Fuente: Codexverde.cl, La Tercera, 30 de septiembre de 2016.


Como una “situación deficitaria” calificó el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, el escenario de agua acumulada en embalses y de nieve caída en la zona sur, específicamente en las regiones de El Maule y Biobío. Esto fue revelado en el último informe sobre el escenario hídrico del país, que elabora la Dirección General de Aguas del MOP, y que fue informado ayer por el titular de esta cartera y su par de Agricultura, Carlos Furche.

Las cifras corresponden al recurso contenido en embalses hasta el mes de agosto y la variación que hubo respecto del promedio histórico acumulado hasta ese mes. Sumando todos los promedios registrados en la zona sur, y comparado con los millones de metros cúbicos estancados en los ocho meses de 2016, se evidencia un déficit de un 51%. El más afectado fue Laja, que pasó de tener un promedio de 3.202 millones de metros cúbicos (m3) como registro histórico, a 878 millones de m3 este año. La zona norte, que corresponde a la infraestructura de acopio entre Atacama y Coquimbo, tuvo un 12% menos, mientras que en el centro del país -que contempla la RM, Valparaíso y O’Higgins, la acumulación de agua en 2016 subió un 3,1%.

Este escenario complejo se repite con la acumulación de nieve, como evidencia Alto Mallines, en el Biobío, que tiene un déficit de un 80%.

Pese a esto, el ministro Furche dijo que debido a mecanismos más eficientes de riego que se han implementado en los últimos años, “tenemos una situación asegurada, incluyendo a las regiones que tienen menos disponibilidad de agua (…). A pesar de estas dificultades podemos prever una temporada agrícola normal, probablemente con duración, de no mediar efectos climáticos en contra”.

Juicio que no comparte el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, Carlos Diez, quien aseguró que “es muy complicado el caudal que tendremos desde enero en adelante. Nosotros en julio lo advertimos, hicimos tres asambleas con los regantes e informamos que desde el mes de diciembre se inician las restricciones, trabajando con un 70% de agua y, desde enero, en un 50% a 40%, es decir, hay que reducir la cantidad de hectárea sembrada”. Añadió que entre los productos que se podrían ver afectados están la “remolacha, tomates, maíz y frutales”.

La presidenta de la Junta de Vigilancia de Río Ñuble, Margarita Letelier, señaló que en esta zona se disminuyó un 50% la producción de arroz y llamó a las autoridades “a acelerar los procesos de embalses en estudio y en lo inmediato analizar la posibilidad de bombardear nubes”.

El titular del MOP aseguró que “en las regiones de Atacama y Coquimbo hay dos condiciones positivas, una mayor cantidad de agua en los embalses que se cuadruplican lo que fue el año pasado, pero además hay superávit de nieve, que podría servir hasta para cuatro temporadas de riego si se usa adecuadamente”. Añadió que el consumo de agua potable en verano está asegurado para todo el país.

Comments are closed.