Senado solicita medidas para evitar patentamiento de recursos naturales endémicos y de uso ancestral

En Estados Unidos existen al menos cuatro solicitudes de patentes pendientes sobre el Maqui. Fuente: Codexverde.cl, 27 de septiembre de 2016.


El Senado acordó solicitar a los Ministros de Agricultura, de Economía, de Relaciones Exteriores y de la Secretaría General de la Presidencia, adoptar las medidas administrativas y legislativas para evitar que los recursos naturales endémicos en general, y los recursos naturales de uso ancestral en particular, puedan seguir siendo utilizados, patentados y comercializados sin ninguna restricción por particulares, empresas o laboratorios que, solo por manifestar un interés, y sin acreditar ningún derecho asociado, los exploten, sin que además, como lo establece la Convención de la Biodiversidad suscrita por Chile exista participación en los beneficios con el país o los pueblos originarios involucrados.

 Esto, a través de un proyecto de acuerdo respaldado por unanimidad y que expresa, “que el maqui es una especie de berry que crece silvestre en zonas del sur de Chile y ha sido utilizado ancestralmente por el pueblo mapuche. Es una planta sagrada que representa la buena y pacífica intención, que decora los rewes ceremoniales al considerarse una ofrenda o don de la naturaleza, y al cual este pueblo le ha dado múltiples usos tradicionales, medicinales y alimenticios, tanto en lo que se refiere a las bayas como a las hojas”

“Pese a eso -se extrae del proyecto de acuerdo- y ante la ausencia de una legislación específica que proteja los recursos endémicos o de uso ancestral, actualmente la Universidad de Santiago (USACH) tramita una solicitud de patente, la que se refiere a la composición natural, antioxidante, antibacteriana, elaborada a partir de extractos fenolícos de Aristotelia Chilensis y proceso de obtención”.

Asimismo, la Universidad de Talca ha ingresado al SAG las solicitudes de tres variedades vegetales. Y en Estados Unidos existen al menos cuatro solicitudes de patentes pendientes sobre el Maqui.

Ante este escenario, se hace presente que “la bióloga María Isabel Manzur y el académico y abogado Salvador Millaleo han denunciado, junto a parlamentarios, esta situación de indefensión. Entre sus argumentos se encuentra que tanto la Ley de Propiedad Industrial, como otras normas permiten entender por “interesado” a cualquiera que tenga un interés y no necesariamente que alegue un derecho de similar naturaleza, pudiendo alegarse incluso intereses científicos o públicos. Que asimismo se permite que cualquier persona con intereses al respecto, sin necesidad de probar ningún título previamente, podrá oponerse a la inscripción de las mismas, siempre y cuando sean manifestadas e interpuestas dentro de los plazos determinados por las leyes respectivas”.

“Lamentablemente -se prosigue en el texto- como ha sido largamente documentado por investigaciones, el caso del maqui, no es el primero ni el único. Otros ejemplos de plantas nativas amenazadas por biopiratería son el hongo Streptomyces hygroscopicus, originario de Rapa Nui, del cual se extrae el compuesto denominado rapamicina, que evita los rechazos en los pacientes trasplantados. La rapamicina fue patentada por un laboratorio canadiense, Ayerst, McKenna & Harrison, Ltd., sin mediar consentimiento previo ni reparto de beneficios con el pueblo Rapa Nui”.

“Otro caso emblemático es el de la murta o murtilla. Esta baya, tiene propiedades para usos cosméticos, que previenen el envejecimiento de la piel y que los mapuche utilizaban para la revitalización cerebral y la potencia sexual. En 1989, un chef australiano llamado Bernard Jenni, tras conocer el producto en la Región de los Lagos, logró sacar algunas plantas y produjo en su país un almácigo de 200 ejemplares el año 2002. Con sus frutos presentó en el mercado de Australia un fino helado de murta. Su restaurante de Tasmania ha alcanzado gran popularidad gracias al nuevo producto. Se presentó en Australia la solicitud de patentamiento para la denominación de “Tassie Berry” (“Baya de Tasmania”),  pretendiendo dotársele así de un origen australiano que no tiene”, se argumenta en la solicitud.

El documento fue presentado por los senadores Alfonso De Urresti, Isabel Allende, Adriana Muñoz y Lily Pérez San Martín, Pedro Araya, Carlos Bianchi, Guido Girardi, Alejandro Guillier, Antonio Horvath, Ricardo Lagos Weber, Juan Pablo Letelier, Manuel Antonio Matta, Carlos Montes, Iván Moreira, Alejandro Navarro, Manuel José Ossandón, Jaime Quintana, Rabindranath Quinteros, Fulvio Rossi y Eugenio Tuma.

 

Comments are closed.