Detienen Proyectos Inmobiliarios en la Precordillera

Precordillera en Santiago, Chile ® - ©

Paralización de tres proyectos de la empresa Inmobiliaria Macul en la precordillera de Peñalolén. Fuente: Revista Induambiente, 17 de octubre de 2016.


El Segundo Tribunal Ambiental de Santiago ordenó la paralización de tres proyectos de la empresa Inmobiliaria Macul en la precordillera de Peñalolén. El fallo acogió la denuncia interpuesta por la Comunidad Ecológica de dicha comuna, con el respaldo de otras organizaciones sociales, acreditando el fraccionamiento de proyectos realizado por la empresa para eludir el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

El Movimiento por la Precordillera Santiago Falla, la Comunidad Ecológica de Peñalolén, el Colectivo VientoSur y la Fundación Defendamos la Ciudad expresaron su satisfacción por la decisión del Tribunal, aunque lamentaron que ‘en dos de los tres proyectos denunciados (cada uno de 4,7 hectáreas), la paralización de obras se concreta después que los árboles, toda la vegetación presente y el suelo han sido totalmente extraidos, provocando o facilitando el grave daño ambiental que la denuncia buscaba precisamente evitar’. Agregaron que la denuncia fue presentada ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en diciembre de 2014, ‘tras lo cual transcurrieron alrededor de 16 meses hasta que comenzó la tala de árboles y extracción de masa vegetacional nativa, sin que se tomaran medidas provisorias y contando la SMA con todas las evidencias del fraccionamiento de los proyectos denunciados”.

Para enfrentar de manera integral la necesaria protección de la precordillera y evitar la judicialización de nuevos proyectos insustentables en esta zona, las organizaciones iniciaron un proceso de diálogo e incidencia con la Intendencia de Santiago, las Secretarias Regionales de los Ministerios de Vivienda y Urbanismo y Medio Ambiente, y las Direcciones Regionales de ONEMI y CONAF.

1 Comment

  1. Antonia Echenique dice:

    Felicito la iniciativa de la Comunidad Ecológica de Peñalolén. Hasta cuándo nuestras autoridades no entienden que no se puede seguir pavimentando y destruyendo los hábitat naturales de la precordillera. Este es un ejemplo típico, la paralización de obras llega después que se han destruido hectáreas de bosques esclerófilos que ayudan a evitar erosiones, mantienen la humedad ambiental y sobretodo la calidad del aire de una ciudad tan contaminada como Santiago.