Santiago se suma a campaña de la OMS para reducir la contaminación atmosférica

“Respira Vida: Aire Limpio” es la campaña que acaba de lanzar la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Coalición del Clima y Aire Limpio (CCAL) con un solo objetivo: reducir a la mitad las muertes causadas por la contaminación atmosférica antes de 2030. Fuente: plataformaurbana.cl, 25 de octubre, 2016.


“Respira Vida: Aire Limpio” es la campaña que acaba de lanzar la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Coalición del Clima y Aire Limpio (CCAL) con un solo objetivo: reducir a la mitad las muertes causadas por la contaminación atmosférica antes de 2030.

Esto significa bajar de los 7 millones de vidas que anualmente se pierden a 3,5 millones de personas, y evitar que 1 de cada 9 personas en el mundo muera cada año por enfermedades cardiovasculares (derrames cerebrales, problemas cardiacos y cáncer de pulmón).

La tarea no parece fácil sobre todo al ver los números que reflejan cómo la contaminación atmosférica está afectando a la población mundial. De hecho, un 92% de la población global -rural y urbana- vive expuesta a niveles que superan los recomendados por la OMS.

No obstante, por muy negativo que se ve el panorama, hay cifras que demuestran un cambio. Se trata de aquellas ciudades que han adoptado nuevos planes para enfrentar la contaminación que aunque no se mencionan están clasificadas según la renta del país clasificada en alta, media y baja.

Así se obtiene que en la mitad de las ciudades de países de renta alta bajó en un 5% la contaminación atmosférica entre 2008 y 2013, mientras que este mismo porcentaje se logró en un tercio de las ciudades de países de renta media y baja.

Los 4 primeros proyectos de la red

Durante la Conferencia Habitat III realizada la semana pasada en Quito, la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, participó en el lanzamiento de la campaña junto a representantes de Ecuador y Noruega.

Allí se presentaron las iniciativas de las dos ciudades y los dos países que se comprometieron con la campaña: Santiago, Oslo, Bangladés y Nepal.

El proyecto de Santiago corresponde al uso de biodigestores para captar las emisiones de metano durante el tratamiento de aguas residuales para generar gas natural o electricidad.

El de Oslo en aumentar el costo de los peajes de la autopista E18 los días con la peor calidad del aire para reducir las emisiones contaminantes y el tráfico en un 27%.

La iniciativa de Nepal está relacionada con el terremoto de abril de 2015 que destruyó 300 mil viviendas. Consiste en fabricar los ladrillos para la reconstrucción en hornos menos contaminantes que son capaces de usar hasta un 30% menos de carbón y reemplazarla por biomasa.

Por último, el proyecto que representa a Bangladés es muy cercano al de Nepal que consiste en fabricar los ladrillos en hornos más limpios y así reducir las emisiones equivales a 16 mil vehículos.

Para más información puedes entrar al sitio oficial de la campaña.

Comments are closed.